La UCSF se disculpa porque la noticia sobre el MRSA multirresistente a fármacos podría llamar a engaño

Edwin J. Bernard

En respuesta a titulares como “¿Nueva enfermedad gay?” (Newsweek) o “Una cepa de un supergermen podría ser el nuevo VIH” (Metro), el Departamento de Relaciones Públicas de la Universidad de California en San Francisco (UCSF; EE UU) ha hecho pública una nota de disculpa: “Lamentamos que nuestro reciente informe sobre un importante estudio basado en la población sobre el estafilococo aureus multirresistente a meticilina (MRSA) USA300, que tenía implicaciones para la salud pública, pudiera contener alguna información que podría llevar a engaño.”

Además, tanto los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE UU (CDC, en sus siglas en inglés) como el Centro Europeo para el Control y la Prevención de las Enfermedades (ECDC, en sus siglas en inglés) han respondido al informe y a la oleada de desinformación que le siguió.

La nota de prensa original, de 14 de enero de 2008, realizada por la UCSF y titulada “Los hombres gay sexualmente activos son vulnerables a una nueva bacteria altamente infecciosa”, se basó en un estudio que va a aparecer en el número de 19 de febrero de 2008 de Annals of Internal Medicine, y se centró en una cepa recientemente identificada de MRSA que mostraba resistencia a la mayoría de los antibióticos y que parece ser más prevalente en hombres gay en la ciudad de San Francisco que entre la población general. Aidsmap.com informó de este estudio el pasado martes [inglés] [español].

Este comunicado de la Universidad de California en San Francisco fue recogido por periódicos de todo el mundo, lo que originó la aparición de algunos titulares engañosos y homófobos, algunos de los cuales sugerían que esta cepa de MRSA era “una enfermedad gay” o “un nuevo VIH”.

También dio munición a los grupos homófobos, entre ellos el conservador Concerned Women for America, que hizo pública su propia nota de prensa el miércoles, titulada “Miedo a una epidemia: Los hombres gay podrían propagar entre la población general una infección mortal por estafilococos.”

Además, muchas de las noticias de prensa contenían información errónea y alarmista respecto a la facilidad de propagación de este denominado “supergermen”, sin aclarar que, por lo general, sigue siendo fácilmente tratable, que puede prevenirse adoptando unas sencillas medidas higiénicas y que sólo en raras ocasiones supone una amenaza de muerte.

El miércoles, los CDC de EE UU (que ayudaron a financiar el estudio) hicieron pública una declaración propia en la cual se hacía hincapié en que “los grupos de hombres que practican sexo con hombres (HSH) en los que se describieron esos aislados de estafilococos no son representativos de todos los HSH, de modo que no pueden extraerse conclusiones respecto a la prevalencia de estas cepas entre todos los hombres de este colectivo. Los grupos estudiados en este informe podrían compartir otras características o comportamientos que facilitarían la propagación del MRSA, como un contacto piel-piel frecuente”.

Asimismo, señalaron: “El MRSA se transmite, generalmente, a través del contacto entre pieles, que se produce durante diversas actividades, entre las que estaría el sexo. En la actualidad, no existen indicios que sugieran que el MRSA sea una infección de transmisión sexual en la acepción tradicional del término.”

El viernes, el Departamento de Relaciones Públicas de la UCSF hizo pública una breve declaración: “Lamentamos que nuestro reciente informe sobre un importante estudio basado en la población sobre MRSA USA300, que tenía implicaciones para la salud pública, pudiera contener alguna información que podría llevar a engaño.”

Y continúa: “Deploramos el tratamiento peyorativo hacia determinadas poblaciones en relación con las infecciones por MRSA u otras preocupaciones de salud pública y trabajaremos para asegurar que la comunidad sanitaria y el público en general reciban información precisa respecto a la investigación.”

El mismo día, el sitio web de la revista informativa estadounidense Newsweek incluía una noticia destacada titulada “¿Una nueva ‘enfermedad gay’?”, refiriéndose al estudio y a la reacción mundial que provocó, y se citaba a uno de los autores del estudio, el doctor Henry (Chip) Chambers, que declaró sin ambages: “Definitivamente no se trata del nuevo SIDA.”

La respuesta europea

El jueves, Eurosurveillance publicó un comunicado breve del proyecto VIH/infecciones de transmisión sexual (ITS)/virus sanguíneos y el proyecto sobre resistencia antimicrobiana, del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estocolmo (Suecia).

En él, se examinó el artículo original de la revista y se debatió en torno a la relevancia del tema en Europa, donde esta cepa de MRSA es poco frecuente.

En el comunicado, se comentaba que la sugerencia de que el MRSA multirresistente a los fármacos “pudiera transmitirse por vía sexual a través de los HSH es una afirmación debatible y se necesita más información para descubrir si, de hecho, éste fue el caso”.

Los autores señalaron sus preocupaciones respecto a la metodología y conclusiones de los investigadores, indicando: “Los expertos sólo podrían valorar el riesgo sexual empleando indicadores subrogados. En estos momentos, no hay indicios de que esta cepa de MRSA se transmita por vía sexual en la acepción tradicional del término.”

A pesar de ello y de que se hayan registrado muy pocos casos de MRSA multirresistente a los fármacos en Europa, creen que “se pueden extraer tres lecciones (…) aplicables a la situación actual”, a partir de lo sucedido con otras infecciones de transmisión sexual recientemente registradas, como el linfogranuloma venéreo (LGV) y la sífilis, que han afectado de forma desproporcionada a hombres gay con VIH”.

Por otra parte, añaden: “Si esta cepa de MRSA llega a Europa, podría extenderse con rapidez entre la comunidad de HSH, con el posible riesgo de que se produzcan brotes.” Y advierten: “Inicialmente podría pasar desapercibida, debido a la falta de conciencia sobre esta enfermedad y el diagnóstico podría producirse fuera del ámbito del cuidado regular de las ITS y el VIH, como ocurrió con el LGV.”

No obstante, en el comunicado se destaca que “la relación del MRSA con HSH no refleja necesariamente una transmisión sexual per se, sino que podría ser el resultado de un contacto íntimo entre la piel de las dos personas”.

Los autores concluyen realizando la siguiente sugerencia: “Las clínicas de toda Europa deberían ser conscientes de la existencia de esta cepa en particular como posible etiología en el caso de que se produzcan infecciones dérmicas en HSH. Hasta que se efectúen más investigaciones, también debería promoverse la conciencia entre la comunidad HSH, poniendo de relieve los síntomas, las medidas de prevención y las implicaciones.”

Referencia: Van de Laar MJW, et al. Multidrug-resistant methicillin-resistant Staphylococcus aureus (MRSA) strain in a men-who-have-sex-with-men (MSM) community in the United States: comment. Euro Surveill 13(3), 2008.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD