Un estudio evalúa el riesgo de formación de coágulos en pacientes con VIH

Michael Carter

Las personas con VIH tienen una incidencia de coágulos venosos, incluyendo la trombosis venosa profunda (DVT, en sus siglas en inglés) y la embolia pulmonar, unas diez veces mayor que la observada en la población general, según una investigación publicada en la edición del 1 de julio de Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes. Los investigadores, de la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EE UU), hallaron que una hospitalización reciente, el uso de catéter en venas centrales y un recuento de CD4 inferior a las 500 copias/mm3 constituían factores de riesgo de sufrir estos eventos.

Hay cada vez más evidencias de que los pacientes con VIH presentan un riesgo más elevado de desarrollar coágulos en sus venas (tromboembolia venosa). Estos coágulos están asociados a un riesgo de enfermedad grave o muerte.

Investigaciones anteriores sugieren un riesgo entre 2 y 10 veces mayor en personas con VIH, con una incidencia estimada de esta condición entre un 0,3% y un 2% por año.

Los investigadores de la Universidad Johns Hopkins razonaron que los pacientes con VIH podrían tener factores de riesgo particulares que incrementasen el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos venosos. Así, diseñaron un estudio de tipo caso-control para determinar la incidencia y los factores de riesgo de esta condición.

Identificaron a 160 personas con VIH con un coágulo venoso confirmado que habían recibido atención médica en su centro médico entre 1989 y 2004. Un total de 109 de esos pacientes fueron diagnosticados de DVT y 39 presentaron embolia pulmonar. Se comparó a todas estas personas con 4 pacientes con VIH que no desarrollaron coágulos venosos.

Incidencia

En consonancia con anteriores investigaciones, los investigadores hallaron una incidencia de coágulos venosos del 0,56% por año, 10 veces superior a la población general estadounidense.

Factores de riesgo

Todos los pacientes que desarrollaron coágulos sanguíneos venosos eran hombres, la mayoría (84%) eran negros y la edad media fue de 39 años.

En la primera serie de análisis estadísticos, los investigadores hallaron que los siguientes factores eran más comunes entre quienes desarrollaron coágulos que entre el grupo de control:

  • Etnia negra (cociente de probabilidades [CP]: 1,65; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,11-3,08)
  • Edad superior a 36 años (CP: 1,85; IC95%: 1,21-2,83)
  • Recuento de CD4 inferior a 500 células/mm3 (CP: 5,0; IC95%: 2,4-10)
  • Hemoglobina inferior a 12 g/dl (CP: 3,34; IC95%: 2,2-5)
  • Hospitalización en los tres meses previos (CP: 21; IC95%: 11-35)
  • Hospitalización con linfoma (CP: 18; IC95%: 4-83)
  • Uso de catéter venoso central en los tres meses previos (CP: 17; IC95%: 8,6-32).
  • Uso de ventilación mecánica en los tres meses previos (CP: 9,6; IC95%: 3,73-25).

En el análisis multivariable posterior, los siguientes factores permanecieron significativamente asociados a coágulos sanguíneos venosos:

  • Edad (cada año incrementa el riesgo) (cociente de probabilidades ajustado [CPA]: 1,05; IC95%: 1,01-1,09)
  • Hospitalización en los tres meses previos (CPA: 13; IC95%: 6,4-27)
  • Catéter venoso central en los tres meses previos (CPA: 6 IC95%: 2,3-16)
  • Recuento de CD4 inferior a 500 células/mm3 (CPA: 3; IC95%: 1,2-7,8)

Ni la carga viral ni el uso de antirretrovirales estuvieron asociados al riesgo de padecer un coágulo sanguíneo venoso.

Los investigadores instaron a realizar más estudios para clarificar el riesgo de tromboembolia venosa en pacientes con VIH. Ellos creen que la investigación es particularmente importante, puesto que se espera que el ya de por sí mayor riesgo de esta complicación en personas con VIH “aumente conforme esta población envejezca”.

Los autores del estudio concluyeron que “la mortalidad por embolia pulmonar es elevada y la morbilidad en la trombosis venosa profunda es grande. Con el gran incremento de la esperanza de vida en personas con VIH/sida, investigar la amenaza que supone la tromboembolia venosa es cada vez más importante”.

Referencia: Ahonkhai A.A. Venous thromboembolism in patients with HIV/AIDS a case control study. J Acquir Immune Defic Syndr 48: 310 – 314, 2008.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD