Un estudio evidencia que el éxito de PEPFAR depende de forma crítica del uso de fármacos genéricos

Keith Alcorn

El Plan de Emergencia del Presidente de EE UU para Paliar el Sida (PEPFAR, en sus siglas en inglés) ha podido alcanzar su objetivo de tratar a dos millones de personas con antirretrovirales en países con ingresos bajos y medios como resultado de la decisión de comprar versiones genéricas de antirretrovirales, según revela un estudio publicado en el número del 21 de julio de Journal of the American Medical Association.

Cuando se puso en marcha el PEPFAR en 2003, inicialmente hubo cierta reticencia por parte de algunos sectores en el Gobierno de EE UU a utilizar fármacos genéricos, debido a una campaña sostenida y coordinada del lobby formado por la industria farmacéutica y sus aliados en think-tanks, como el Instituto Hudson.

Se intentó minar la credibilidad de los productos genéricos suscitando dudas sobre su bioequivalencia y calidad, argumentando que los fármacos no serían seguros.

La Agencia de la Alimentación y el Medicamento de EE UU [FDA, en sus siglas en inglés] estableció un mecanismo de aprobación provisional para los productos antirretrovirales genéricos que permitió a las empresas fabricantes solicitar la aprobación regulatoria simplificada para su uso en programas del PEPFAR. Hasta la fecha, se han aprobado más de 80 productos.

Los productos que pasaron el proceso de aprobación provisional también recibieron, de forma automática, la autorización de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El estudio hecho público hoy muestra que PEPFAR ahorró unos 323.343.256 dólares entre 2005 y 2008 gracias al uso de fármacos antirretrovirales genéricos.

Entre los programas respaldados por este Plan en 16 países, la disponibilidad de antirretrovirales genéricos se relacionó con un mayor índice de obtención de fármacos y un ahorro sustancial en los costes previstos. Aunque los gastos en antirretrovirales se incrementaron desde 116,8 millones de dólares en 2005 hasta 202,2 millones en 2008, las adquisiciones aumentaron de 6,2 a 22,1 millones de paquetes mensuales. La proporción de gasto en fármacos anti-VIH genéricos pasó del 9,2% en 2005 al 76,4% en 2008, y la proporción de paquetes de genéricos adquiridos aumentó de un 14,8% en 2005 a un 89,3% en 2008.

En 2008, estaban en marcha ocho programas de PEPFAR que procuraron, al menos, el 90% de los paquetes de antirretrovirales en su versión genérica. Las distribuciones en Etiopía, Haití, Namibia, Ruanda, Tanzania y Zimbabue incluyeron más de un 99% de este tipo de fármacos.

La adquisición de combinaciones genéricas en dosis fijas pasó de un 33,3% en 2005 a un 42,7% en 2008.

“Cuando se puso en marcha el PEPFAR, muchos dudaban si sería posible proporcionar tratamiento antirretroviral a gran escala en los países de ingresos bajos y medios”, afirmó el embajador Mark Dybul, anterior Coordinador Mundial del Sida de EE UU, hoy en día en la universidad de Georgetown y el Instituto George W. Bush. “El objetivo inicial de apoyar el tratamiento a dos millones de personas en cinco años se cumplió pronto y los antirretrovirales genéricos ayudaron a hacerlo posible”.

“Este trabajo es tan importante porque simplemente debemos aprovechar al máximo cada dólar que gastamos, de modo que podamos salvar tantas vidas como sea posible”, dijo el embajador Eric Goosby, Coordinado Mundial del Sida de EE UU.

“Los fármacos ya no son los principales responsables de los costes del tratamiento, así que, además de ahorrar con los genéricos, los sistemas que hemos puesto en marcha para la obtención y distribución están consiguiendo que la eficiencia se traslade a todo el sistema sanitario de los países. Nuestra mayor eficiencia está permitiendo ahorrar un dinero que PEPFAR, y la más amplia Iniciativa por la Salud Mundial de EE UU, pueden aprovechar para salvar más vidas, y ése es el balance final”. Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD