Los niveles de VIH en plasma y en la excreción vaginal están estrechamente relacionados

Adam Legge

La cantidad de VIH en sangre se relaciona directamente con la cantidad de virus excretado en la vagina, según un estudio realizado con 97 mujeres con VIH de EE UU y publicado en la edición del 15 de agosto de la revista Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes. El descubrimiento podría tener importantes implicaciones en la transmisión del VIH, tanto de madre a hijo como entre parejas sexuales, afirma el grupo de investigadores.

La extensión en la que puede detectarse el virus en el tracto genital de una mujer con VIH ha variado según diferentes informes, desde el 9% de los casos hasta el 80%. Pero este nuevo estudio es diferente en el hecho de que ha realizado el seguimiento del virus secretado genitalmente en mujeres antes de que iniciaran una terapia anti-VIH de gran actividad y posteriormente de forma regular durante casi tres años. A continuación, los niveles se compararon con los niveles de virus medidos al mismo tiempo.

Las mujeres fueron sometidas a un examen pélvico y se tomaron muestras sanguíneas y cervicovaginales al inicio del estudio, luego a las dos semanas y posteriormente cada seis meses.

Las muestras del tracto genital fueron tomadas mediante una técnica denominada recolección del líquido del lavado cervicovaginal. Esto supone hacer girar suavemente un frotis contra la pared de la cerviz (cuello uterino) y después lavar el frotis en una cantidad fija de líquido que después es sometido a la prueba del virus.

El grupo de investigadores también examinó la presencia de otras infecciones genitales como vaginosis bacteriana, candidiasis (hongos) y tricomoniasis, así como la presencia de semen para ver si alguna de estas enfermedades estaba relacionada con los niveles de VIH en el tracto genital. Sin embargo, los autores descubrieron que el único factor que afectó a los niveles de VIH secretado en la vagina fue la cantidad de virus en sangre.

De hecho, los niveles en sangre del VIH podrían estar ligados directamente con la cantidad de virus excretado. Las mujeres que presentaron niveles detectables en sangre fueron casi 14 veces más propensas a presentar virus en el tracto genital que las mujeres que tuvieron niveles en sangre indetectables. Al aumentar los niveles en sangre del virus, también lo hicieron los niveles en el tracto genital. El grupo de investigadores también descubrió que los niveles de virus en el tracto genital parecían rezagarse ligeramente por detrás de los niveles en sangre. Cuando las mujeres alcanzaron niveles de virus indetectables tanto en sangre como en la vagina, el rebote del virus se produjo primero en sangre, o aproximadamente al mismo tiempo.

El grupo de investigadores afirmó que estos descubrimientos tienen implicaciones importantes en la transmisión del VIH entre parejas sexuales y de madres a bebés. También supone un respaldo a investigaciones previas que habían sugerido que los niveles en sangre del virus constituyen un factor clave en el riesgo de transmisión.

De hecho, concluyen los autores, es plausible sugerir que las mujeres con niveles de VIH en sangre indetectables son mucho menos propensas a excretar el virus genitalmente y, por tanto, a transmitir la infección.

Pero ponen énfasis en que incluso estos últimos datos presentan aspectos que sugieren que el asunto puede no estar tan claro. En el cinco por ciento de las ocasiones, pareció existir niveles mayores de virus en la vagina que en sangre.

Los autores reconocen limitaciones en el estudio. Desde que se realizó, se ha desarrollado un modo más preciso de medir niveles de VIH en la vagina. También la secreción del VIH es intermitente y unas medidas tomadas con mayor frecuencia podrían haber revelado un patrón distinto.

Referencia: Cu-Uvin S et al. Association between paired plasma and cervicovaginal lavage fluid HIV-1 RNA levels during 30 months. Journal of Acquired Immune Deficiency Syndrome 2006; 42(5): 584-587.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD