NICE recomienda realizar más pruebas del VIH en la atención primaria y en entornos comunitarios

Roger Pebody

En la primera guía relacionada con el VIH que ha realizado el Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica (NICE) -un organismo para el control de la salud-, es probable que se incluya la recomendación de que los servicios sanitarios no especializados en salud sexual desempeñen un mayor papel ofreciendo la realización de pruebas del VIH a personas de origen negro africano y a hombres que practican sexo con hombres (HSH).

Además, NICE prevé un aumento en el número de proyectos para que se haga la prueba en puntos de encuentro público, como bares y saunas, empleando tests rápidos.

El borrador de las directrices de NICE se encuentra hoy en día disponible y abierto a consultas.

El Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica hace públicas sus recomendaciones al Sistema Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, en sus siglas en inglés) respecto a los tratamientos e intervenciones de salud pública más eficaces y rentables. En algunos casos, a los organismos del NHS se les requiere legalmente que financien medicinas y tratamientos propuestos por NICE. A diferencia de otros organismos semiautónomos no gubernamentales, este último no se ve amenazado por las aboliciones previstas por el nuevo Gobierno británico.

Las directrices sobre la realización de pruebas del VIH han sido publicadas de manera previa por organizaciones con representación de médicos especialistas, como la Asociación Británica del VIH (BHIVA) y la Asociación Británica para la Salud Sexual y el VIH (BASHH). Estas directrices no han sido aprobadas por el Comité Nacional de Cribado del Reino Unido (National Screening Committee, NSC) ni por NICE.

Las directrices más recientes sobre realización del test del VIH elaboradas por BHIVA y BASHH aconsejan que se ofrezca la prueba a los pacientes en una amplia variedad de entornos sanitarios, incluyendo consultas generalistas y la mayoría de los departamentos hospitalarios. En general, la implementación de esta parte de las directrices ha sido limitada.

El Departamento de Salud pidió a NICE que elaborara un documento guía de salud pública acerca del aumento en la aceptación de la prueba del VIH tanto entre la comunidad de hombres que practican sexo con hombres como entre la de origen negro africano. Sus recomendaciones no reemplazan ni sustituyen las directrices existentes de BHIVA/BASHH. En muchos casos, respaldan los consejos hechos por los especialistas en VIH, mientras que en otros van más allá.

El borrador de las directrices de NICE está actualmente disponible y abierto a aportaciones y comentarios hasta el 22 de noviembre. Es probable que la versión final de la guía se publique en marzo de 2011.

Un documento cubre las medidas para aumentar la aceptación de las pruebas entre hombres que practican sexo con hombres, mientras que otro documento aparte se centra en las personas de origen negro africano.

En ambos grupos de población, NICE aconseja la implementación de estrategias locales que animen a las personas a considerar la posibilidad de someterse a la prueba del VIH. Dichas estrategias se desarrollarían en consulta con las organizaciones locales de voluntariado y los miembros de la comunidad. Estas estrategias deberían prestar especial atención a los grupos con menos probabilidades de acceder a los servicios.

La participación e implicación comunitaria se consideran especialmente importantes en el caso de la población de origen negro africano. NICE recomienda la inscripción y formación de miembros de la comunidad para que actúen como “paladines de la salud” y “modelos de comportamiento”. Los programas deben abordar los conceptos erróneos relativos a las pruebas y tratamientos del VIH, promover los beneficios del diagnóstico temprano y enfrentarse al estigma relacionado con el virus de la inmunodeficiencia humana.

Las intervenciones sanitarias destinadas a promover la realización de la prueba entre HSH tendrían que efectuarse en puntos de encuentro social (como saunas o sitios web) en donde se facilite el sexo entre hombres.

Además, el borrador del documento apoya los programas para hacer el test del VIH en lugares donde tienen lugar comportamientos de alto riesgo sexual entre hombres, como saunas, clubs y zonas de cruising. NICE parece ser más partidario de estos proyectos que BHIVA, aunque indica que no sería adecuada la realización de la prueba en dichos lugares. En ellos, los tests rápidos (empleando frotis de la boca o sangre extraída del dedo) tendrían que ser efectuados por personal formado en una zona privada o aislada.

Todos los servicios de realización de la prueba (incluyendo los comunitarios) deben contar con mecanismos claros de derivación hacia pruebas de confirmación, servicios de tratamiento del VIH y grupos de apoyo. Por otra parte, las personas que den positivo pueden necesitar que las deriven hacia intervenciones de counselling y sobre sexo seguro, así como volver a repetir los tests (por ejemplo, si se ha corrido algún riesgo durante el período ‘ventana’ de la prueba).

En las directrices dirigidas a las comunidades de origen negro africano, se ha puesto énfasis en que se ofrezca la realización de los tests del VIH fuera de los entornos de salud sexual. La revisión de la literatura médica llevada a cabo para preparar el documento señaló que el hacer la prueba en las clínicas de salud sexual era considerado por algunas personas de dichas comunidades como algo estigmatizante, complicado y que requería mucho tiempo, mientras que la prueba en otros entornos sanitarios era bien acogida.

La recomendación de NICE de que se proporcione la realización de la prueba fuera de los entornos de salud sexual está en general en consonancia con las actuales directrices de la BHIVA. El Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica aconseja que los médicos generalistas ofrezcan de forma rutinaria un test del VIH a las personas de origen negro africano que no lo hayan efectuado antes o que hayan tenido una nueva pareja sexual desde la última prueba negativa. En los hospitales y otros entornos sanitarios, debería facilitarse de forma rutinaria una prueba tipo ‛exclusión voluntaria’ (opt-out) a las personas de origen negro africano que se están haciendo análisis de sangre por otros motivos.

Sin embargo, cabe destacar que las orientaciones de NICE en cuanto a los hombres que practican sexo con hombres proponen la realización de la prueba en la atención primaria (médicos de cabecera), pero no en la atención secundaria (hospitales). En esto difieren de las directrices de la BHIVA, que recomiendan que, en todos los entornos sanitarios, se ofrezca la prueba del VIH a cualquier hombre que haya revelado haber tenido un encuentro sexual con otros hombres.

La estrategia de NICE consiste en aconsejar que cuando una consulta de medicina general esté situada en una zona que cuente con una gran comunidad de hombres gays o una elevada prevalencia del VIH, se recomiende la realización de la prueba a todos los pacientes masculinos, hayan revelado o no tener relaciones con personas de su mismo sexo.

No obstante, Carl Burnell, de la GMFA -organización benéfica que se dedica a la salud de hombres gays-, se preguntó si esta recomendación resultaba viable, a causa de la apretada carga de trabajo de los trabajadores sanitarios. “La estrategia da por sentado que los otros servicios funcionan como un reloj y tienen la capacidad de ofrecer las pruebas del VIH”, afirmó.

NICE concluye sus documentos con resúmenes de los numerosos huecos en los hallazgos de las investigaciones, sobre todo en lo que se refiere a las evaluaciones de las intervenciones dirigidas a aumentar la realización de la prueba diagnóstica del VIH en el Reino Unido. Sin embargo, el borrador de las directrices se ha elaborado con antelación a la publicación de los resultados de varios proyectos piloto financiados por el Departamento de Salud en los que se valoraban las nuevas estrategias para efectuar tests del VIH.

Los documentos de consulta están disponibles aquí y aquí.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD