Una nueva cepa de MRSA multirresistente a los fármacos afecta de forma desproporcionada a los hombres gay con VIH

Edwin J. Bernard

Una cepa recientemente descubierta de estafilococo aureus resistente a la meticilina (MRSA, en sus siglas en inglés) que, a su vez, muestra resistencia a la mayoría de los antibióticos, se encuentra con más frecuencia en hombres gay (de forma especial en hombres gay con VIH) que en la población general, según un nuevo estudio que se publicará en la edición de 19 de febrero de 2008 de Annals of Internal Medicine y que ya está disponible en su versión digital [en inglés] desde ayer.

Los autores del trabajo creen que, en ocasiones, esta cepa en particular podría transmitirse por vía sexual y sugieren que deberían realizarse más estudios para determinar el posible vínculo entre comportamiento sexual y MRSA multirresistente a los fármacos.

Ayer, la prensa generalista realizó una amplia cobertura del suceso. Sin embargo, al menos en un artículo en el tabloide londinense Metro se han exagerado tanto los riesgos de que se produzca una transmisión accidental como la gravedad de la infección, llegando a denominarla “el nuevo VIH”.

El vínculo entre MRSA adquirido en la comunidad, hombres gay con VIH y transmisión sexual no es un tema nuevo. Ya en 2005 se hallaron pruebas de que las infecciones por MRSA adquiridas en la comunidad se estaban observando con mayor frecuencia entre pacientes seropositivos en San Diego (EE UU) y que el MRSA contraído en la comunidad por hombres gay con VIH en Los Ángeles (EE UU) estaba relacionado con las prácticas sexuales, el consumo de drogas y la exposición ambiental.

Un estudio de 2006 en el que se examinaron las infecciones por MRSA en pacientes admitidos en la sección de VIH de un hospital de San Francisco (EE UU) entre 1996 y 2005, encontró que una cepa del estafilococo adquirido en la comunidad (USA300, identificada por primera vez en 2002) supuso el 93% de los casos de MRSA en 2005.

El estudio actual ha descubierto la presencia de un genotipo de ese MRSA que es resistente al tratamiento con penicilinas, eritromicina, clindamicina, tetraciclina, mupirocina y antibióticos similares a Cipro. Sin embargo, este estafilococo sigue siendo susceptible a antibióticos más antiguos como el cotrimoxazol y su infección también podría resolverse sin antibióticos, simplemente drenando los forúnculos infectados. Sólo en los casos más extremos (y raros) la infección podría llegar a amenazar la vida del paciente.

Por otro lado, la infección por MRSA multirresistente a fármacos por lo general puede evitarse lavándose con agua y jabón. “Tomar una ducha después de una relación sexual podría minimizar el riesgo de transmisión”, declaró uno de los autores del estudio, el doctor Chip Chambers, al diario San Francisco Chronicle. “Un jabón normal sirve, ya que diluye la concentración de bacterias. No se necesita un jabón bactericida.”

Sobre el estudio

El equipo de investigadores de California quería comprobar la frecuencia de la infección por MRSA multirresistente en San Francisco, así como identificar los factores de riesgo de la infección. De los 2.495 residentes en la ciudad que presentaron MRSA durante un periodo de doce meses entre 2004 y 2005, los autores seleccionaron una muestra aleatoria de 532 (21%) a fin de determinar cuántas de las muestras de esta cepa del estafilococo aureus tomadas eran multirresistentes a los fármacos.

Para identificar los factores de riesgo de infección por MRSA multirresistente a los fármacos, se estudiaron otros dos grupos de personas con esta cepa del estafilococo aureus: 183 personas con VIH que acudieron a una clínica del VIH en un hospital de San Francisco y 130 personas (algunas de ellas seropositivas) que acudieron a una clínica de Boston (EE UU).

La incidencia general de MRSA en San Francisco se estimó en 275 casos por cada 100.000 personas, pero la de la recientemente identificada cepa de MRSA multirresistente a los fármacos fue mucho menor, situándose en 26 casos por cada 100.000 personas.

Cuando el equipo de investigadores analizó la frecuencia de MRSA multirresistente a los fármacos en función del área de residencia en San Francisco, se descubrió que la mayor incidencia (170 casos por cada 100.000 personas) se produjo en la zona que incluía el distrito Castro, donde existe una mayor proporción de hombres gay residiendo en comparación con el resto de la ciudad.

A continuación, se examinó la prevalencia de MRSA multirresistente a los fármacos en los 183 pacientes con VIH que presentaban esta cepa del estafilococo aureus en una clínica del VIH de la misma ciudad, y se encontró que 30 de ellos (16%) estaban infectados por esta cepa multirresistente. El análisis multivariable reveló que la práctica de sexo entre hombres constituyó un factor de riesgo altamente significativo de tener MRSA multirresistente a los fármacos (riesgo relativo [RR]: 13,2; p<0,001).

Otros factores de riesgo estadísticamente significativos de sufrir MRSA multirresistente fueron el haber tenido una infección previa por esta cepa  (RR: 2,1; p=0,007) o haber empleado con anterioridad el antibiótico clindamicina (RR: 2,1; p = 0,007).

Finalmente, se examinó la prevalencia de MRSA multirresistente a los fármacos en los 130 pacientes con esta cepa del estafilococo aureus de la clínica de Boston y se descubrió que 60 (46%) tenían MRSA multirresistente a los fármacos y que, en todos los casos, se trató de hombres gay o de hombres que practicaron sexo con hombres (HSH), lo que sugiere que la infección puede haber sido adquirida por vía sexual.

El 45% de los pacientes con MRSA multirresistente a los fármacos tenía VIH, lo que sugiere que, aunque esta cepa no se limita a las personas con VIH, sí que afecta con más frecuencia a este colectivo. Cuando los investigadores limitaron su análisis a los 121 hombres gay con MRSA en la clínica, 33 de los 56 (59%) que tenían el VIH también tenían MRSA multirresistente a los fármacos, frente a 27 de 65 (42%) en el caso de los pacientes sin VIH (RR: 1,4; p = 0,056).

“Estos datos sugieren que, si bien la infección por VIH constituye un factor de riesgo de sufrir una posterior infección por la cepa USA300, multirresistente a los fármacos -señalan los autores-, la práctica de sexo entre hombres también supone un factor independiente de infección por USA300.”

El equipo de investigadores indica que, en San Francisco y Boston, el MRSA multirresistente a los fármacos se manifestó con frecuencia como una infección en la zona de las nalgas, de los genitales o del perineo, lo que sugiere que la vía de transmisión fue sexual.

Estudios previos han sugerido que la presencia de MRSA entre hombres gay con VIH está relacionada con comportamientos sexuales de alto riesgo, incluyendo el uso de metanfetaminas y otras drogas no legales, la práctica de sexo con muchas parejas, la participación en fiestas donde se practica sexo en grupo, el uso de Internet para encontrar contactos sexuales y la práctica de sexo en la que se producen abrasiones en la piel. También estuvo relacionado el poseer un historial de infecciones de transmisión sexual.

Sin embargo, los expertos comentan: “No está claro si el comportamiento que favoreció estas infecciones entre hombres que practican sexo con hombres fue la práctica de sexo anal (esto es, la propagación de MRSA, que se encuentra en la cavidad rectal, relacionada con la comunidad), las prácticas sexuales que provocan abrasión en la piel o la mayor frecuencia del contacto íntimo entre las pieles de las parejas. Por tanto, las recomendaciones de prevención deberían incidir en que se tenga cuidado en cada una de esas prácticas.”

También se descubrió que un hombre gay de Boston tenía MRSA multirresistente a los fármacos con el mismo genotipo que el de los hombres gay de San Francisco. Teniendo en cuenta que declaró que acudía a San Francisco con frecuencia para practicar sexo, el equipo de investigadores considera: “Probablemente, la epidemia de USA300 multirresistente a los fármacos se inició en San Francisco y se ha dispersado debido a las visitas frecuentes de HSH provenientes de la otra punta del país.”

Sin embargo, el estudio adolece de varias limitaciones. Dado el número relativamente bajo de infecciones por MRSA multirresistente a los fármacos hallado y el hecho de que los expertos no entrevistaron a las personas con esta cepa del estafilococo aureus multirresistente a los fármacos (confiando exclusivamente en los registros clínicos), las estimaciones del riesgo de infección podrían ser imprecisas.

Los autores concluyen resumiendo sus hallazgos: “Hemos mostrado que la cepa USA300 multirresistente a los fármacos ha emergido como una importante fuente de enfermedad entre hombres que practican sexo con hombres en dos comunidades geográficamente distintas.”

Asimismo, señalan que “la alta proporción de infección en la zona de las nalgas, los genitales y el perineo sugiere que el MRSA relacionado con la comunidad puede haberse transmitido como resultado de contactos sexuales entre HSH.”

Finalmente indican que: “Deberían realizarse estudios prospectivos para evaluar con más detalle la relación entre USA300, USA300 multirresistente a los fármacos y los comportamientos sexuales de riesgo.”

Referencia: Diep, BA. Emergence of multidrug-resistant, community-associated, methicillin-resistant Staphylococcus aureus clone USA300 in men who have sex with men. Ann Intern Med 148 (4): 249-259, 2008.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD