Los resultados del tratamiento antirretroviral pediátrico en entornos de recursos limitados son prometedores, según MSF

Lucy Reynolds

La investigación de Médecins sans Frontières en 14 países africanos y asiáticos muestra que los niños en los países en desarrollo que reciben tratamiento con regímenes basados en no análogos de nucleósido, similares a los recomendados para adultos, experimentan una respuesta marcadamente positiva, con independencia del grado de daño en el sistema inmunológico. Los hallazgos están publicados en la edición del 1 de mayo de la revista Clinical Infectious Diseases.

Los hallazgos otorgan más fuerza a los llamamientos realizados ayer por la Organización Mundial de la Salud y UNICEF para realizar un escalado del tratamiento del VIH a niños en entornos de recursos limitados.

A fin de estudiar los vínculos entre la inmunosupresión inicial y la probabilidad de supervivencia tras el inicio de la terapia antirretroviral, Médecins Sans Frontières reunió resultados del tratamiento antirretroviral de 26 de sus proyectos en diez países africanos y cuatro asiáticos. Se descubrieron unas tasas de supervivencia del 82% tras 24 meses, independientemente del grado inicial de inmunosupresión.

Se inscribieron 586 niños de edades comprendidas entre dieciocho meses y cinco años que habían estado en tratamiento durante al menos seis meses. El 97% no tenía experiencia en tratamiento, los pacientes recibieron profilaxis con cotrimoxazol, de acuerdo con las directrices de la OMS. Los cursos de tratamiento variaron algo, pero en todos los casos se trataron de regímenes estándar de primera línea de la OMS basados en inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósido (ITINN). Las diferencias en los regímenes no se correspondieron con el grado inicial de inmunosupresión, excepto en que los niños con inmunosupresión profunda fueron más propensos a recibir efavirenz.

Los participantes en el estudio fueron divididos en tres grupos en función del nivel de CD4 al inicio del tratamiento:

Inmunosupresión

Porcentaje de CD4

Proporción de la población de estudio

Leve a moderada

Por encima de un 15%

21%

Grave

Entre un 5% y un 15%

63%

Profunda

Por debajo de un 5%.

16%

La mediana de la duración del tratamiento antirretroviral fue de 14 meses, sin que se observaran diferencias significativas entre los grupos.

Tres cuartas partes de las muertes se produjeron durante los primeros seis meses de tratamiento, siendo la mediana de 1,4 meses. Los niños cuyo seguimiento se perdió (8%) fueron contabilizados junto con las muertes conocidas para calcular las tasas de supervivencia general. No se encontró correlación entre las tasas de supervivencia y el grado de inmunosupresión al inicio, incluso después de realizar control para edad, sexo, malnutrición, exposición previa a antirretrovirales y régimen de tratamiento. En general, la probabilidad de supervivencia fue del 92% a 6 meses, del 89% tras un año y del 82% tras dos años. Estas tasas de supervivencia son comparables a las registradas en estudios con adultos y niños mayores.

Se valoró el impacto del tratamiento antirretroviral sobre la recuperación inmunológica en los primeros doce meses:

Inmunosupresión

Ganancia media de % de CD4

Proporción de pacientes con CD4 aún por debajo del 15%
(continuando en inmunosupresión de grave a profunda)


Proporción de pacientes con CD4 por encima del 25%

(regreso a estado inmunológico casi normal)

Lueve a moderada

12%

82%

Grave

16%

6%

63%

Profunda

18%

21%

32%

Es destacable que estos resultados parecen ser comparables con los alcanzados en entornos con recursos, aunque la mayoría de los estudios publicados examinan poblaciones con características significativamente diferentes a las de este estudio, con niños mayores con experiencia en tratamiento que empleaban principalmente regímenes basados en inhibidores de la proteasa.

La terapia antirretroviral es claramente eficaz para conseguir restaurar un nivel de salud razonable en muchos niños, aunque se necesitan al menos varios meses para que los niveles de CD4 vuelvan a caer dentro del rango normal, señalan los autores. Durante este periodo de recuperación, los niños inmunosuprimidos siguen amenazados por las infecciones oportunistas.

Las pruebas tempranas de VIH y de recuentos de CD4 para identificar a niños asintomáticos con inmunosupresión profunda necesitarían ser acompañadas por la educación de los padres y los trabajadores sanitarios para asegurar que los que están en riesgo se sometan a la prueba y por la disponibilidad de tratamiento antirretroviral asequible, accesible y competente. En muchos contextos, los niños asintomáticos diagnosticados por estos métodos también necesitarían protección frente a la discriminación, que potencialmente puede poner en peligro sus vidas.

El estudio concluye que la terapia antirretroviral basada en ITINN podría restaurar la salud a muchos niños con VIH en entornos de recursos limitados, incluyendo a aquellos con el sistema inmunológico más gravemente dañado.

Referencia: O’Brien DP et al. Treatment outcomes stratified by baseline immunological status among young children receiving non-nucleoside reverse-transcriptase inhibitor-based antiretroviral thereapy in resource-limited settings. Clin Infect Dis 44: 1245-1250, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD