Pioneros en la investigación del sida afirman que la estrategia de tratamiento como prevención merece ser considerada

Keith Alcorn

Uno de los científicos pioneros en la investigación sobre el sida, el profesor William Haseltine, que ocupó un cargo de retrovirólogo en la universidad de Harvard (EE UU), afirmó que, actualmente, la prueba y el tratamiento universales ofrecen la mayor esperanza para controlar la pandemia del VIH.

En un artículo en la revista informativa The Atlantic, Haseltine afirmó que otras tres autoridades implicadas en el descubrimiento del VIH (Robert Gallo, Max Essex y Robert Redfield) han llegado a la misma conclusión.

“La historia nos ha enseñado que las epidemias pueden controlarse incluso en ausencia de una vacuna”, declaró. “Tanto la sífilis como la tuberculosis eran pandemias a finales del siglo XIX y ambas fueron controladas mediante un diagnóstico y tratamiento eficaces”.

“Mi recomendación es que la OMS, el PEPFAR y el Fondo Mundial inicien estudios para valorar la eficacia de la prueba universal y el tratamiento temprano para prevenir la transmisión del VIH”, instó el investigador.

En un seminario reciente sobre retos mundiales de gobernación en James Martin 21st Century School, en la universidad de Oxford (Reino Unido), el profesor Jonathan Weber, del Imperial College de Londres, señaló que, tras 27 años en la investigación sobre el VIH, ya no cree que sea posible conseguir una vacuna. En su lugar, cree que la terapia antirretroviral basada en la población (TARVPob) constituye la única estrategia disponible hoy en día que ofrece la posibilidad de erradicar el VIH.

El tratamiento basado en la población (es decir, pruebas y terapia universales) es objeto de un creciente interés por parte de los investigadores. El pasado mes de noviembre, la OMS publicó detalles sobre un modelo matemático que sugería que si todas las personas en Sudáfrica pudieran ser diagnosticadas y comenzaran a tomar tratamiento antirretroviral en el primer año de infección, la incidencia de nuevos casos de VIH podría reducirse en un 95% en diez años, suponiendo que la terapia disminuya el riesgo de transmisión en un 99%.

En la XVI Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI) celebrada este mes de febrero en Montreal (Canadá), se presentaron dos estudios sobre riesgos de transmisión en parejas serodiscordantes. Uno de ellos mostró la ausencia de casos de transmisión en parejas en las que el miembro seropositivo tomaba antirretrovirales, mientras que el otro observó una reducción del riesgo de transmisión del 80%.

Christophe Fraser, un epidemiólogo del Imperial College de Londres, advirtió durante la conferencia que el sorprendente efecto del tratamiento universal observado en los modelos matemáticos podría no poder reproducirse exactamente en la vida real si resulta tener una eficacia inferior al 99%. Asimismo, hizo un llamamiento para revisar atentamente los supuestos incluidos en los modelos de la OMS por otros epidemiólogos antes de que se elaboren políticas al respecto.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD