El borrador de ley sobre el VIH en Uganda menoscaba los derechos humanos 

Roger Pebody

Un anteproyecto de ley que va a ser tratado en el parlamento ugandés incluye cláusulas que recogen la realización obligatoria de pruebas del VIH a las mujeres embarazadas, usuarios de drogas y personas trabajadoras sexuales, al tiempo que otorga unos poderes vagamente definidos a los médicos para revelar el estado serológico de los pacientes.

En un informe hecho público la pasada semana, Human Rights Watch (HRW) condenó la ley por promover unos enfoques peligrosos, desacreditados y represores, que amenazarían el progreso para alcanzar el objetivo del acceso universal a la prevención, atención y tratamiento [del VIH].

“Sabemos qué es lo que funciona y lo que no en la lucha contra el VIH”, afirmó Beatrice Were, de la Red Ugandesa sobre Leyes, Ética y VIH/Sida. “Este proyecto de ley, desgraciadamente, está plagado de enfoques ineficaces que violan los derechos humanos y nos hace retroceder en nuestros esfuerzos por combatir la epidemia de sida y la expansión de los programas del VIH a escala nacional”.

El proyecto de ley incluye las siguientes disposiciones:

  • A pesar de que en general una persona debería conceder un consentimiento informado para realizar la prueba del VIH, si se niega “de forma poco razonable”, se puede prescindir de dicho consentimiento.
  • Además, las mujeres embarazadas, sus parejas y las víctimas de agresiones sexuales “serán objeto de una prueba rutinaria del VIH”. Para estos grupos no se mencionan en el proyecto de ley los conceptos de consentimiento, confidencialidad y counselling.
  • Las personas condenadas por prostitución, consumo de drogas o posesión de jeringuillas, al igual que las acusadas por agresiones sexuales, también serán sometidas a pruebas obligatorias.
  • Los profesionales médicos pueden revelar el estado del paciente a sus parejas sexuales y otros contactos próximos en caso de que consideren que existe un “peligro claro y presente de transmisión del VIH a esas personas”.
  • Tanto la transmisión intencional como el intento de transmitir el VIH se consideran delitos.
  • Una persona seropositiva que no “siga las instrucciones sobre prevención y tratamiento” comete un delito.

El informe de HRW, aprobado por una amplia variedad de organizaciones tanto de Uganda como de otros países, señala que las disposiciones sobre la realización obligatoria de la prueba a menudo pondrán en peligro la salud de las personas que las realizan, especialmente de las mujeres. “Mi temor es que la realización obligatoria de la prueba y el revelado del estado serológico conduzcan a enjuiciamientos y a violencia en lugar de a tratamiento y atención médica”, comentó Joseph Amon, de HRW.

La organización cree que la realización obligatoria de la prueba a personas trabajadoras sexuales y usuarias de drogas se vendrá a sumar al cuerpo de leyes penales represivas que existe en Uganda (en el que se incluiría la reciente legislación dirigida a los hombres gays), que hará especialmente complicada la provisión de servicios sanitarios a los grupos de población marginados.

Además, el informe indica que muchas de las disposiciones están redactadas de forma imprecisa, de manera demasiado general y sin establecer unas salvaguardas o procedimientos claros. Esto podría conducir a que la ley se aplique de modo selectivo o abusivo.

Referencia: Human Rights Watch. Comm3ents to Uganda’s Parliamentary Comm3ittee on HIV/AIDS and Related Matters about the HIV/AIDS Prevention and Control Bill, 2009.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD