Unas pruebas no invasivas permiten predecir qué mujeres con VIH corren un mayor riesgo de sufrir enfermedad hepática

Michael Carter

Una serie de análisis no invasivos pueden ayudar a prever cuáles son las mujeres con VIH que presentan un mayor riesgo de desarrollar fibrosis hepática, según informa un equipo de investigadores de EE UU en la edición del 1 de marzo de Clinical Infectious Diseases.

Un estado más avanzado de la infección por VIH estuvo relacionado con una peor función hepática incluso en ausencia de coinfección por hepatitis, valorada mediante el denominado índice FIB-4 (niveles de alanina aminotransferasa [ALT], niveles de aspartato aminotransferasa [AST], recuento de plaquetas y edad).

“El índice FIB-4 puede ser ampliamente aplicable para la detección de fibrosis hepática en poblaciones con VIH”, comentan los investigadores.

La enfermedad hepática constituye una causa importante de morbimortalidad en pacientes con VIH, sobre todo en el caso de los coinfectados por el virus de la hepatitis B (VHB) o hepatitis C (VHC).

En consecuencia, el seguimiento de la función hepática de los pacientes es un componente importante de la atención médica rutinaria del VIH. La prueba “estándar de oro” para valorar la hepatopatía es la biopsia hepática. Sin embargo, es preciso realizar una intervención y no se practica de forma rutinaria en pacientes con cualquier indicio de la enfermedad.

Se ha comprobado que una combinación de pruebas no invasivas (el índice FIB-4) permite predecir con precisión el estado de fibrosis hepática en pacientes con VIH. Responsables del estudio sobre Investigación Epidemiológica del VIH (HER, en sus siglas en inglés) decidieron verificar qué factores estaban relacionados con unas mayores puntuaciones FIB-4 y un estado más avanzado de fibrosis en mujeres con VIH.

La muestra de estudio estuvo compuesta por 1.227 mujeres con VIH, o en situación de riesgo de adquirirlo. Un total de 217 mujeres no tenían VIH, 196 estaban infectadas únicamente por VHC, 320 solo por VIH y 498 estaban coinfectadas por VIH y VHC.

La puntuación mediana de FIB-4 (0,60) fue más baja en el caso de las mujeres que no tenían ni VIH ni VHC.

En el caso de las mujeres monoinfectadas por el virus de la hepatitis C, la puntuación mediana de FIB-4 fue de 0,82.

Dichas puntuaciones fueron más altas para las mujeres con VIH (mediana: 0,86). El hecho de tener un mayor recuento de CD4 estuvo relacionado con una menor puntuación en el índice FIB-4 (p <0,0001), como también lo estuvieron los mayores niveles de albúmina (p= 0,002). Se observó una relación de significación estadística marginal (p= 0,08) entre la carga viral y una puntuación más alta de FIB-4.

Un total de 72 mujeres tenían VIH, nunca habían recibido terapia antirretroviral, no consumían alcohol y estaban infectadas por VHB. La viremia del VIH en este grupo de personas estuvo relacionada con una puntuación de FIB-4 significativamente superior (p= 0,03).

La mediana de la puntuación FIB-4 en el caso de las mujeres coinfectadas por VIH y VHC fue 1,30. De nuevo, el tener un mayor recuento de CD4 (p <0,001) se asoció con una menor puntuación y la carga viral del VIH, con un mayor valor de FIB-4 (p <0,001).

“El nivel de ARN del VIH en plasma estuvo relacionado con una mayor puntuación en el FIB-4 en mujeres infectadas únicamente por VIH, en ausencia de terapia antirretroviral o consumo de alcohol”, comentan los investigadores, que consideran que este hallazgo “sugiere la existencia de un posible efecto de la carga viral del VIH sobre el aumento de los niveles de enzimas hepáticas y/o de fibrosis del hígado”. Los autores señalan que estudios previos han evidenciado que la terapia antirretroviral que consigue suprimir la carga viral del VIH está relacionada con un menor grado de fibrosis en pacientes coinfectados por VIH y VHC.

El equipo de investigadores concluye instando a realizar más estudios “para determinar si los regímenes antirretrovirales de gran eficacia son capaces de reducir los valores de FIB-4, así como el grado de fibrosis hepática”.

Referencia: Blackard JT, et al. HIV mono-infection is associated with FIB-4 – a noninvasive index of liver fibrosis – in women. Clin Infect Dis. 2011; 52: 764-780 (Aquí puedes encontrar el abstract de forma gratuita).

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD