La pérdida de grasa empieza a provocar cambios de tratamiento en pacientes surafricanos

La pérdida de grasa provocada por d4T (estavudina), componente de la terapia antirretroviral triple, está empezando a provocar cambios de tratamiento entre los pacientes que reciben terapia contra el VIH en Suráfrica, según informó la pasada semana un grupo de médicos del Hospital McCord de Durban en el Encuentro de Socios Implementadores del Plan de Emergencia del Presidente para el Alivio del SIDA de 2006 en Durban (Suráfrica).

Estos datos suponen el primer indicador sustancial de África del sur de que la pérdida de grasa debida a d4T constituye un problema para los pacientes africanos. El estudio, presentado por Jane Hampton del Hospital McCord, mostró una tasa de cambio [de tratamiento] de 73 casos por cada 1.000 paciente-años de seguimiento.
 
Datos previos provenientes de Ciudad del Cabo, presentados en la XIII Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas este año, habían sugerido que cambiar de un régimen basado en d4T debido a la presencia de lipodistrofia era algo poco frecuente. El estudio descubrió una incidencia inesperadamente alta de acidosis láctica (un efecto secundario del tratamiento de d4T que puede ser potencialmente mortal), especialmente entre mujeres con una mayor masa corporal, y en parte fue responsable de la publicación de unas directrices por parte de la Sociedad Surafricana de Médicos del VIH sobre cómo monitorizar y manejar a los pacientes con riesgo de sufrir acidosis láctica.
 
El estudio del Hospital McCord presentó datos de 2.323 pacientes que habían iniciado terapia antirretroviral en su clínica de Sinikithemba desde 2004. Algo más del ocho por ciento había muerto tras iniciar tratamiento, no se había completado el seguimiento del 3,8% y el 8,9% había cambiado de centro de tratamiento.
 
El régimen prescrito de forma predominante fue d4T/3TC/efavirenz. La cohorte había acumulado 1.204 paciente-años de tratamiento con d4T, mientras que 2.022 había recibido tratamiento con efavirenz, 290 con nevirapina y 330 con AZT como régimen de primera línea.
 
El motivo más habitual para realizar un cambio de tratamiento fue sufrir neuropatía periférica debida a d4T, que provocó 160 cambios (el 56% tuvo lugar entre los meses 6 y 12 de tratamiento).
 
Hasta marzo de 2006, se observó un total de 40 casos de hiperlactatemia (niveles de lactato por encima de 5mmol/l). Se observaron veintiséis casos hasta julio de 2005 (dos hombre y 24 mujeres), lo que llevó a 2 muertes, una tasa de incidencia de 37 por 1.000 paciente-años de tratamiento. Frente a esto, la tasa de incidencia en la cohorte de Ciudad del Cabo fue de 15 casos por 1.000 paciente-años, aunque los dos grupos de pacientes quizá no sean estrictamente comparables.
 
No se produjeron más muertes posteriores a julio de 2005, fecha en la que se introdujeron nuevas directrices sobre el inicio de tratamiento. Las mujeres con un índice de masa corporal (IMC) superior a 28 (el mayor grupo de riesgo para el desarrollo de acidosis láctica entre pacientes surafricanos) desde ese momento en adelante empezarían tratamiento con un régimen con AZT/3TC antes que con uno que contuviera d4T, mientras que las mujeres con un IMC superior a 28 que ya recibieran d4T deberían cambiar a AZT y recibir consejo dietético en un intento de reducir su peso. No se produjeron casos de hiperlactatemia entre aquellas personas que habían recibido AZT o cambiaron a él.
 
Noventa y siete pacientes cambiaron d4T debido a lipodistrofia, una tasa de 73 cambios por 1.000 paciente-años. Entre las mujeres, la pérdida de grasa se manifestó más habitualmente en nalgas y muslos que en brazos o cara. Los cambios fueron una consecuencia no sólo de la pérdida de grasa, sino también de su acumulación. Veintitrés mujeres que cambiaron de tratamiento experimentaron un aumento del pecho y 19 experimentaron acumulación de grasa abdominal, pero no se disponen de detalles para determinar si estas mujeres habían recibido regímenes con efavirenz.
 
Los autores del estudio afirman que es necesaria la documentación sobre los efectos secundarios y motivos para cambiar tratamiento para poder informar a los diseñadores de políticas y que necesitará reconsiderarse la elección de fármacos antirretrovirales empleada actualmente en Suráfrica.
 
Se puede consultar más discusiones sobre efectos secundarios graves en entornos de recursos limitados en HIV & AIDS Treatment in Practice, boletín informativo electrónico de NAM sobre tratamiento del VIH en entornos de recursos limitados.
 
Referencia: Hampton J et al. ART side effects resulting in a change of regimen in a cohort of patients treated at McCord Hospital, Durban, KZN, South Africa. The 2006 HIV/AIDS Implementers Meeting of the President’s Emergency Plan for AIDS Relief, Durban, South Africa, abstract 488.
 
Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD