El primer ministro australiano hace un llamamiento para poner fin a la inmigración de personas con VIH

Keith Alcorn

Australia no debería admitir a inmigrantes con VIH, sugirió el viernes el primer ministro del país, John Howard.

“Creo que deberíamos establecer las condiciones más restrictivas posibles en relación a esto a escala nacional y sé que el ministro de salud está preocupado al respecto y está estudiando modos de endurecer estas cuestiones”, afirmó el señor Howard.

El señor Howard estaba respondiendo a las estadísticas recientemente publicadas que muestran un aumento del número de personas con VIH que se dirigen al estado australiano de Victoria y la declaración de un alto cargo de salud estatal de que 70 inmigrantes con VIH se habían trasladado al estado en los últimos dos años.

El portavoz del Consejo sobre el SIDA de Victoria, Michael Kennedy, afirmó que el pasado año en el estado se registraron 334 nuevos casos de VIH, 50 fueron diagnosticados en otros estados australianos y 20 fueron diagnosticados en el extranjero.

“Pero de esos 20, en once casos se trató de personas nacidas en Australia o Nueva Zelanda y tienen el derecho automático de entrada, de modo que el número mayor (de inmigrantes) al que nos estamos refiriendo aquí es de nueve”, afirmó Kennedy.

Actualmente, Australia realiza la prueba a todos los inmigrantes que solicitan una residencia permanente, pero un resultado positivo en la misma no constituye un motivo para rechazar la entrada. La mayoría de las personas con VIH son rechazadas porque podrían suponer una carga para los servicios de salud pública, pero las personas con un empleo garantizado en Australia no se verían afectadas.

Los visitantes de corta duración en Australia no se ven afectados por las regulaciones, a diferencia de las restricciones de entrada a Estados Unidos, que imponen una prohibición total a las personas con VIH que quieran visitar Estados Unidos a menos que obtengan un visado de exoneración especial.

Canadá realiza pruebas de VIH a los inmigrantes, pero un resultado positivo en ellas por sí mismo no es motivo de rechazo de entrada. De hecho, podría acelerar una entrada del inmigrante a cuidado médico y prevenir el fenómeno del diagnóstico tardío del VIH que es habitual entre las personas que emigran de África a Reino Unido, según declaró la doctora Sharon Walmesly, Profesora Asociada de Medicina en la Universidad de Toronto (Canadá), en un reciente encuentro de médicos del VIH en Londres (Reino Unido).

Se prevé que Australia albergue en julio la IV Conferencia de la Sociedad Internacional del SIDA sobre Tratamiento del VIH y Patogénesis.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD