Es posible detectar la infección primaria por VIH en África sin realizar una prueba de carga viral

Derek Thaczuk

Investigadores de EE UU y África han desarrollado un algoritmo, basado en los resultados de una prueba rápida, síntomas y comportamientos de riesgo, que hace posible detectar de forma precisa la infección aguda por VIH sin el uso generalizado de ensayos de ARN del VIH. Identificar la infección aguda tiene implicaciones significativas para detener la propagación de la infección por VIH, especialmente en entornos pobres en recursos. Los hallazgos fueron publicados en la edición de octubre de AIDS.

La infección aguda o primaria por VIH es un periodo de tres a cuatro semanas posterior a la infección, pero anterior a la seroconversión. Las pruebas de anticuerpos del VIH arrojan resultados negativos durante este tiempo y sólo unas pruebas más caras y especializadas de ARN del VIH y de antígeno p24 pueden identificar las personas con infección primaria.

Dichas pruebas no se emplean de forma rutinaria ni siquiera en los países desarrollados y tienen un precio prohibitivo para los entornos pobres en recursos en el mundo en desarrollo. Sin embargo, las personas tienen una extrema capacidad de infección durante este periodo debido a las elevadas cargas virales del VIH y también son más propensas a transmitir la infección debido a la falta de conocimiento de su estado.

Por tanto, un equipo de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte (EE UU) y el Hospital Central Kamuzu (Malaui) decidió desarrollar un algoritmo que podría emplearse para examinar a las personas más propensas a presentar una infección primaria por VIH, para un examen de ARN del VIH dirigido específicamente a ellas. Se realizó un estudio transversal con 1.448 adultos que se presentaron en una clínica externa de ITS en el Hospital Central Kamazu, Lilongwe (Malaui), entre febrero de 2003 y octubre de 2004. Aparte de tener 18 años o más de edad, los únicos requisitos fueron el consentimiento informado, la voluntad de volver para realizar el seguimiento y no haber recibido antirretrovirales con anterioridad.

Los participantes fueron examinados empleando dos pruebas rápidas de anticuerpos del VIH  (Determine de Abbott y Unigold de Trinity Biotech); 588 (41%) fueron clasificados como con infección establecida (crónica) por VIH y se excluyeron del resto del estudio. Los ensayos de ARN del VIH se realizaron con muestras sanguíneas de los otros 860 pacientes. Para reducir el número total de pruebas necesarias, se agruparon las muestras al principio. Se realizaron más pruebas a las muestras individuales que formaran parte de cualquier grupo que diera positivo de ARN del VIH. Véase también este artículo anterior de aidsmap.com [en inglés] (http://www.aidsmap.com/en/news/5C1DBA68-9129-413C-A639-A7E45946DBE9.asp). Estos 860 pacientes tenían una mediana de edad de entre 24 y 25 años y el 69% eran hombres.

Los participantes fueron clasificados como sin VIH si las dos pruebas rápidas dieron resultados negativos o fueron discordantes (una positiva y otra negativa) sin presencia detectable de ARN del VIH (véase también ese artículo en aidsmap.com)

Las personas con resultados discordantes en las pruebas rápidas y niveles detectables de ARN del VIH fueron sometidas a una prueba Western blot (laboratorios Bio-Rad). Los participantes fueron clasificados como con infección aguda por VIH si presentaban niveles detectables de ARN del VIH y resultados negativos en ambas pruebas rápidas, o resultados discordantes en las pruebas rápidas y el resultado negativo, indeterminado o débilmente positivo en la prueba Western blot. La infección aguda fue confirmada mediante la repetición de las pruebas rápidas y Western blot a intervalos de hasta dieciséis semanas después del inicio.

De los 860 participantes sin infección establecida, 21 (2,4%) presentaron infección aguda y 839 (97,6%) no tuvieron VIH. Se trataron variables de los datos autodeclarados de los pacientes sobre aspectos demográficos, historial sexual y médico, síntomas y resultados de los exámenes físicos como potenciales factores de predicción de infección aguda. Los pacientes con los mayores cocientes de probabilidad sin ajustar fueron combinados en diversos potenciales modelos de regresión multivariable, que a continuación se compararon para encontrar el modelo predictivo más sólido en conjunto.

Resultados discordantes en las pruebas rápidas constituyeron factores de predicción extremadamente buenos de la infección aguda (cociente de probabilidades [CP]: 29,5; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 8,56 a 92,48), al igual que la enfermedad genital ulcerosa (CP: 7,03; IC 95%: 2,53 a 22,35) y diarrea persistente durante al menos un mes (CP: 5,57; IC 95%: 1,29 a 18,31). Tener más de una pareja sexual en los últimos dos meses, fiebre y dolores corporales (síntomas que se mantengan durante al menos un mes) fueron los siguientes factores de prevención más sólidos. El modelo resultante combinó estos seis factores en una única fórmula de predicción.

La fórmula emplea un sistema ponderado que asigna a cada persona una puntuación de 4 para los resultados discordantes en las pruebas rápidas, de 2 tanto para la presencia de enfermedad genital ulcerosa como para la diarrea persistente y de 1 para cada uno de los siguientes síntomas: fiebre, dolor corporal y más de una pareja sexual reciente. (Las puntuaciones asignadas a cada variable fueron los logaritmos de los cocientes de probabilidades ajustados en el modelo final combinado, redondeados a valores enteros.)

Se encontró que una puntuación de riesgo resultante de 2 o superior tiene una sensibilidad del 92,5% y una especificidad del 90,5% a la hora de predecir infección aguda por VIH. El resultado neto fue que esta fórmula, o algoritmo, de predicción podría emplearse para identificar el 95,2% de todos los casos reales de infección aguda por VIH, realizando las pruebas más costosas de ARN del VIH o antígeno p24 a sólo el 40,9% de las personas que se presenten. Los resultados de este algoritmo "se comparan favorablemente" con los de algoritmos similares desarrollados en otros entornos para propósitos similares.

El grupo de investigadores concluyó que "los algoritmos de puntuación de riesgo para identificar [la infección aguda por VIH] en entornos de alto riesgo y pobres en recursos podría constituir una poderosa herramienta en la prevención y control del VIH", haciendo más factible el examen de infección aguda al orientar el uso eficiente de las pruebas de ARN o p24.

Este particular análisis se basó en factores específicos tanto de la población como de los ensayos empleados. El informe advierte que este algoritmo específico "está orientado a su uso con pruebas similares en clínicas… del África subsahariana, donde es probable [que los factores clínicos] sean semejantes a los del entorno del estudio" y que "probablemente la generalización a entornos distintos sea limitada".

Referencia: Powers KA et al. Improved detection of acute HIV-1 infection in sub-Saharan Africa: development of a risk score algorithm.AIDS 21: 2237-2242, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD