XVI Conferencia Internacional del SIDA – miércoles, 16 de agosto de 2006 – Toronto, Canadá

Pensar estratégicamente

El informe de aidsmap sobre la Conferencia Internacional del SIDA el pasado martes estuvo dedicado a un tema general bastante amplio: estrategias. En los 25 cinco años que el SIDA convive con médicos, investigadores, activistas y personas afectadas por el virus, se han intentado encontrar estrategias efectivas de tratamiento y prevención.

Los estudios presentados el martes sugieren que las estrategias de tratamiento con dos familias de fármacos más conservadoras son tan eficaces como la terapia con tres clases, y que para algunos pacientes un tratamiento con una única familia podría ser incluso una opción.

Un estudio sobre prevención mostró que una intervención apropiada podría reducir los comportamientos de riesgo de adquirir el VIH, incluso en un grupo particularmente difícil de abordar.

Sin embargo, un estudio de prevención de la tuberculosis subrayó que todavía existe una necesidad de ensayos clínicos bien concebidos.

Para personas con, o en riesgo de VIH, lo que en realidad podría marcar la diferencia es elaborar estrategias bien concebidas.

Estrategias de tratamiento

Dos clases frente a tres clases: el estudio CPCRA 058

Un estudio presentado en la conferencia de Toronto ha mostrado que no existe un beneficio tomando antirretrovirales de las tres familias. El estudio mostró que después de cinco años de terapia anti-VIH, los pacientes que tomaron terapia basada en dos clases y en tres clases tuvieron aumentos en el recuento de células CD4 comparables. No hubo ninguna diferencia en el riesgo de progresar a SIDA o muerte entre personas que tomaban tratamiento con dos y tres clases.

Tomar terapia basada en tres clases no sólo no tiene beneficio, sino que en realidad tiene desventajas: las personas que tomaron terapia basada en las tres familias tuvieron más probabilidades de interrumpir el tratamiento como consecuencia de los efectos secundarios que aquellos que tomaron dos clases de fármacos

El estudio también comparó los beneficios de la terapia de dos clases basada en un ITINN (no análogo) o en un IP (inhibidor de la proteasa). Se halló que el riesgo de progresión a SIDA o muerte fue comparable para ambos enfoques de tratamiento, pero que en las personas que tomaron un ITINN hubo menos probabilidades de que se produjese un fracaso virológico.

Una única clase: Kaletra en monoterapia

Los resultados del estudio KalMo presentados en la conferencia de Toronto mostraron que las personas que han mantenido una carga viral indetectable durante seis meses como mínimo utilizando una terapia convencional de múltiples fármacos anti-VIH pueden sin peligro cambiar a la monoterapia con Kaletra y mantener una carga viral indetectable a largo plazo.

Se prevé que el estudio dure 96 semanas y en la conferencia se presentaron los datos provisionales a 48 semanas. Se inscribió a un total de 60 pacientes en el estudio, que se distribuyeron equitativamente en dos brazos. Uno continuó con el tratamiento convencional, el otro cambió a la monoterapia con Kaletra. A las 48 semanas una proporción similar de pacientes en ambos brazos (86% frente a 83%) tuvieron una carga viral indetectable. Los cambios en el recuento de células CD4 fueron similares en los dos brazos, y no hubo diferencias en la frecuencia con la que se produjeron los efectos secundarios.

Nuevos fármacos: darunvir

El inhibidor de la proteasa potenciado darunavir (TMC114 potenciado con dosis bajas de ritonavir, nombre comercial Prezista en EE UU) proporciona una supresión del VIH superior a la de los otros inhibidores de la proteasa potenciados en pacientes con amplia experiencia en tratamientos, según los resultados de los estudios POWER 1 y POWER 2 presentados en la conferencia de Toronto.

Tanto a las 24 como a las 48 semanas una proporción significativamente más elevada de pacientes distribuidos aleatoriamente a recibir 600/100mg de darunavir/ritonavir había conseguido una supresión de al menos 1log10 en su carga viral en comparación con las personas que habían sido distribuidas de forma aleatoria a recibir un inhibidor de la proteasa de comparación. Además, una proporción significativamente más alta de personas tratadas con darunavir/ritonavir consiguió una carga viral por debajo de 50 copias/ml en comparación con aquellos que recibieron el régimen comparador.

El uso del inhibidor de la fusión T-20 (Fuzeon) aumentó la potencia virológica de los regímenes que contenían darunavir/ritonavir.

Las personas que recibían darunavir/ritonavir también experimentaron un aumento en el recuento de células CD4 a las semanas 24 y 48 mayor que el de aquellos que fueron distribuidos aleatoriamente en el brazo de comparación.

Se informó de diarrea en un 20% de las personas que tomaron darunavir/ritonavir, significativamente menos que el 28% que se dio en el brazo de comparación. Otros efectos secundarios comunes asociados a darunavir fueron náuseas (18%) y dolor de cabeza (15%).

Prevención del VIH

Un programa de prevención del VIH basado en líderes de opinión populares (LOP) ha resultado muy exitoso a la hora de reducir la cantidad de sexo no protegido entre los hombres gay negros estadounidenses.

El estudio u-Up incluyó a 284 jóvenes gay en Carolina del Norte. Se formó a miembros influyentes y populares de la comunidad gay local como líderes de opinión. En los locales nocturnos hablaron con sus iguales sobre las formas de reducir el riesgo sexual, centrando la conversación en temas de especial relevancia para los jóvenes negros, como por ejemplo la homofobia, el racismo, la bisexualidad, la pobreza y la religión.

Al inicio del estudio, un 42% de los hombres informó haber realizado alguna práctica de sexo anal no protegido, pero después de doce meses este porcentaje descendió a un 29%. Todavía más espectacular fue el descenso en la proporción de hombres que informaron de sexo anal no protegido receptivo, que disminuyó de un 32% a un 18% en un plazo de 4 meses.

Los resultados de este estudio son especialmente alentadores dado que entre los hombres gay negros en EE UU hay una prevalencia del VIH de hasta un 46%, 15 veces más que sus iguales blancos. Sin embargo, los programas basados en líderes de opinión populares no funcionan igual en todos los sitios: un intento de utilizar este método de prevención del VIH en hombres gay que acudían a gimnasios en Londres no tuvo éxito.

Prevención de la tuberculosis

Según un estudio llevado a cabo en Botsuana, aproximadamente la mitad de las personas con VIH que intentaron inscribirse en un programa de prevención de la tuberculosis (TB) con isoniazida no pudieron ser elegidos como consecuencia de que estaban demasiado enfermos o tenían una radiografía torácica que indicaba que ya tenían TB.

La TB es la causa principal de enfermedad y muerte en personas con VIH en el mundo entero. El uso del fármaco antituberculoso isoniazida puede prevenir la enfermedad por tuberculosis activa que se desarrolla en personas que se han expuesto a la TB o tienen la forma latente de la enfermedad.

Los resultados del estudio de Botsuana podrían tener implicaciones para el diseño de estudios futuros sobre prevención con isoniazida, lo que pone de manifiesto la necesidad de proporcionar terapia a la personas antes de que ya estén demasiado enfermas.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD