La terapia antirretroviral plantea dilemas en el sector privado

Keith Alcorn

La productividad de los trabajadores del sector privado que reciben terapia antirretroviral a través de programas sanitarios para empleados, puede no volver siempre a los niveles previos a la enfermedad, según unos hallazgos realizados en Kenia. Jonathan Simon de la Universidad de Boston declaró en el Encuentro de Implementadores del VIH en Kigali (Ruanda), que las compañías quizá tendrían que estudiar una iniciación más temprana del tratamiento si quieren que sus trabajadores vuelvan a tener una productividad plena.

El doctor Simon informó de los resultados de un estudio de respuesta a la terapia antirretroviral entre empleados de una plantación de té en el distrito de Kericho en Kenia, donde las compañías del sector empezaron a proporcionar tratamiento antirretroviral en 2004, con el apoyo de PEPFAR.

El estudio examinó cuatro medidas específicas de productividad en un grupo de trabajadores con VIH que iniciaron terapia antirretroviral entre abril de 2004 y septiembre de 2005. Dichas medidas fueron comparadas con las de 2079 casos de referencia sin VIH del personal, empleando la nómina de la compañía y los registros médicos. El análisis excluyó a los recolectores de té con VIH que murieron en los primeros doce meses tras el inicio del tratamiento.

El estudio analizó un número de medidas fácilmente cuantificables: el número de días pasados recolectando té al mes, el promedio de kilos de té recolectado al día, el número de días realizando tareas ligeras debido a enfermedad y el total ganado al mes.

La media de edad de los pacientes índice con VIH fue de 40 años y la mayoría eran mujeres.

Dado que se contó con registros de nóminas y médicos para el período de 24 meses anterior al inicio de tratamiento, el grupo investigadores fue capaz de demostrar que la productividad de los casos índice con VIH empezó a disminuir al menos nueve meses antes de que se iniciara el tratamiento. En promedio, trabajaron 4,3 días (23%) menos al mes que sus homólogos sin VIH, lo que supone una cierta pérdida de ingresos, dado que a los recolectores de té se les paga en función del peso de té recogido. Sin embargo, los recolectores de té recibieron paga por enfermedad en los estados estudiados.

Después de iniciar el tratamiento, el número de días de recolección de té aumentó con rapidez, como también lo hizo el volumen de té recolectado.

Sin embargo, el volumen recolectado por las personas con VIH en tratamiento nunca igualó el volumen logrado por el personal de referencia sin VIH en los días que trabajaron. Tras un año de tratamiento, los recolectores de té con VIH estaban recogiendo un 16% menos de té por día trabajado y aún seguían recolectando té un 10%  menos de los días.

Durante los primeros seis meses de tratamiento, pasaron el doble de tiempo realizando tareas "ligeras", como barrer, en comparación con los casos de referencia, pero esa diferencia empezó a desaparecer entre los meses 7 y 12 de tratamiento.

Durante los primeros seis meses de tratamiento, sus ingresos promedio fueron el 75% de los del grupo de referencia. Sus ingresos aumentaron al 89% de los del grupo de referencia durante los meses 7-12.

Jonathan Simon, que trabaja en el Centro de Salud y Desarrollo Internacional de la Universidad de Boston, afirmó: "¿Cuáles son las implicaciones para la compañía de un menor rendimiento a largo plazo y cuál es su capacidad de mantener tratamiento sin la financiación del PEPFAR?".

"Si queremos que el sector privado asuma los costes, tendremos que abordar alguna de estas cuestiones de la productividad de las personas en tratamiento."

El profesor Charles Gilks, de la Organización Mundial de la Salud, afirmó: "Creo que esto confirma que desde el punto de vista de la productividad, las personas están iniciando [tratamiento] demasiado tarde".

Muchos grandes empleadores en África han comenzado a proporcionar tratamiento antirretroviral a elementos de su fuerza de trabajo. Todos han realizado cálculos respecto a los efectos de la provisión de tratamiento sobre la productividad. Que los resultados de un estudio entre trabajadores agrícolas puedan ser aplicables a trabajadores en otras industrias es algo que admite debate, y se necesitan con urgencia más estudios en otras industrias que examinen distintos tipos de trabajadores y distintos criterios de inicio de tratamiento a fin de ayudar a que las compañías puedan planificar la extensión en la que pueden proporcionar tratamiento a través de los programas sanitarios para empleados.

Referencia: Simon J et al. Early effects of antiretroviral therapy on work performance: results from a cohort study of Kenyan agricultural workers. HIV Implementers’ Meeting, Kigali, Rwanda, abstract 811, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD