Los hombres gays de todas las edades siguen constituyendo una prioridad en la prevención del VIH en EE UU

Michael Carter

Es necesario orientar la prevención del VIH a los hombres gays de todas las edades, según se desprende de un análisis minucioso de las cifras de incidencia del virus en EE UU, publicado en la edición de 12 de septiembre de Morbidity and Mortality Weekly Report. Los datos también señalan que las personas de origen afroamericano, hispano y latino se ven afectadas de forma desproporcionada por el virus.

A principios de agosto, se hicieron públicas las cifras que sugieren que la incidencia del VIH en EE UU podría ser un 40% superior a lo que se pensaba anteriormente.

El grupo de investigadores ha analizado con más detalle los cálculos sobre la incidencia del virus en el país norteamericano para determinar qué comunidades eran las más afectadas por el mismo.

Se comprobó que los hombres gays y los hombres que practican sexo con hombres (HSH), así como las personas de origen afroamericano, hispano y latino, siguen llevándose la peor parte en la epidemia de VIH en EE UU.

Los cálculos de incidencia en 2006 revelaron que el 53% de las nuevas infecciones por VIH implicó a hombres gays y otros hombres que practican sexo con hombres. Se ha expresado una especial preocupación respecto al incesante número de hombres gays jóvenes, en especial de etnia negra, que contraen el VIH. No obstante, los hombres homosexuales que acaban de llegar a su edad media también se ven muy afectados por el VIH. La mayoría de las infecciones por el virus entre los hombres gays afectó a hombres en la treintena, seguidos por aquéllos que están en los cuarenta.

El VIH afecta de forma desproporcionada a determinados grupos étnicos. Aunque las personas de etnia negra representan sólo el 12% de la población estadounidense, el 46% de las nuevas infecciones por VIH se produce en este grupo. Por otra parte, el 18% de las infecciones se produce entre latinos e hispanos, a pesar de que estos grupos sólo constituyen el 15% de la población del país.

“Los niveles de infección por VIH en EE UU son demasiado elevados y no debe permitirse que la epidemia mantenga su curso actual”, escribe el doctor Richard Wolitski, director en funciones del Departamento de Prevención del VIH de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en siglas en inglés), en una carta adjunta al análisis en la que llama la atención de los trabajadores sanitarios sobre estas estadísticas. Añade que es necesario ajustar los esfuerzos de prevención del VIH para “abordar las necesidades de los hombres que practican sexo con hombres de todas las edades y para reforzar los esfuerzos para llegar a los HSH jóvenes de etnia negra y evitar que el virus se convierta en un rito de paso para las sucesivas generaciones de hombres gays y bisexuales”.

El doctor Wolitski también destaca que hay que hacer mucho más para detener el curso de la epidemia entre las mujeres afroamericanas y latinas.

Referencia: Prejean J, et al. Subpopulation estimates from the HIV incidence surveillance system – United States, 2006. MMWR. 2008; 57: 985 – 989.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD