EACS 2013: Boletín del miércoles, 23 de octubre de 2013

NAM/Aidmsp.com

Boletín elaborado por NAM/Aidsmap sobre la XIV Conferencia Europea del Sida en Bruselas (Bélgica).

Miércoles, 23 de octubre de 2013:

El futuro del tratamiento y la atención médica del VIH

En una de las sesiones de la XIV Conferencia Europea del Sida, se afirmó que es probable que se produzcan grandes cambios en el tratamiento y la atención médica del VIH en los próximos años. Estas modificaciones podrían implicar el uso de nuevos fármacos y nuevas estrategias de tratamiento, dando énfasis a la mejora de la calidad de vida y la reducción del riesgo de sufrir efectos secundarios.

El tratamiento contra el VIH moderno es increíblemente eficaz, de modo que si existe un acceso a unos buenos servicios de atención y tratamiento, en la actualidad muchas personas con VIH pueden disfrutar de una esperanza de vida normal.

Sin embargo, siguen existiendo algunos retos, en especial en lo que se refiere a la adherencia a la terapia y a los efectos secundarios a largo plazo de algunos fármacos.

En la conferencia, se señaló que algunos de estos problemas podrían solventarse con los nuevos antirretrovirales en desarrollo, entre los que se incluirían también novedosos fármacos de la familia de los inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido (ITIN) que provocan menos toxicidades.

Los inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósido (ITINN) que se están desarrollando a día de hoy actúan frente a cepas del VIH que presentan resistencia a otros fármacos más antiguos de esta familia. Del mismo modo, hay un inhibidor de la fusión de toma oral en fase de ensayos clínicos (el único fármaco de esta familia disponible en nuestros días se administra a través de una inyección).

Los expertos, por otra parte, se muestran esperanzados porque antirretrovirales de acción prolongada ayuden a mejorar las tasas de adherencia o sean útiles como una opción de profilaxis preexposición (PPrE).

Asimismo, es probable que cambien las estrategias de tratamiento. La mayor parte de las terapias antirretrovirales combinadas se basan en el empleo de dos fármacos de la familia de los ITIN. No obstante, los medicamentos de esta clase son responsables de muchos de los efectos secundarios que siguen experimentando las personas con VIH. En la conferencia, se habló de varias combinaciones sin ITIN que parecen prometedoras.

Además, las combinaciones que incluyen efavirenz (Sustiva o Stocrin, y también en el comprimido combinado Atripla) pueden dejar de ser opciones preferentes de primera línea en no mucho tiempo. Efavirenz es un fármaco muy eficaz, pero puede provocar efectos secundarios sobre el sistema nervioso central. Existen combinaciones en dosis fijas más nuevas, basadas en fármacos alternativos, que no tienen este problema y parece que serán consideradas de preferencia frente a las combinaciones con efavirenz.

Por último, se recordó en la conferencia que apenas entre el 20 y el 25% de las personas que viven con VIH en Europa tienen una carga viral indetectable. Es necesario realizar más esfuerzos para conseguir diagnosticar antes a las personas y garantizar que permanezcan en atención médica y con apoyo para que puedan sacar el máximo partido de su tratamiento.

Enlaces relacionados:
Puedes leer la noticia completa en aidsmap.com.

Resurgimiento de las epidemias de VIH entre personas que consumen drogas inyectables

Se ha detectado un brote de infecciones por VIH entre la población de usuarios de drogas inyectables (UDI) en Tel Aviv, Israel. Dicho repunte está relacionado con el uso de drogas ilegales más baratas, y existe la preocupación de que se produzcan más brotes entre la  población de UDI en otras zonas de Europa. De hecho, en la conferencia se habló de los repuntes en la infección observados en personas UDI en Grecia y Rumanía.

El compartir material de inyección que no esté limpio puede poner a las personas usuarias de drogas inyectables en riesgo de infección por VIH y otras infecciones transmitidas a través de la sangre, como es el caso de las hepatitis B y C.

Sin embargo, los programas de intercambio de jeringuillas y de provisión de terapia de sustitución de opiáceos habían ayudado a garantizar que las tasas de infección se mantuvieran estables en Tel Aviv a lo largo de la última década aproximadamente.

No obstante, en junio de 2012 se produjo un aumento de las tasas de nuevas infecciones. Muchas de las personas que se infectaron por VIH fueron diagnosticadas al ser hospitalizadas debido a infecciones bacterianas graves y eran usuarias de heroína desde hacía mucho tiempo y que utilizaban programas de intercambio de jeringuillas.

Todas estas personas habían empezado a usar una droga inyectable más barata, que se denomina ‘hagitat’ en Israel. Se trata de un derivado de la catinona (también conocido como ‘sales de baño’) inyectado en combinación con buprenorfina, un fármaco empleado en  la terapia de sustitución de opiáceos. De cualquier modo, no se registraron nuevos casos de infección por VIH entre las personas que siguieron inyectándose heroína.

La nueva sustancia inyectable más barata incluye estimulantes relacionados con la euforia, el aumento del deseo sexual y el comportamiento errático. Pese a ello, sus efectos son efímeros, lo que significa que los usuarios la utilizan con mayor frecuencia y el momento de la inyección tiene un gran componente social, lo que implica la reutilización de jeringuillas.

Se han implementado nuevas estrategias preventivas para intentar atajar el brote en Tel Aviv.

Enlaces relacionados:

Puedes leer esta noticia completa en aidsmap.com.
Puedes ver este abstract en el sitio web de la conferencia.

Nuevos fármacos contra la hepatitis C

En la conferencia, se presentaron los resultados de diversos estudios que revelaron que los nuevos antivirales de acción directa (AAD) podrían revolucionar la terapia contra el virus de la hepatitis C (VHC) en personas coinfectadas por VIH.

La enfermedad hepática provocada por la hepatitis C es una causa importante de muerte en personas coinfectadas por VIH y VHC. El estándar de tratamiento contra la hepatitis C consiste en interferón pegilado y ribavirina y su objetivo es curar la hepatitis C (lo que a menudo se conoce como respuesta virológica sostenida [RVS]) una vez finalizado el tratamiento. Sin embargo, dicha terapia puede provocar unos efectos secundarios de relevancia y no siempre tiene éxito.

Las tasas de respuesta al tratamiento se ven mejoradas al añadir un inhibidor de la proteasa del VHC. Actualmente, hay dos fármacos de esta familia disponibles: telaprevir (Incivo, Incivek) y boceprevir (Victrelis). No obstante, están relacionados con diversos efectos secundarios graves, los regímenes de dosificación son complejos y pueden interactuar con varios de los fármacos empleados para tratar el VIH.

En cualquier caso, se están desarrollando varios antivirales de acción directa más seguros y eficaces, incluyendo el inhibidor de la proteasa simeprevir. Los resultados de los estudios dados a conocer en la conferencia evidenciaron que funcionó bien en combinación con interferón pegilado y ribavirina en personas que toman terapia contra la hepatitis C por primera vez y en personas que habían experimentado un fracaso previo con el tratamiento

Existen diferentes tipos del VHC, que pueden responder de forma distinta al tratamiento. Los genotipos 1 y 4 de este virus suelen ser los más difíciles de tratar.  En el mencionado estudio, que contó con personas coinfectadas por VIH y el genotipo 1 del VHC, se observó que el 79% de personas que no habían tomado tratamiento con anterioridad presentaron una respuesta postratamiento a la semana 12, al igual que el 57% de las que no habían respondido a una terapia anterior (‘no respondedores’).

El fármaco resultó seguro y bien tolerado. Los efectos secundarios más habituales fueron fatiga, dolor de cabeza, náuseas, exantema cutáneo (rash), picores y algunas anomalías en parámetros sanguíneos.

Otro estudio halló que las combinaciones basadas en simeprevir también funcionaron bien en personas que solo tenían el genotipo 4 del VHC (no coinfectadas). Cuatro semanas después de finalizar el tratamiento, el 90% de las personas que no habían tomado antes una terapia presentaban respuesta a la misma, al igual que el 67% de aquellas que habían sufrido una recidiva con anterioridad (es decir, que habían mostrado una respuesta al tratamiento, pero que una vez interrumpido, el virus volvió a ser detectable).

El inhibidor de la proteasa del VHC faldaprevir también se ha relacionado con unas buenas respuestas tempranas al tratamiento.

Un total de 308 personas coinfectadas por VHC y VIH tomaron faldaprevir en combinación con interferón pegilado y ribavirina. Los participantes en el estudio recibieron una dosis de faldaprevir de tres posibles y fueron tratados durante un periodo de 12 a 24 semanas. Aproximadamente la quinta parte habían tomado un tratamiento previo contra la hepatitis C que no había funcionado.

Se observó una respuesta al tratamiento en el 74% de los participantes cuatro semanas después de finalizar la terapia. La mejor tasa de respuesta (84%) se produjo en las personas que recibieron la dosis más elevada en estudio de faldaprevir durante 24 semanas.

Enlaces relacionados:

Puedes leer el artículo completo sobre simeprevir: “Simeprevir with interferon effective for HIV/HCV co-infected people with genotype 1 hepatitis C” en aidsmap.com.
Puedes ver el abstract de este estudio en el sitio web de la conferencia.
Puedes leer el artículo completo sobre faldaprevir: “Faldaprevir demonstrates good early response in genotype 1 HIV/HCV co-infection” en aidsmap.com
Puedes ver el abstract de este estudio en el sitio web de la conferencia.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt-VIH)

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD