El tratamiento moderno del VIH puede funcionar bien con una adhesión inferior al 95%

Michael Carter

Los pacientes que toman los regímenes antirretrovirales modernos tienen bastantes probabilidades de mantener una carga viral indetectable incluso con una adhesión inferior al 95%, según informa un equipo de investigadores españoles en la edición de octubre de la publicación AIDS Research and Human Retroviruses. Se descubrió que los pacientes que tomaban un tratamiento anti-VIH basado bien en un inhibidor de la transcriptasa inversa no análogo de nucleósido (ITINN) o en un inhibidor de la proteasa (IP) potenciado con ritonavir y que mantuvieron una tasa de adhesión tan sólo del 80% tuvieron un riesgo de fracaso del control virológico inferior al 10%.

Esto es equivalente a no saltarse más de una dosis de cada cinco en una combinación de una toma al día. Un nivel de adhesión del 90% es equivalente a saltarse una dosis de cada diez, una diferencia notable en la frecuencia de dosis perdidas.

Sin embargo, los autores del estudio destacan que el objetivo debería seguir siendo alcanzar la tasa más alta posible de adhesión al tratamiento, ya que se detectaron tasas muy bajas de fracaso terapéutico entre los pacientes cuyo nivel de adhesión fue del 90% o superior.

La terapia antirretroviral (TARV) ofrece a las personas con VIH la posibilidad de disfrutar de una vida larga y saludable. No obstante, este tratamiento supone un compromiso de por vida y puede tener efectos secundarios. Además, muchos pacientes encuentran difícil mantener unos niveles elevados de adhesión a la TARV, y una mala adhesión está asociada a la aparición de cepas del VIH resistentes a fármacos así como a un mayor riesgo de morbimortalidad relacionada con el virus.

Por lo general, se considera necesario tomar al menos el 95% de las dosis del tratamiento anti-VIH en el momento exacto y tal como se prescribieron para que la TARV tenga una mayor oportunidad de lograr y mantener la supresión de la carga viral.

Con todo, esta estimación se basó en los resultados observados en los pacientes que recibían los inhibidores de la proteasa más antiguos, que no estaban potenciados, una familia de fármacos que ya no se recomienda. En consecuencia, un equipo de investigadores de Barcelona (España) decidió estudiar el nivel de adhesión necesario para mantener una carga viral indetectable en los pacientes que tomasen una TARV basada en ITINN o inhibidores de la proteasa potenciados.

Su investigación contó con 1.142 pacientes con y sin experiencia en tratamientos a los que se les administró terapia antirretroviral entre 2004 y 2005. Todos los pacientes habían alcanzado una carga viral indetectable y el estudio se prolongó durante un año.

Estas personas fueron distribuidas de acuerdo con el tipo de TARV que estuvieran recibiendo: inhibidores de la proteasa sin potenciar (11%), inhibidores de la proteasa potenciados (31%) e ITINN (58%). Se valoró la adhesión a través del recuento de pastillas durante las citas médicas rutinarias. Se comparó el riesgo de aumento de carga viral a niveles detectables para cada familia de fármacos y distinto nivel de adhesión: inferior al 70%, entre el 70 y el 80%, entre el 80 y el 90%, y por encima del 90%. También se comprobó si hubo algún tratamiento o característica del paciente que estuviera relacionado con el nivel de adhesión y el resultado de la terapia.

La mayoría de los pacientes (1.059) mantuvo una carga viral indetectable durante el transcurso del estudio y el nivel medio de adhesión fue del 96%. La media de adhesión de las 83 personas que sufrieron un rebrote de su carga viral fue del 76%.

En comparación con los pacientes que tuvieron una adhesión del 90% o superior, el riesgo de fracaso del control virológico fue del 9% en las personas con un nivel de adhesión del 80-90%, aumentando hasta el 46% en el caso de una adhesión del 70-80%, y llegando al 77% en el caso de las personas que tomaron menos del 70% de las dosis.

Para todos los niveles de adhesión inferiores al 90%, las personas que tomaron un inhibidor de la proteasa no potenciado constituyeron el grupo más propenso a que el virus desarrollase resistencias (tasa de fracaso del 100% para una adhesión inferior al 70%, del 71% para un nivel de adhesión del 70-79% y del 24% para una del 80-89%).

Aunque la tasa de fracaso en pacientes con un nivel de adhesión inferior al 90% fue superior en aquéllos que recibían un inhibidor de la proteasa potenciado que un ITINN, no fue significativamente mayor (adhesión inferior al 70%: 50 frente al 35%; adhesión del 70-79%: 37 frente al 24%; adhesión del 80-89%: 9 frente al 6%).

Los únicos factores relacionados con el nivel de adhesión fueron el número de pastillas (disminuyendo la probabilidad de alcanzar un buen nivel de adhesión a medida que aumentaba el número de pastillas; p <0,001) y el número de dosis diarias. Sin embargo, aunque el nivel de adhesión fue menor entre los pacientes que tomaban su tratamiento tres veces al día, no hubo diferencias significativas entre los que recibían su terapia una o dos veces diarias.

“Nuestros datos muestran que el éxito virológico es posible con una adhesión inferior al 95%”, concluye el equipo de investigadores y añade: “En el caso de los pacientes que toman regímenes basados en ITINN o inhibidores de la proteasa con unas tasas de adhesión del 80%, la tasa de fracaso del control virológico es inferior al 10%.”

No obstante, el equipo de expertos encontró unas tasas extremadamente bajas de fracaso en el tratamiento en pacientes con un nivel de adhesión superior al 90% (un 1% en el caso de las personas que tomaban IP sin potenciar, un 0,5% entre los que recibían un IP potenciado y un 1,4% entre los que tomaban un ITINN). En consecuencia, concluyen que el objetivo aún debería ser alcanzar “la mayor tasa de adhesión posible”.

Referencia: Marin M. Relationship between adherence level, type of antiretroviral regimen, and plasma HIV type 1 RNA viral load: a prospective cohort study. AIDS Research and Human Retroviruses. 2008; 24: 1.263-1.268.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD