Raltegravir puede ser útil en la PPE cuando están implicadas cepas del VIH resistentes a fármacos

Michael Carter

Raltegravir (RAL, Isentress®) puede emplearse con seguridad como parte de un régimen de profilaxis post-exposición (PPE) y puede ser especialmente valioso cuando la presunta exposición implica cepas de VIH muy resistentes a fármacos, según una carta publicada en la edición de 30 de noviembre de la revista AIDS.

RAL es el primer inhibidor de la integrasa aprobado, aunque actualmente su uso se restringe a los pacientes con gran experiencia en terapia antirretroviral. Hay ensayos clínicos en marcha para investigar su seguridad y eficacia en personas que empiezan el tratamiento del VIH por primera vez, y los resultados provisionales resultan alentadores.

Un equipo de médicos del Estado de Washington en EE UU han explorado otro empleo posible de raltegravir: como parte de un régimen de profilaxis post-exposición tras una posible exposición ocupacional al VIH.

El equipo de médicos ha referido dos casos sobre un uso seguro y eficaz de raltegravir como parte de una PPE. Se produjeron entre julio de 2007 y enero de 2008 y, en ambas ocasiones, se trató de una posible exposición al virus del mismo paciente con dilatada experiencia en tratamiento cuyo VIH era resistente a fármacos.

El primer accidente se produjo cuando un trabajador sanitario sufrió una herida profunda al quitar un catéter venoso del paciente, cuya carga viral era de 215.000 copias/mL en ese momento. En aquella época, no se había aprobado el uso de raltegravir, por lo que se tuvo que obtener un permiso especial para utilizarlo como parte de un régimen de profilaxis post-exposición. Este régimen también incluyó el empleo de atazanavir (Reyataz®) potenciado con ritonavir, más Truvada® (tenofovir y emtricitabina). Sin embargo, debido a problemas de náuseas e hiperbilirrubinemia, el tratamiento con atazanavir/ritonavir fue interrumpido y se proporcionó una terapia con Truvada® y raltegravir durante 28 días.

El segundo caso implicó a un trabajador de un laboratorio que se cortó con un tubo de ensayo que contenía sangre del mismo paciente. Esta persona recibió un régimen de profilaxis post-exposición que fue bien tolerado y que incluyó darunavir (Prezista®) potenciado con ritonavir más Truvada® y raltegravir.

Ninguno de los dos trabajadores se infectó por VIH. Los autores escriben: “Raltegravir fue bien tolerado en estos dos casos de exposición ocupacional y parece que constituyó una opción óptima para estas personas expuestas a sangre de un paciente con el virus con amplia resistencia a fármacos, dado su novedoso mecanismo de acción, potencia y rapidez en la eliminación del VIH, y su perfil favorable de efectos secundarios”.

Referencia: Siegel MO, et al. Raltegravir for postexposure prophylaxis following occupational exposure to HIV. AIDS. 2008; 22: 2.552-2.554.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD