Los análisis de citología anal resultan útiles para detectar cambios celulares precancerosos en pacientes con VIH

Michael Carter

La citología anal puede constituir una herramienta útil para detectar cambios precancerosos en las células, que pueden conducir a la aparición de cáncer en el ano, según informa un equipo de investigadores del Reino Unido en la edición digital de la revista AIDS.

No obstante, el nivel de eficacia de la prueba depende de la extensión de la enfermedad. Además, fue más precisa en pacientes con recuentos de CD4 por debajo de 400 células/mm3 que en aquéllos con sistemas inmunitarios más fuertes.

El equipo de investigadores considera que sus hallazgos respecto a que la herramienta de examen médico es especialmente precisa en pacientes con recuentos bajos de células CD4 tienen importancia, "dada la proporción de personas que reciben un diagnóstico tardío del VIH y el mayor riesgo de sufrir cáncer de ano en este grupo". Los autores también señalan que la exactitud de la citología anal es comparable a la de la citología cervical (referida a la cérvix, o cuello del útero).

Las tasas de cáncer de cuello del útero en Inglaterra se redujeron de forma drástica después de introducir los programas de examen médico. Por el contrario, el número de casos diagnosticados de cáncer anal ha aumentado en los últimos años. Entre las personas con VIH se observan unas tasas de la enfermedad particularmente elevadas.

Antes de que el cáncer anal se desarrolle, aparecen lesiones precancerosas en el ano. A dichas lesiones se las denomina neoplasia intraepitelial anal. Con un diagnóstico precoz, estos cambios precancerosos pueden ser tratados de forma exitosa.

A pesar de presentar unas tasas elevadas de cáncer anal, los pacientes con VIH no son sometidos de forma rutinaria a exámenes para detectar cambios precancerosos en las células. Esto se debe, en parte, a la limitada y contradictoria información acerca de la exactitud de los métodos de detección, uno de los cuales es la citología.

Otros métodos de detección como las biopsias -utilizadas para obtener lecturas histológicas- o la anoscopia de alta resolución pueden resultar incómodos.

El equipo de investigadores de Londres comenzó a utilizar las pruebas de citología anal (también llamadas PAP) en 2005, y quiso obtener más datos sobre su exactitud.

En consecuencia, los autores decidieron comparar el rendimiento de la citología anal con el de la histología anal y la anoscopia de alta resolución. La prueba citológica fue fácil de aplicar y supuso la realización de un frotis unos 5cm dentro del conducto anal.

El estudio contó con 395 personas que fueron examinadas entre 2005 y 2009. La mayoría (93%) eran hombres y el 54% tenían VIH. Estos pacientes proporcionaron 584 muestras para su evaluación.

"Se trata de un estudio en un entorno real, basado en la práctica clínica", comenta el grupo de investigadores.

Los responsables del estudio realizaron varios análisis de sensibilidad. Así, determinaron cuántos casos de cambios precancerosos en las células anales fueron detectados con la prueba de citología (que ya habían sido diagnosticados empleando la histología o anoscopia de alta resolución).

En general, la citología detectó un 70% de los casos diagnosticados mediante la histología y el 69% de los casos diagnosticados gracias a la anoscopia de alta resolución.

La citología descubrió el 71% de los casos de lesiones precancerosas en los hombres homosexuales que habían sido diagnosticados mediante histología. En el caso de los heterosexuales, el porcentaje fue del 58%. Se observaron resultados similares cuando se comparó la citología con la anoscopia de alta resolución.

Tanto en los pacientes con nuevo diagnóstico como en los que recibían seguimiento, la citología anal resultó más precisa cuando estaban presentes dos o más áreas afectadas.

La citología anal fue más precisa en pacientes con VIH que en pacientes sin el virus. Esto fue así cuando los resultados se compararon con los obtenidos mediante la anoscopia de alta resolución (sensibilidad: 75% frente a 61%; p= 0,015) y la histología (76% frente a 59%; p= 0,009).

Asimismo, la citología anal permitió detectar los episodios de enfermedad de alto grado en el 80% de los casos de pacientes con VIH y en el 93% de los casos cuando el paciente no tenía el virus.

En cuanto a los pacientes con VIH, la prueba de citología anal fue más precisa entre aquéllos con un recuento de linfocitos CD4 inferior a 400 células/mm3. En estos pacientes, se detectó el 90% de los casos de la enfermedad, en comparación con una sensibilidad del 80% cuando los recuentos de CD4 fueron más altos.

Por este motivo, el equipo de investigadores concluye que la citología anal puede constituir una herramienta de detección especialmente útil en pacientes que reciben tarde su diagnóstico de VIH.

Entre los pacientes que tomaban terapia antirretroviral, la citología detectó el 77% de los casos de enfermedad identificados mediante la histología. La citología arrojó una eficacia similar en pacientes que no seguían un tratamiento anti-VIH, registrando una sensibilidad del 73%. Se observaron cifras similares cuando los resultados de la citología, según se siguiera o no la terapia anti-VIH, se compararon con las conclusiones de la anoscopia de alta resolución.

El análisis estadístico evidenció que la citología anal fue significativamente más precisa en pacientes con una enfermedad anal más extendida (p <0,0001) y en pacientes con VIH y unos niveles bajos de CD4 (p= 0,048).

Por último, los autores encontraron que la citología resultó más precisa en los pacientes con diagnósticos nuevos. La prueba detectó el 74% de los casos de la enfermedad en los pacientes nuevos, diagnosticados mediante anoscopia de alta resolución, y el 63% de los casos en que se empleó este método de análisis para realizar el seguimiento de los pacientes.

"Teniendo en cuenta las imprecisiones que presenta cualquier método de evaluación, es necesario disponer de diversas alternativas para el diagnóstico de la neoplasia anal, como ocurre en el caso de la neoplasia cervical", escriben los autores.

"Este estudio viene a respaldar la propuesta de realizar exámenes más precoces a los pacientes con VIH, dada la mayor carga de enfermedad anal que soportan y al aumento de la sensibilidad de la prueba para los niveles más bajos de células CD4", concluyen el equipo de investigadores.

Referencia: Mayura N, et al. Performance of anal cytology in a clinical setting when measured against histology and high-resolution anoscopy findings. AIDS 24 (online edition), 2010.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD