Los hombres gays franceses tienen un riesgo seis veces superior de infección por VIH y la incidencia aumenta en Holanda

Gus Cairns

Dos estudios europeos presentados en la XVII Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI), que tuvo lugar en San Francisco (EE UU), han evidenciado que la incidencia de VIH no está disminuyendo entre los hombres gays, e incluso puede estar creciendo en determinadas poblaciones.

Los dos ensayos que se expusieron emplearon, al igual que algunos otros, distintos métodos para medir o calcular de forma directa la incidencia de VIH, en lugar de confiar en mediciones como las tasas de diagnósticos, que pueden no reflejar las tasas actuales de infección.

Los estudios de Europa contrastan con un estudio realizado en San Francisco (EE UU), que encontró indicios de un descenso en las tasas de infección entre los hombres gays.

En Francia, el registro nacional de casos de VIH se inició en 2003. Las muestras de los pacientes que dan positivo en la prueba también son sometidas al ensayo de incidencia IDE-V3 para detectar infecciones recientes. El ensayo no ofrecerá un resultado positivo de anticuerpos hasta que hayan pasado aproximadamente seis meses tras la infección, y es muy fiable, con una tasa de falsas infecciones recientes del 0,8%. El encargado de presentar el estudio, Stéphane le Vu, comentó que el período ventana era algo superior en determinados subtipos del virus diferentes al B, pero que la tasa de falsas detecciones de infecciones recientes no pareció ser más alta.

Se considera que en el país galo hay 150.000 personas viviendo con VIH (lo que supone una tasa de prevalencia del 0,35%) y que, en 2008, se produjeron casi 7.000 nuevas infecciones por el virus, un descenso respecto a los casi 9.000 casos registrados en 2003. Esto representa una tasa nacional de incidencia de 17 por cada 100.000 persona-años o una persona infectada por cada 5.882 cada año.

El programa nacional de informe de casos ofrece detalles de la nacionalidad (francesa o extranjera), etapa clínica de la infección, pertenencia a grupos de riesgo y el historial previo de realización de pruebas. La incidencia del VIH varió de forma significativa entre las poblaciones. Los hombres que practican sexo con hombres supusieron el 48% de las infecciones, y los heterosexuales el 51%, de los que el 45% no nacieron en Francia (el 53% de las mujeres no eran francesas). Sólo el 1% de las infecciones se registraron entre usuarios de drogas inyectables.

La incidencia de VIH entre los hombres gays, según los cálculos de la prueba, fue de 1.006 infecciones por cada 100.000 persona-años, algo más del 1% anual. Esto supone un nivel 59 veces superior a la tasa observada en la población general. Por el contrario, las tasas anuales de incidencia por cada 100.000 persona-años fueron de 354 entre los hombres heterosexuales no franceses, 54 en el caso de las mujeres no francesas, 91 en los usuarios de drogas inyectables, 6 entre los hombres franceses y 4 en las mujeres francesas.

La incidencia descendió entre 2003 y 2008 en todos los grupos, excepto el de los hombres gays: La incidencia de infecciones entre heterosexuales de origen emigrante disminuyó desde unos 2.600 casos a 1.600, y entre los heterosexuales franceses pasó de 3.000 a 2.000. El número de infecciones entre usuarios de drogas inyectables también bajó ligeramente. En cambio, entre los hombres gays se registró lo que Le Vu denominó una “incidencia elevada y estable”.

La incidencia de VIH aumentó de forma significativa entre los hombres gays de Ámsterdam menores de 30 años

Por su parte, un estudio longitudinal de cohorte que contó con hombres gays de Ámsterdam (Holanda) ha descubierto que la tasa de incidencia del VIH en esta población ha estado incrementándose de forma constante desde la introducción de la terapia antirretroviral de gran actividad [TARGA] a mediados de la década de 1990, sobre todo entre los varones homosexuales más jóvenes (menores de 30 años). La encargada de la presentación del estudio, Iralice Jansen, declaró que los datos previos habían evidenciado un aumento en el número de diagnósticos entre los hombres gays, pero no existían pruebas sobre un aumento de la incidencia.

El Estudio de Cohorte de Ámsterdam es un ensayo de cohorte longitudinal de la infección por VIH entre un grupo de hombres gays inicialmente seronegativos, inscritos a intervalos regulares desde 1984 (con una media de 29 años de edad) y que, a continuación, realizaron pruebas diagnósticas cada seis meses. Para este estudio, la duración media del período de seguimiento fue de seis años.

De los 1.627 hombres incluidos en este estudio, un total de 215 adquirieron el VIH durante el período de seguimiento. La incidencia se calculó suponiendo que el momento de la infección por VIH se produjo en el punto medio entre el resultado positivo del diagnóstico y la anterior prueba negativa. La tasa de incidencia del VIH fue en un principio del 7,4% al año en 1985, pero descendió al 1,3% en 1990, nivel en el que permaneció hasta aproximadamente 1995 y 1997. Desde entonces, ha ido creciendo de forma lenta un 2% anual, aunque el incremento no fue significativo desde el punto de vista estadístico (p= 0,1).

Sin embargo, entre los hombres gays de 30 años o menos de edad, la incidencia anual de VIH, que había sido del 0,9% en 1997, ascendió al 3,8% en julio de 2009. Este resultado se debió a la duplicación súbita del nivel en 2009 (había permanecido en torno al 2% entre 2004 y 2008), pero el aumento observado es estadísticamente significativo (p ≤0,01).

El comportamiento sexual de riesgo reflejó el patrón de incidencia, con un aumento en la proporción de hombres que declararon practicar sexo sin protección con parejas sexuales ocasionales, que pasó de un 12% en 1992 a un 30% en 2008.

Los factores de riesgo más importantes relacionados con la adquisición del VIH fueron la práctica de sexo sin protección con parejas sexuales ocasionales (riesgo relativo [RR]: 4,74), tener más de cinco parejas (RR: 2,5), padecer gonorrea (RR: 5,76) y no tener educación terciaria (RR: 2,11). Se calculó que tres cuartas partes de las nuevas infecciones se debieron a la práctica de sexo con parejas casuales y sólo una cuarta parte, con parejas estables.

No obstante, entre los hombres gays de mayor edad, el sexo sin protección con parejas estables fue más significativo y se registraron tres veces más infecciones por parte de las parejas principales en 2003-2008 entre las personas de más de 50 años que a finales de la década de 1980. Los patrones de incidencia en hombres gays de 25 años y en los de 50 fueron imágenes especulares una de otra: en el caso de los hombres gays más jóvenes, el año 1995 registró el riesgo máximo de infección por parte de una pareja fija, pero en 2009 este riesgo había descendido de forma considerable. Por el contrario, entre los hombres de 50 años, el riesgo máximo de infección por una pareja estable se alcanzó en 2005.

La doctora Jansen comentó que Holanda presentaba una tasa de realización de pruebas del VIH más baja que la de muchos otros países desarrollados: Aunque el 88% de los pacientes atendidos en clínicas de salud sexual se sometieron a la prueba del virus, las tasas son muy inferiores entre los hombres gays que no acuden a dichas clínicas.

En un seminario sobre prevención, el doctor Ken Mayer, del Hospital Miram en Rhode Island, se refirió a este estudio: “Ciertamente, el hecho de observar un aumento de la incidencia en una epidemia madura suscita cierta preocupación”.

Referencias: Le Vu S, et al. Population-based HIV incidence in France, 2003 to 2008. Seventeenth Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections, abstract 36LB, San Francisco, 2010.

Jansen I, et al. Increasing trend among young men who have sex with men in Amsterdam: a 25-year prospective cohort study. Seventeenth Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections, abstract 35, San Francisco, 2010.

Más información:

En el sitio web oficial de la conferencia puedes encontrar el abstract 36LB y el abstract 35 correspondientes a estos estudios.

También puedes ver el vídeo y las diapositivas de esta sesión en el sitio web oficial de la conferencia.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD