Menor producción de la hormona del crecimiento en hombres con VIH con redistribución de grasa corporal

Chris Gadd

La cantidad de hormona del crecimiento producida por hombres con VIH que padecen redistribución de grasa corporal es menor que la que producen hombres sin VIH y que mujeres con VIH de edad y parámetros corporales semejantes, de acuerdo con un estudio publicado en la edición del 4 de abril de la revista AIDS.

El estudio también descubrió que la producción de hormona del crecimiento es menor en pacientes de raza blanca que en pacientes de otras razas.
 
La hormona del crecimiento se produce en la glándula pituitaria, situada en la base del cerebro, y es responsable del normal crecimiento y desarrollo del cuerpo. Se cree que los pacientes que sufren redistribución de grasa como resultado de un efecto secundario del tratamiento anti-VIH corren el riesgo de sufrir deficiencias en la producción de hormona del crecimiento. Esto ha llevado a que la hormona del crecimiento sea probada como un tratamiento para la redistribución de grasa corporal, junto con otros factores que pueden estimular que el cuerpo aumente la producción de la hormona del crecimiento, para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.
 
Se sabe que el sexo afecta a los niveles de producción de la hormona del crecimiento en los pacientes sin VIH, pero no ha sido valorado su efecto en pacientes con VIH. Tampoco se comprende muy bien el impacto del origen étnico sobre la producción de la hormona del crecimiento en pacientes con VIH.
 
Por consiguiente, un grupo de médicos del hospital general de Massachusetts en Boston (EE UU) quiso examinar los efectos de sexo, raza y redistribución de grasa sobre la producción de la hormona del crecimiento en pacientes con VIH. Su esperanza era que esto les permitiría determinar qué pacientes están en riesgo de una baja producción de la hormona del crecimiento. Esto podría ayudar a identificar a los pacientes que se beneficiarían de un tratamiento con hormona del crecimiento y evitar el riesgo de los efectos secundarios de la hormona del crecimiento por administrarla a pacientes que no la necesitan.
 
El equipo de médicos midió los niveles de la hormona del crecimiento de 139 hombres y 25 mujeres como respuesta a un protocolo de prueba estándar consistente en inyecciones de hormona liberadora de hormona del crecimiento y arginina. Todos los pacientes mostraban indicios de redistribución de grasa tras al menos doce semanas de terapia antirretroviral estable.
 
El equipo de médicos descubrió que las mujeres del estudio tenían mayores niveles de producción de hormona del crecimiento que los hombres. Esto se reflejó tanto en los niveles pico de hormona del crecimiento detectados (media 36,4 frente a 18,9 ng/ml; p<0,001) como en la producción total de hormona del crecimiento en un periodo de medición de 2 horas (media 2.679 frente a 1.284 mg.min/dl; p<0,001).
 
Cuando el grupo de investigadores examinó los efectos de la raza, descubrió que los hombres de origen caucásico tuvieron una producción total de hormona del crecimiento menor que los hombres de origen no caucásico (media 1.146 frente a 1.831 mg.min/dl; p=0,04), aunque la diferencia de los niveles pico de hormona del crecimiento no fue estadísticamente significativa.
 
Sin embargo, en las mujeres con VIH, la raza no estuvo relacionada con la producción de hormona del crecimiento.
 
"Los hombres con VIH que sufren redistribución de grasa tienen unas respuestas pico de hormona del crecimiento significativamente menores, y mayores tasas de fracaso en las pruebas de la hormona del crecimiento estandarizadas en comparación con el grupo control de hombres sanos y las mujeres con VIH de edades e índices de masa corporal similares", concluye el grupo de investigadores. "La secreción de la hormona del crecimiento está relacionada con el sexo y la raza en los pacientes con VIH."
 
El grupo de médicos también quiso determinar un valor corte para definir la deficiencia de la hormona del crecimiento en pacientes con VIH. Al comparar los niveles pico de la hormona del crecimiento entre su cohorte de pacientes con VIH y un grupo control de 51 personas sin VIH de edad, masa corporal respecto a la altura y raza semejantes, los autores descubrieron que el corte óptimo para los hombres resultó de 7,5 ng/ml.
 
"El valor corte de 7,5 ng/ml proporcionó la separación óptima entre los grupos con VIH y de control al tiempo que mantuvo una buena especificidad, es decir, menos del 10% de los controles fracasaron", escribe el grupo de investigadores. "Empleando este valor de corte, aproximadamente un tercio de los pacientes con redistribución de grasa fracasa en la prueba de hormona liberadora de hormona del crecimiento más arginina, y esto puede ser considerado al menos como relativamente deficiente respecto a la hormona del crecimiento."
 
Sin embargo, los autores fueron incapaces de calcular un valor de corte adecuado para las mujeres en el estudio, ya que cuando probaron un rango de valores de corte para los niveles pico de la hormona del crecimiento, las mujeres con VIH y sin VIH tuvieron tasas de fracaso similares.
 
El grupo de investigadores descubrió que la producción de la hormona del crecimiento no se vio afectada por el empleo de distintos tipos de fármacos anti-VIH en cualquiera de los dos sexos o por el ciclo menstrual en el caso de las mujeres con VIH. Sin embargo, el grado de deficiencia de la hormona del crecimiento estuvo ligado al cociente de tamaño cintura/cadera, un marcador de ganancia de grasa en torno a los órganos centrales en hombres con VIH.
 
Los descubrimientos de este estudio indican que considerar la raza, el cociente cintura/cadera y la respuesta a la prueba de la hormona liberadora de la hormona del crecimiento más arginina, puede ayudar a los médicos a identificar qué hombres con VIH se pueden beneficiar del tratamiento con hormona del crecimiento. Sin embargo, el estudio fracasó a la hora de extraer conclusiones firmes sobre qué mujeres deberían beneficiarse de un tratamiento con hormona del crecimiento.
 
"Serán necesarios más estudios con mayor número de mujeres para investigar la respuestas de la hormona del crecimiento en mujeres con VIH y la necesidad de incrementar la hormona del crecimiento en esta población", escriben los autores.
 
Referencia: Koutkia P et al. Growth hormone secretion among HIV infected patients: effects of gender, race and fat redistribution. AIDS 20: 855-862, 2006.
 
Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD