BHIVA edita el borrador de un documento informativo sobre legislación británica y transmisión del VIH

Edwin J. Bernard

La Asociación Británica del VIH (BHIVA en sus siglas en inglés) ha publicado un documento informativo que proporciona información y orientación respecto a las responsabilidades y obligaciones del personal sanitario a la luz de los recientes procesamientos de personas con VIH por la transmisión del virus que han tenido lugar en Reino Unido

El documento informativo, que puede descargarse del sitio web de BHIVA, está abierto a consultas hasta el viernes 21 de julio de 2006.
 
Hasta ahora en Reino Unido se han producido nueve sentencias penales por transmisión imprudente del VIH: una en Escocia y ocho en Inglaterra y Gales. El caso más reciente fue señalado en aidsmap.com esta semana.
 
El documento informativo aborda las complejas cuestiones que los médicos pueden tener respecto a los derechos de sus pacientes y sus propias responsabilidades y obligaciones legales sobre la revelación a terceros de información sobre el estado serológico al VIH de sus pacientes.
 
Entre los autores del documento se cuenta un experto legal (James Chalmers), representantes de dos organizaciones que realizan activismo en favor de los pacientes (la Fundación Terrence Higgins [THT en sus siglas en inglés] y la Red Africana de Políticas del VIH [AHPN]) y miembros tanto de BHIVA como de BASHH (siglas en inglés de Asociación Británica sobre Salud Sexual y VIH).
 
“Para que se establezca y mantenga una relación terapéutica eficaz, las personas que viven con VIH y el personal que les atiende en la clínica deben ser capaces de tratar abiertamente cualquier asunto relevante”, escriben en su introducción. “Un principio subyacente en la provisión de cuidado clínico a las personas con VIH es la necesidad de un entorno seguro y confidencial en el que puedan tratarse asuntos extremadamente sensibles de forma franca y en profundidad.”
 
“La importancia de asegurar que se mantiene una confianza total por parte de las personas con VIH en sus servicios clínicos a la luz de la introducción del derecho penal en el terreno del VIH es fundamental, no  sólo por la salud de las personas que viven con VIH, sino también por las personas que pueden estar interesadas en información o realizar la prueba y por tanto, por la salud pública más extensa.”
 
En la práctica clínica diaria, el documento sugiere que los profesionales sanitarios:

  • aconsejen adecuadamente a los pacientes con VIH sobre la infección por VIH y las implicaciones que tiene para ellos mismos y los demás; 
  • apoyen adecuadamente a los pacientes con VIH
  • aseguren la confidencialidad de la información médica conforme con la guía de GMC (Consejo General Médico).

Transmisión del VIH, legislación y la revelación de información

Los autores argumentan que mientras que “la revelación del estado serológico al VIH no es ni necesario ni suficiente para asegurar que se practica regularmente sexo más seguro… la falta de revelación relacionada con la transmisión del virus ha sido un importante factor determinante para que prosperaran las sentencias por transmisión imprudente”.
 
A pesar de que los autores no están de acuerdo con la actual legislación respecto a la criminalización de la transmisión del VIH, afirman que está claro que “las personas que viven con VIH en Reino Unido deben ser conscientes del riesgo de que se produzcan acciones legales si no revelan su estado serológico al VIH a sus parejas sexuales y existe transmisión del VIH”.
 
Añaden que el uso de condones sin revelar que se tiene VIH “quizá pueda proporcionar una defensa exitosa frente al cargo de transmisión imprudente”, aunque este aspecto de la ley aún no ha sido clarificado.

Obligaciones de los profesionales sanitarios: consejo adecuado

Un trabajador sanitario debe aconsejar adecuadamente a un paciente sobre modos de proteger de la infección a sus parejas sexuales. Si no lo hace así puede ser motivo de responsabilidad jurídica si como resultado la pareja sexual del paciente se infecta. Esta responsabilidad puede también producirse si un trabajador sexual por negligencia falla al diagnosticar que el paciente tiene el VIH.
 
El documento enumera los requerimientos cruciales del Consejo General Médico para que los trabajadores sanitarios aconsejen adecuadamente a los pacientes sobre enfermedades transmisibles graves, incluyendo el VIH. Esto incluye “modos de proteger a otras personas de la infección”. También incluye un debate sobre la responsabilidad del médico en el caso “extremadamente raro” de que alguien infectado por un paciente sin diagnosticar demande al médico por negligencia.

Obligaciones para los profesionales sanitarios: confidencialidad y revelación de datos

Un trabajador sanitario debe mantener la confidencialidad sobre la información del paciente a menos que el paciente haya consentido que se revele o que la revelación sea necesaria por interés público. El no mantener la confidencialidad puede suponer responsabilidad legal.
 
El documento debate en gran detalle la obligación de los trabajadores sanitarios de mantener la información confidencial (como se aborda en la guía de GMC) y donde esto en ocasiones puede quedar subordinado al interés público, lo que en última instancia es decidido por los tribunales.

Diferencias entre la potestad de revelar los datos y la obligación legal de hacerlo

Uno de los dilemas morales y legales más enojosos al que se enfrentan los médicos hoy en día (y uno que preocupa a muchos pacientes) es el de si un trabajador sanitario está legalmente obligado a romper la confidencialidad y revelar el estado serológico al VIH del paciente a contactos cercanos, si el trabajador es consciente de que el paciente está poniendo a estos contactos cercanos en riesgo de infección por VIH.
 
El documento debate este tema en gran detalle y sugiere que cuando el contacto cercano es también un paciente, la no revelación de datos puede “ser un incumplimiento de la obligación debida al contacto cercano”. Sin embargo, si el contacto cercano no es un paciente, aunque la revelación de los datos podría ser legal bajo el prisma del interés público, la no revelación no va necesariamente contra la ley. “En otras palabras”, escriben los autores del documento, “se cree que existe una potestad para revelar, pero no una obligación legal de hacerlo”.
 
Sin embargo, la legislación actual que cubre la confidencialidad clínica sobre GUM [medicina genitourinaria] (Regulaciones de 1974 sobre Enfermedades Venéreas del NHS) entra en conflicto con las orientaciones de GMC y crea ciertas dudas como si la revelación a contactos cercanos es incluso permisible, dejando las orientaciones arriba mencionadas en cierta incertidumbre. El Departamento de Salud prevé lanzar una consulta inminente sobre si las Regulaciones de 1974 deberían ser cambiadas.

Revelar información a la policía y en el juzgado

El documento sugiere firmemente que sólo la persona con VIH y “NO el proveedor de cuidado sanitario” debería decidir realizar una denuncia a la policía si cree que ha sido infectado debido a la “imprudencia” de otra persona.
 
“Los médicos no tienen la obligación de informar de actos delictivos que ya han tenido lugar”, escriben los autores, y confirman que los profesionales sanitarios “no tienen la obligación de responder a preguntas que realice la policía sobre sus pacientes a menos que estén avaladas por un mandato judicial”. Los autores del documento afirman que esto es aplicable tanto para los trabajadores sanitarios del VIH como los médicos.
 
De cualquier modo, escriben “aunque la evidencia médica es confidencial, no goza de privilegios legales” y que si se requiere que un profesional sanitario testifique en un juzgado “toda la información debe ser revelada”.
 
Referencia: Anderson J et al. HIV transmission, the law and the work of the clinical team: a briefing paper. available from the BHIVA website.
 
Más información sobre este sitio web:
Información del Paciente: Transmisión del VIH y derecho penal (en inglés)
Noticia de fondo: Criminalización de la transmisión del VIH en Reino Unido: ¿cómo hemos llegado hasta aquí y dónde vamos ahora? (en inglés).

 
Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD