V Conferencia de la Sociedad Internacional del Sida – Tercer boletín

A lo largo de esta semana, os ofrecemos el boletín diario elaborado por NAM sobre la V Conferencia de la Sociedad Internacional del Sida sobre Patogénesis, Tratamiento y Prevención del VIH, que se celebra en Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

Miércoles, 22 de julio de 2009

Las cepas de VPH de alto riesgo aumentan la probabilidad de adquirir el VIH

La infección por una o más de las cepas del virus del papiloma humano (VPH) relacionadas con el cáncer anal y cervical (referido al cuello de útero) aumenta el riesgo de contraer el VIH.

Un equipo de investigadores del estudio de Orange Farm sobre circuncisión reunió datos sobre el estado de infección por VPH de 1.683 hombres.

Se descubrió que los varones infectados por cepas del VPH de alto riesgo fueron 4,5 veces más propensos a adquirir el VIH que los hombres sin el papilomavirus.

Sin embargo, la infección por cepas del VPH de bajo riesgo no estuvo relacionada con un mayor riesgo de infección por el VIH.

La dosificación de Kaletra® en una toma diaria resulta segura y eficaz en pacientes con experiencia en tratamientos

Los pacientes que han recibido tratamiento antirretroviral con anterioridad pueden conseguir buenos resultados con la dosificación de lopinavir/ritonavir (Kaletra®) en una toma diaria, al tiempo que mejorar su nivel de adhesión.

La toma única diaria de Kaletra® -en combinación con otros antirretrovirales- está aprobada en el caso de los pacientes que inician el tratamiento anti-VIH por primera vez.

El equipo de investigadores quería comprobar cómo funcionaría esta estrategia de tratamiento en pacientes con experiencia previa en terapia antirretroviral.

El estudio contó con 600 pacientes que, en aquel momento, tomaban tratamiento anti-VIH, pero con una carga viral superior a 1.000 copias/mL. Los participantes fueron distribuidos de forma aleatoria en dos grupos de igual tamaño, uno de los cuales recibió la dosis estándar de dos tomas diarias de Kaletra® (lopinavir/ritonavir 400/100mg), mientras que el otro tomó la dosificación de una vez al día (lopinavir/ritonavir 800/200mg).

Tras 48 semanas, una proporción similar de pacientes en los dos brazos (52% frente a 55%) presentaba una carga viral indetectable (inferior a 50 copias/mL), el objetivo que se busca con la terapia antirretroviral. Los aumentos de CD4 detectados fueron también parecidos entre ambos grupos.

Una ventaja de la dosificación de una toma diaria fue que se consiguió un mayor nivel de adhesión.

Buenas perspectivas de un nuevo inhibidor de la integrasa en los primeros ensayos clínicos

El inhibidor de la integrasa experimental de segunda generación de GlaxoSmithKline, GSK-572, ha funcionado bien en los primeros ensayos clínicos.

En un estudio de fase IIa de diez días de duración, treinta y cinco pacientes con VIH y sin experiencia en tratamiento fueron distribuidos de forma aleatoria para recibir monoterapia con el fármaco o bien un placebo.

Se observaron unos descensos significativos de los niveles de carga viral en los pacientes para todas las dosis del fármaco.

Los pacientes que tomaron la dosis de 50mg lograron unos resultados especialmente buenos, presentando el 70% de ellos una carga viral inferior a 50 copias/mL al final del estudio. El 90% de estos pacientes mostró una carga inferior a 400 copias/mL.

Los efectos secundarios registrados con más frecuencia fueron: diarrea, cansancio y dolor de cabeza. Con la excepción del dolor de cabeza, éstos fueron más habituales en el brazo de placebo.

La dosis de 50mg se estudiará en un ensayo de fase IIb que se iniciará este mismo mes.

El uso de lopinavir/ritonavir resulta rentable en mujeres expuestas a una dosis única de nevirapina

La terapia antirretroviral de primera línea basada en el inhibidor de la proteasa lopinavir/ritonavir resulta más rentable que una que incluya nevirapina en el caso de mujeres que recibieron este último fármaco para prevenir la transmisión del VIH de madre a hijo.

El estudio Terapia Combinada Tras la Exposición a Nevirapina (OCTANE, en sus siglas en inglés) contó con 745 mujeres en diez sedes distribuidas en África.

Se descubrió que el uso de lopinavir/ritonavir en la terapia de primera línea conduce a unos mejores resultados que otra basada en nevirapina y, además, presenta una elevada rentabilidad.

Las tasas de tuberculosis, diarrea y malnutrición han aumentado tras el colapso de la economía de Zimbabue

La crisis económica en Zimbabue se ha visto relacionada con un rápido aumento de los casos de tuberculosis, así como de enfermedades diarreicas y malnutrición.

El equipo de investigadores examinó las tasas de estas enfermedades entre 1995 y marzo de 2009.

Se descubrió que se produjo un aumento significativo de los casos de tuberculosis en el país entre 2003 y 2007, hecho que estuvo correlacionado con la aparición de una hiperinflación en la economía. La incidencia de tuberculosis también aumentó de forma acusada en 2008, cuando volvió a tener lugar el fenómeno de la hiperinflación.

Se observó un patrón estacional en los diagnósticos de tuberculosis. Se diagnosticaron menos casos de la enfermedad en torno a la época de las cosechas, cuando la comida era abundante, pero los casos aumentaban en momentos de escasez.

La malnutrición y la diarrea, asimismo, estuvieron relacionadas con el colapso económico del país.

VIH y tuberculosis resistente a fármacos

La prevalencia de tuberculosis resistente a fármacos es muy elevada en el ayuntamiento de Khayelitsha -cerca de Ciudad del Cabo (Sudáfrica)-, pero un estudio ha evidenciado que no está relacionada con el VIH.

El estudio incluyó a 544 pacientes con casos sospechosos de tuberculosis. Algo más de la mitad de los participantes tenían VIH.

Se detectó resistencia al principal fármaco antituberculoso, rifampicina, en el 11% de los pacientes que habían tomado previamente tratamiento para la tuberculosis y en el 5% de los diagnosticados por primera vez de esta enfermedad.

El haber recibido con anterioridad tratamiento antituberculoso y ser de sexo femenino fueron factores relacionados de forma significativa con la presencia de resistencia a rifampicina.

Se observó una prevalencia más elevada de resistencia a rifampicina entre los pacientes con VIH (9% frente a 6%), pero esta diferencia no fue estadísticamente significativa.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD