Las personas con VIH constituirán un grupo prioritario para recibir la vacuna contra la gripe porcina en el Reino Unido 

Michael Carter

Los pacientes con VIH serán uno de los grupos prioritarios para ser vacunados contra la gripe porcina (también conocida como gripe A o gripe H1N1) en el Reino Unido, según los planes hechos públicos por el Departamento de Sanidad de ese país.

Se espera que, para otoño, se disponga de una vacuna que ofrezca protección frente a dicha variedad gripal.

El secretario de Estado para Salud anunció que las personas con problemas de salud subyacentes, incluyendo el VIH, serían las primeras en recibir la vacunación.

No hay indicios de que los pacientes con VIH corran un mayor riesgo de sufrir gripe porcina o de desarrollar complicaciones en caso de que la contraigan, a menos que tengan un recuento de células CD4 bajo.

A los pacientes con VIH ya se les recomienda la vacunación contra la gripe de cada temporada.

En las directrices británicas se incluyen planes para vacunar a todos los habitantes de los hogares donde vivan personas que tengan inmunosupresión.

En este plan también se contemplan, como grupos prioritarios, las mujeres embarazadas y las personas de más de 65 años con problemas de salud.

La mayoría de los casos de gripe porcina no han provocado enfermedades graves o conducido a la aparición de complicaciones potencialmente mortales, pero -al igual que la gripe estacional- la infección provoca síntomas desagradables, siendo el más notable una fiebre elevada.

Como cualquier otra gripe, la denominada gripe porcina puede tener implicaciones más graves para las personas que padezcan otros problemas de salud, como enfermedades pulmonares, cardíacas o diabetes. Los pacientes con sistemas inmunitarios suprimidos, incluyendo los pacientes con VIH -especialmente si su recuento de CD4 está por debajo de 200 células/mm3– también pueden presentar un mayor riesgo de complicaciones, aunque no hay pruebas de que la forma actual de la gripe porcina esté provocando complicaciones en personas con recuentos de CD4 pequeños. De todos modos, estos pacientes siempre deberían pedir consejo a su médico del VIH si los síntomas gripales persisten o empeoran a pesar del tratamiento antiviral para la gripe, sobre todo porque los síntomas de una infección oportunista pueden ser confundidos con los de una gripe.

La vacuna contra la gripe porcina se ofrecerá en las consultas de los médicos generalistas y es necesario recibir dos dosis. El programa de vacunación comenzará inmediatamente después de que el producto haya sido aprobado como seguro y eficaz. Se espera que, como muy tarde, esto ocurra a principios de octubre.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD