Empleo de pruebas de resistencia como parte del cuidado del VIH, incluso si se ignora la duración de la infección

Michael Carter

Un grupo de investigadores de California (EE UU) ha descubierto que más de la cuarta parte de sus pacientes sin experiencia en tratamiento (o pacientes naive) con una infección por VIH de duración desconocida presentan virus con resistencia a al menos una familia de fármacos antirretrovirales. El grupo de investigadores sugiere que su estudio muestra la utilidad de emplear pruebas de resistencia a fármacos como parte del cuidado rutinario del VIH. El estudio está publicado en la edición del 1 de febrero de Clinical Infectious Diseases.

Estudios anteriores han mostrado que entre un 8 y un 20% de las nuevas personas infectadas por VIH tiene virus que presentan resistencia primaria a fármacos. Las directrices de tratamiento, como las de la Sociedad Internacional del SIDA, recomiendan que los pacientes de los que se sabe han sido infectados por VIH en el año anterior deberían someterse a una prueba de resistencia para ver si está presente la resistencia primaria.

Sin embargo, un grupo de investigadores de San Diego, California, señaló que, dado el escaso número de personas con VH que son diagnosticadas en el primer año de infección, el valor de la prueba de resistencia como parte de la práctica clínica rutinaria puede ponerse en cuestión.

Por tanto, se realizó un estudio que contó con 103 personas con una infección por VIH de duración desconocida para determinar la prevalencia de la resistencia a fármacos. El estudio fue realizado en 2005 y el grupo de investigadores llevó a cabo pruebas de resistencia genotípica en muestras de sangre proporcionadas después de que los pacientes consintieran participar en el estudio.

Un total de 26 pacientes (25%) tuvo virus con resistencia a al menos una clase de antirretrovirales; el 6% de las personas tuvo VIH con resistencia a dos familias de fármacos anti-VIH y el 1% tuvo virus con resistencia a fármacos de las tres principales familias de antirretrovirales.

La mutación de resistencia detectada con más frecuencia fue la K103N, que confiere resistencia a fármacos de la familia de ITINN. Estuvo presente en 12 pacientes, sin embargo, el análisis reveló que no se debió a un foco de transmisión. La siguiente mutación más común fue la M184V (relacionada con resistencia al análogo de nucleósido 3TC), que estuvo presente en el virus de seis pacientes. El grupo de investigadores señala que esta mutación no se transmite fácilmente entre personas. Dos pacientes cuyo VIH tenía M184V también tenía resistencia a ITINN y dos más tuvieron virus resistente a inhibidores de la proteasa.

El virus de dos pacientes tuvo patrones de resistencia idénticos. El grupo de investigadores preguntó a estas dos personas y estableció que vivían en el mismo hogar y uno de los pacientes tenía el hábito de coger los antirretrovirales de la otra persona cuando se sentía mal.

“Esta investigación descubrió una prevalencia extremadamente alta de VIH resistente a fármacos entre pacientes sin experiencia en tratamiento que reciben cuidado médico”, comentan los autores, que añaden que esto también demuestra “la existencia de una mayor tasa de VIH resistente a fármacos de la previamente descrita entre las personas sin experiencia en tratamiento cuya duración de la infección es desconocida”.

El grupo de investigadores atribuye esta alta tasa de resistencia a tres causas: transmisión de la resistencia primaria, fracaso de la profilaxis post-exposición y, posiblemente, el compartir los fármacos anti-VIH.

El grupo de investigadores señala que dado el nivel de resistencia que indica este estudio, la realización de pruebas de resistencia  para todos los pacientes antes de iniciar el tratamiento sería económico “tanto si la duración de la infección por VIH es conocida como si no”

Los autores recomiendan “la corriente educación de los pacientes respecto al mecanismo de la resistencia frente a los fármacos antirretrovirales y la realización rutinaria de preguntas a los pacientes, por parte de los médicos, respecto a cualquier uso informal de los fármacos antirretrovirales”.

Referencia: Smith D et al. Clinical utility of HIV standard genotyping among antiretroviral-naïve individuals of unknown duration of infection. J Infect Dis 44: 456 – 458, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD