V Conferencia de la Sociedad Internacional del Sida – Quinto boletín

Este boletín está dedicado a los estudios presentados en la conferencia de la IAS en los que se examinaron modos de prevenir la transmisión del VIH de madre a hijo. Varios estudios estuvieron dedicados a la extensión del tratamiento antirretroviral durante el embarazo y la lactancia y su efecto sobre el riesgo de transmisión del VIH. En cada resumen se pueden encontrar enlaces a los vídeos de las presentaciones.

Viernes, 24 de julio de 2009

Tasa de transmisión muy reducida cuando la madre toma tratamiento anti-VIH durante el embarazo y la lactancia

La terapia antirretroviral durante el embarazo y la fase de lactancia disminuyó la tasa de transmisión del VIH de madre a hijo por debajo del 1%, según evidencian los resultados de un estudio.

Todas las mujeres en el estudio de Mma Bana tenían un recuento de CD4 por encima de 200 células/mm3.

El ensayo comparó el grado de seguridad y eficacia de tres combinaciones de tratamiento y también examinó las tasas de transmisión de madre a hijo.

Los tres regímenes de tratamiento (con tres ITIN, basado en ITINN, o basado en inhibidores de la proteasa) mostraron una eficacia similar a la hora de suprimir la carga viral y prevenir la transmisión del virus de madre a hijo [2%, 0,4% y 0,6%, respectivamente].

Tanto el tratamiento anti-VIH para las madres como la profilaxis antirretroviral para los bebés durante la lactancia previenen la transmisión del virus

Dos estrategias terapéuticas han demostrado ser igual de eficaces en la prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo durante el período de lactancia.

El estudio BAN comparó el tratamiento anti-VIH en las madres frente a la profilaxis para los bebés como posibles modos de prevenir la transmisión del VIH de madre a hijo. El estudio tenía un brazo de control, donde la intervención consistió en un apoyo nutricional en lugar de terapia antirretroviral.

El ensayo se prolongó 24 semanas, durante las cuales los bebés recibieron, exclusivamente, leche materna. Los niños fueron sometidos de forma periódica a pruebas del VIH durante un periodo de hasta 48 semanas.

Al final del estudio, el 3% de los niños cuyas madres recibieron tratamiento antirretroviral resultaron infectados por el VIH, frente al 2% de los que tomaron profilaxis. Esta diferencia no fue estadísticamente significativa y estos valores fueron muy inferiores a la tasa de transmisión del 6% observada en el brazo de control.

“Los resultados del estudio BAN ofrecen a los artífices de políticas -tanto a escala nacional como mundial- la opción de decidir qué intervención implementar: bien la terapia antirretroviral materna o nevirapina, según sea lo más apropiado en su entorno particular”, declaró uno de los investigadores.

La extensión del tratamiento anti-VIH durante el embarazo y la lactancia previene infecciones

La tasa de transmisión del VIH de madre a hijo es mucho menor cuando se emplea un tratamiento antirretroviral combinado desde el tercer trimestre del embarazo y a lo largo de la fase de lactancia, en comparación con la estrategia alternativa de recurrir a un ciclo corto de tratamiento basado en una monoterapia de zidovudina (AZT).

El estudio de Kesho Bora contó con mujeres que no requerían terapia anti-VIH para proteger su propia salud, ya que todas presentaban un recuento de linfocitos CD4 superior a 200 células/mm3.

Al nacer, el 2% de los bebés cuyas madres recibieron un tratamiento antirretroviral combinado tenía VIH, frente al 2,2% de los que tomaron un ciclo corto de profilaxis. Con el tiempo, la diferencia en el riesgo de transmisión del VIH entre las dos estrategias se hizo evidente. Tras un año, el 6% de los bebés cuyas madres tomaban terapia combinada tenía VIH, frente al 10% de los niños cuyas madres recibieron un ciclo corto de tratamiento.

Un segundo estudio presentado en la conferencia mostró, asimismo, que la extensión del tratamiento antirretroviral materno durante el embarazo y la fase de lactancia redujo la tasa de transmisión del VIH a unos niveles muy bajos.

El estudio DREAM evidenció que, cuando se tomaba terapia antirretroviral durante el embarazo y la fase de lactancia, la tasa de transmisión a seis meses era del 2%, aunque las madres hubieran dado a luz por vía vaginal [en lugar de por cesárea].

El tratamiento con una combinación de fármacos anti-VIH también se relacionó con unos mejores resultados del embarazo.

El tratamiento anti-VIH materno reduce la mortalidad infantil

El despliegue del tratamiento antirretroviral en el norte de KwaZulu-Natal (Sudáfrica) se ha visto acompañado por un importante descenso de la mortalidad infantil.

Entre 2001 y 2006, la mortalidad infantil se redujo de un valor máximo de 86 por cada 1.000 nacimientos vivos en 2001 a 37 por cada 1.000 nacimientos vivos en 2006.

El análisis de los investigadores evidenció que gran parte de este descenso podía atribuirse al acceso materno a la terapia antirretroviral.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD