Encarcelada mujer londinense por infectar por VIH a una pareja

Michael Carter

La policía investigó activamente su historial sexual para encontrar parejas anteriores

Una mujer en el sur de Londres (Reino Unido) ha sido sentenciada a dos años y medio de cárcel tras haber transmitido el VIH a una de sus parejas sexuales. El caso ha levantado especial preocupación dado que la policía metropolitana parece haber iniciado una investigación activa para descubrir a las parejas sexuales de la mujer para comprobar si ésta había infectado a alguien por VIH.
 
La ex pareja de Sarah Jane Porter denunció a la policía que a pesar de que ella sabía que tenía VIH, practicó sexo sin protección con él sin revelar su estado serológico al VIH. A pesar de que no se infectó por VIH, la policía metropolitana inició pesquisas que se prolongaron durante un año para descubrir anteriores parejas sexuales de Porter, una de las cuales dio positivo en la prueba del VIH.
 
Aunque en el Reino Unido en los últimos años varias personas han sido condenadas por infectar por VIH a sus parejas sexuales de forma imprudente, todos estos casos se plantearon a partir de una denuncia policial después de que una persona diera positivo en la prueba del VIH. El caso de Porter parece suponer una novedad ya que la policía de Brixton, un área del sur de Londres con un alto índice de delincuencia, inició pesquisas intensivas cuando la única actividad de la que fue informada fue la realización de sexo sin protección de una persona con VIH, lo cual en sí mismo no constituye un delito. El propósito de la pesquisa policial era descubrir de forma activa las parejas sexuales de una persona con VIH.
 
Deborah Jack, directora de la Fundación Nacional sobre el SIDA, expresó su preocupación sobre el caso, al afirmar que: “La perspectiva de que la policía investigue el historial sexual de las personas que viven con VIH de este modo especulativo es profundamente estigmatizante y parece tratar a cualquier persona con VIH como un delincuente en potencia. Parece que retrocedemos a los malos tiempos del inicio de la epidemia cuando el VIH tenía que ser culpa de alguien. Con sólo el 46% de las personas en 2005 que emplea condones con una nueva pareja sexual, es hora de que dejemos de condenar a algunas personas que viven con VIH por un comportamiento que es mayoritario. Debemos reafirmar la necesidad de que todo el mundo tome responsabilidad en su propia salud sexual en lugar de instintivamente intentar culpar a otro”.
 
El comunicado de prensa original de la policía metropolitana afirmaba erróneamente que Porter había sido condenada por infectar deliberadamente a su pareja sexual y tras las quejas fue cambiada, pero no antes de que esa inexactitud se hubiera emitido y reproducido a través de internet.
 
Porter fue sentenciada a 32 meses de cárcel.
 
Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD