El cáncer anal se incrementa en una cohorte francesa del VIH a pesar del uso de la terapia antirretroviral

Liz Highleyman

La incidencia del cáncer anal se ha incrementado espectacularmente en Francia a pesar de la introducción de la terapia antirretroviral de gran actividad, según informó un grupo de investigadores el martes 15 de agosto en la XVI Conferencia Internacional del SIDA.

El cáncer anal está causado por ciertos tipos de virus del papiloma humano (VPH). La investigación ha mostrado que las personas con VIH tienen más probabilidades de infectarse con VPH, y parece que tienen más probabilidades de desarrollar cambios celulares precancerosos, conocidos como lesiones intraepiteliales escamosas (LIE), y de que progresen a cáncer. Muchos estudios recientes sugieren que las tasas de infección por VPH anal y LIE no han descendido en la era de la terapia antirretroviral de gran eficacia.

Christophe Piketty y sus colegas llevaron a cabo un estudio para determinar la tasa de incidencia y los factores de riesgo de cáncer anal en personas con VIH. Recopilaron datos de casos de cáncer anal registrados en la Base de Datos Francesa del VIH, que incluye a 81.752 personas con VIH, entre 1992 y 2003. Las tasas de incidencia de cáncer anal se calcularon para tres períodos de tiempo:

  • Periodo anterior a la terapia antirretroviral de gran actividad: de enero de 1992 a marzo de 1996;
  • Primer período de terapia antirretroviral de gran actividad: de abril de 1996 a 1998;
  • Período reciente de terapia antirretroviral de gran actividad: de enero de 1999 a diciembre de 2003.

A un total de 207 personas se les diagnosticó cáncer anal, de los cuales 97 habían confirmado nuevos casos durante el período de estudio. De los 97 casos, nueve (9%) se dieron en mujeres, 23 (23%) en hombres que informaron de no haber mantenido relaciones sexuales con hombres, y 65 (67%) en hombres que sí mantuvieron relaciones sexuales con otros hombres. De todos los casos de cáncer anal, un 67% se dio en hombres gays o bisexuales.

Entre los pacientes diagnosticados con cáncer anal, la edad mediana fue de 42 años. El recuento mediano de células CD4 en el momento del diagnóstico fue de 265 células/mm3, y el recuento nadir mediano de CD4 (el más bajo registrado nunca en la historia de cada persona) fue de 80 células/mm3. Aproximadamente un 42% tuvo una enfermedad definidora de SIDA y un 74% estuvo recibiendo terapia antirretroviral de gran actividad antes del diagnóstico de cáncer anal, con una duración mediana de casi cinco años.

Se diagnosticaron 10 casos en el periodo anterior a la terapia antirretroviral de gran actividad, 13 en el primer período de terapia antirretroviral de gran actividad y 74 en el período reciente de terapia antirretroviral de gran actividad. Las tasas de incidencia total de cáncer anal fueron de 10 por 100.000 persona/año (p/a) durante el periodo anterior a la terapia antirretroviral de gran actividad en comparación con 13 por 100.000 p/a durante el primer período de terapia antirretroviral de gran actividad y 37 por 100.000 p/a durante el período reciente de terapia antirretroviral de gran actividad. En relación al periodo anterior a la terapia antirretroviral de gran actividad, la incidencia de cáncer anal fue aproximadamente cuatro veces más elevada durante el período reciente de terapia antirretroviral de gran actividad.

Entre los períodos anterior a la terapia antirretroviral y reciente de terapia antirretroviral de gran actividad, las tasas de incidencia de cáncer anal aumentaron entre mujeres, hombres heterosexuales y hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres. Si nos detenemos sólo en este último grupo, la tasa de incidencia aumentó de aproximadamente 16 casos por 100.000 p/a durante el periodo anterior a la terapia antirretroviral de gran actividad a aproximadamente 27 por 100.000 p/a durante el primer período de terapia antirretroviral de gran actividad hasta aproximadamente 62 por 100.000 p/a durante el período reciente de terapia antirretroviral de gran actividad.

En un análisis multivariable que controló por factores potenciales de confusión, el riesgo de cáncer anal se asoció independientemente con sexo y categoría de riesgo sexual (p<0,001), diagnóstico de SIDA (p<0,001) y uso de terapia antirretroviral de gran actividad (p=0,057).

Entre los pacientes con cáncer anal, 21 desarrollaron metástasis (extensión a otras áreas), 55 no, y no hubo datos de seguimiento disponibles para 21. Aproximadamente una tercera parte recibió terapia de radiación o quimioterapia, 12 se sometieron sólo a cirugía, y aproximadamente la mitad recibió ambos tipos de tratamiento. Se produjo un total de 37 muertes, de las cuales 24 fueron producidas por el cáncer anal. La probabilidad de sobrevivir tres años después del diagnóstico del cáncer anal fue aproximadamente de un 75%.

Los investigadores concluyen que ha habido “un incremento significativo en la incidencia del cáncer anal desde la introducción de [la terapia antirretroviral de gran actividad] en el estándar de cuidados de personas con VIH en Francia”. Añaden que sus resultados coinciden con aquellos procedentes de otros estudios que muestran que “[la terapia antirretroviral de gran actividad] no proporciona un efecto favorable en la incidencia de cáncer anal”.

Durante el período de discusión, Piketty y el moderador Joel atribuyeron el aumento de la incidencia al hecho de que la terapia antirretroviral de gran actividad mantiene vivas a las personas con VIH el tiempo suficiente como para progresar a cáncer anal.

Piketty y colegas afirman que sus datos “respaldan la necesidad urgente de desarrollar programas de exploración del cáncer anal en personas con VIH”, tanto si toman terapia antirretroviral como si no.

Referencia: Piketty, C, et al. Dramatic increase in the incidence of anal cancer despite HAART in the French hospital database on HIV. Sixteenth International AIDS Conference, Toronto, abstract TUAB0305, 2006.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD