BHIVA: Una de cada tres muertes de personas con VIH en Reino Unido “no está directamente relacionada con el VIH”

Edwin J. Bernard

En Reino Unido, una de cada tres muertes producidas en personas con VIH entre 2004 y 2005 no estuvo directamente relacionada con el VIH, según los resultados finales de una auditoría sobre mortalidad que la BHIVA (siglas en inglés de la Asociación Británica del VIH) presentó en la conferencia de otoño de BHIVA, celebrada la pasada semana en Londres.

La auditoría también descubrió que los cánceres relacionados con VIH, así como aquéllos tradicionalmente no relacionados con el virus, fueron responsables de más muertes que cualquier otra causa. Otras grandes causas específicas no "clásicas" definidoras de SIDA fueron enfermedad hepática debida a coinfección por hepatitis B/C y/o consumo de alcohol y enfermedad cardiovascular.

¿Quién declaró los datos?

La auditoría sobre mortalidad de BHIVA consistió en respuestas de 133 centros clínicos de todo Reino Unido, el 80% de fuera de la región de Londres. El tamaño de estos centros fue variado, el 19% atendía entre 1 y 50 pacientes con VIH, el 23% entre 51 y 100, el 20% entre 101 y 200, el 21% entre 201 y 500 y el 17% más de 500 pacientes.

Un total de 40 centros no declaró muertes entre sus pacientes adultos con VIH durante el periodo de la auditoría. Por consiguiente,  89 centros presentaron datos de revisión de casos de 397 muertes entre adultos con VIH. Diez pacientes murieron fuera del período de auditoría (octubre de 2004-septiembre 2005) y fueron excluidos del análisis. A pesar de que se carecía de la fecha de muerte de otros ocho pacientes, éstos fueron incluidos en el análisis. Por tanto, se analizó un total de 387 muertes.

Comparación de datos y características demográficas

Los datos de la encuesta SOPHID (siglas en inglés de Encuesta de Infecciones por VIH Prevalentes Diagnosticadas) de la agencia para protección de la salud (HPA en sus siglas en inglés) informaron de 467 muertes de personas con VIH en el año 2004. El número de muertes anuales de personas con VIH declaradas a la agencia de protección de la salud se ha mantenido de forma continua en torno a este nivel desde 1998, descendiendo de forma sustancial desde aproximadamente 1.800 en 1995. Sin embargo, dado que el número de personas con VIH está aumentando constantemente, la proporción de muertes realmente está descendiendo. En consecuencia, realmente sólo en torno al 1% de todas las personas con VIH diagnosticadas murieron en 2004.

La auditoría de BHIVA descubrió que tres cuartas partes de todas las muertes se produjeron en hombres y que el 57% de todas las muertes se produjeron en personas de raza blanca, el 33% en personas de etnia negra africana y el 2% en personas de etnia negra caribeña. En comparación, los datos de SOPHID de 2004 (que incluyen todos los grupos de edad en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, mientras que los datos de BHIVA incluyen a sólo adultos en Reino Unido) informan de que dos terceras partes de las personas que buscaban cuidados relacionados con VIH eran hombres, el 52% era de raza blanca, el 38% de origen negro africano y el 3% de origen negro caribeño.

La mitad tuvo recuentos de CD4 por encima de 200 células/mm3

 
Los datos respecto a niveles de CD4 y las cargas virales en los últimos seis meses de vida no fueron uniformemente pobres. De hecho, aproximadamente la mitad de todas las personas que murieron tenía recuentos de células CD4 por encima de 200 células/mm3 y el 30% tenía cargas virales "indetectables". Coherente con estos datos es el descubrimiento de que no se consideró que una tercera parte de las muertes estuviera directamente relacionada con la infección por VIH.

Estas muertes no relacionadas con el VIH comprendieron:

  • 30 debidas a cánceres no relacionados con el VIH (7,8% de toda las muertes);
  • 22 debidas a enfermedad hepática en fase terminal (5,7%);
  • 17 debidas a enfermedad cardiovascular (4,4%);
  • 7 debidas a suicidio (1,8%);
  • 7 debidas a sepsis bacteriana (1,8%);
  • 6 debidas a accidente o heridas, incluyendo un homicidio (1,6%);
  • 4 debidas a sobredosis accidental de droga inyectable (1,0%);
  • 1 debida a enfermedad renal en fase terminal (0,3%).

Otras 29 muertes (7,5%) fueron debidas a otras causas no relacionadas con VIH o a causas no establecidas.

Los cánceres supusieron una de cada seis muertes

La causa inmediata única de muerte más grande fue la sepsis bacteriana, contabilizando una de cada ocho de todas las muertes registradas. Sin embargo, si se combinan los cánceres relacionados y no relacionados con el VIH, suponen la sexta parte de todas las muertes registradas.

Estas muertes relacionadas con cáncer incluyeron:

  • 29 debidas a linfoma* (7,3% de todas las muertes);
  • 6 debidas a carcinoma hepático, de las cuales dos fueron declaradas como enfermedad hepática en lugar de cáncer (1,5%);
  • 6 debidas a cáncer de pulmón (1,5%);
  • 3 debidas a cáncer anal* (0,75%);
  • 2 debidas a adenocarcinoma (cáncer glandular) (0,75%);
  • 2 debidas a cáncer renal (0,75%);
  • 2 debidas a cáncer esofágico (0,75%);
  • 2 debidas a cáncer de pene (0,75%);
  • 2 debidas a cáncer de próstata (0,75%);
  • 1 debida a cada tipo de cáncer de vejiga, de intestino, de pecho, de cuello de útero*, de células de Merkel, mieloma múltiple y pancreático;
  • 5 fueron de causa desconocida o no declarada, pero se consideró que una estuvo directamente relacionada con el VIH.

*Considerado como directamente relacionado con el VIH.

Otras causas y factores

La enfermedad cardiovascular fue la causa de muerte inmediata de 25 pacientes (6,5%), de las cuales 17 no fueron consideradas como directamente relacionadas con el VIH. La mayoría de las muertes debidas a enfermedad cardiovascular(18, o 4,6% de todas las muertes) fueron debidas a enfermedad de arterias coronarias, mientras que dos fueron debidas a hipertensión pulmonar relacionada con el VIH y tres debidas a otras enfermedades del músculo cardiaco.
 
La enfermedad hepática debida a la coinfección por hepatitis B/C y/o consumo de alcohol, supuso el 6% de todas las muertes.

La auditoría descubrió que las muertes debidas a reacción adversa a la terapia, síndrome inflamatorio de reconstitución inmunológica (SIRI) o VIH multirresistente a fármacos (cada una responsable de menos del 3% de todas las muertes), fueron relativamente raras. Es de señalar que hubo tres casos de acidosis láctica, que está relacionada con toxicidad mitocondrial debida a la terapia antirretroviral con ITIN.

Entre los factores propios de los pacientes que condujeron a muerte se incluyeron una pobre adhesión (26, o el 6,7% de todas las muertes), rechazo de tratamiento (18, 4,7% de todas las muertes) y, en dos casos, pobre atención clínica del VIH o falta de cuidado regular.

Algunas limitaciones

Una limitación de la auditoría es que los datos fueron reunidos a través de los médicos del VIH, que pueden no estar al tanto de todas las muertes. De hecho, la auditoría descubrió algunos temas respecto a la comunicación y almacenamiento de historiales que puede haber llevado a una menor determinación de muertes, incluyendo infección por VIH no diagnosticada en entornos médicos comunitarios o de medicina general, así como muertes en la comunidad debidas a causas no relacionadas con el VIH como suicidio o sobredosis de drogas.

Conclusión

Junto con un diagnóstico tardío, las causas no directamente relacionadas con el VIH suponen la mayoría de muertes en adultos con VIH. Las muertes debidas a reacciones adversas a la terapia del VIH y al agotamiento de opciones en el caso de personas con virus multirresistente a fármacos fueron reconfortantemente raras, según el profesor Sebastian Lucas del Hospital St. Thomas de Londres, que presentó los datos junto con la presidenta de BHIVA, la profesora Margaret Johnson.

Referencias: Lucas S. 25 years on: the causes of HIV-related death. BHIVA Autumn Conference, London, 2006.
Johnson M et al. BHIVA Mortality Audit. BHIVA Autumn Conference, London, 2006.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD