Un gen raro provoca un aumento masivo de los niveles de efavirenz en una niña de doce años, produciendo psicosis

Michael Carter

Una rara mutación genética fue la causante de que una niña de doce años tuviera una concentración en sangre de efavirenz (Sustiva) de siete a ocho veces superior a la normal, conduciendo a la aparición de psicosis, según informa un grupo de médicos estadounidenses en la edición del 15 de noviembre de Clinical Infectious Diseases (ya disponible en internet). El equipo de investigadores sugiere que los pacientes que desarrollan “síntomas psiquiátricos prolongados” después de iniciar la toma de efavirenz deberían realizar pruebas para determinar la concentración del fármaco en sangre y, posiblemente, para determinar la mutación genética subyacente en los niveles excesivos de efavirenz observados en su paciente.

La infección por VIH ha sido relacionada con unas tasas excesivas de enfermedad mental tanto en adultos como en niños. Se cree que entre las causas exactas de la enfermedad psiquiátrica en los niños con VIH se encuentran: predisposición a sufrir enfermedad mental, estrés, efectos directos del VIH sobre el cerebro y efectos secundarios de la medicación anti-VIH.

Se sabe que efavirenz provoca efectos secundarios neuropsiquiátricos tanto en adultos como en niños, pero estudios previos no han mostrado una relación estadísticamente significativa entre el uso del fármaco y un mayor riesgo de hospitalización por quejas psiquiátricas en niños.

Frente a estos antecedentes, un equipo de investigadores de Rhode Island (EE UU) registró el primer caso de psicosis en un niño que recibió tratamiento con efavirenz. El caso implicó a una niña de doce años con VIH desde el nacimiento y sin un historial previo de enfermedad mental.

El comportamiento psicótico se había desarrollado durante un año antes de la hospitalización e implicó retraimiento, menor concentración y habilidades sociales, alucinaciones y pensamientos suicidas y homicidas.

La aparición de los síntomas había coincidido con un aumento de la dosis diaria de efavirenz de 400 a 600mg. La terapia antirretroviral de la chica también consistía en Kaletra, d4T (estavudina, Zerit) y ddI (didanosina, Videx).

Las pruebas realizadas en el momento de la admisión en el hospital revelaron que la chica tenía un recuento de células CD4 superior a 1.000 células/mm3 y una carga viral indetectable. La imagen por resonancia magnética no mostró ningún motivo para la psicosis.

Los análisis sanguíneos también fueron normales a excepción de una prueba para monitorizar el nivel de fármacos, que mostró que el nivel de efavirenz era de 19.013 ng/ml, entre siete y ocho veces el nivel esperado.

Posteriores pruebas revelaron que la niña tenía el raro genotipo con polimorfismo CYP2B6-516, relacionado con un mal aclaramiento de efavirenz.

Sus médicos concluyeron que la psicosis estuvo relacionada con el excesivo nivel de efavirenz en sangre. Esta hipótesis se vio respaldada por la mejora gradual de sus síntomas una vez interrumpido el tratamiento con efavirenz. En un año, la condición de la paciente había vuelto a la normalidad.

El equipo de investigadores no cree que sea práctico o económico examinar pacientes en búsqueda de este polimorfismo antes de iniciar tratamiento con efavirenz. Sin embargo, sugiere que los pacientes que desarrollan síntomas psicóticos mientras toman efavirenz se sometan a pruebas para monitorizar los niveles del fármaco y “probablemente para determinar la presencia del genotipo CYP2B6-516T”.

Referencia: Lowenhaupt EA et al. Psychosis in a 12-year-old HIV-positive girl with an increased serum concentration of efavirenz. Clin Infect Dis 45 (online edition), 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD