La Fundación Clinton anuncia una nueva rebaja en el precio de los tratamientos de segunda línea

Keith Alcorn

El pasado 6 de agosto, la Iniciativa Clinton sobre el VIH/Sida [CHAI, en sus siglas en inglés] anunció que una formulación de cuatro fármacos para el tratamiento del VIH en segunda línea en países en vías de desarrollo estará disponible a primeros de 2010 a un precio de 425 dólares.

Con carácter inmediato, los fármacos –tenofovir, lamivudina (3TC), atazanavir y una dosis de potenciación de ritonavir– estarán disponibles a un precio de 475 dólares. Esto supone unos 115 dólares menos que la opción previa más barata para tratamiento de segunda línea ­–lopinavir/ritonavir más tenofovir/3TC­–; opción que ofrece en la actualidad el Consorcio de Abastecimiento de la Iniciativa Clinton sobre el VIH/Sida a los países en desarrollo que cumplen los requisitos, a un precio máximo de 590 dólares por persona y año.

La reducción de precio hay que compararla con los 210 dólares que cuesta una combinación a dosis fija de tenofovir, 3TC y efavirenz, y con los 89 dólares anuales que se paga por d4T (estavudina), 3TC y nevirapina, la combinación más utilizada como tratamiento de primera línea.

El año próximo, la compañía india de genéricos Matrix empaquetará los fármacos en una sola caja para ofrecer todo un tratamiento de segunda línea en un único lote. Se tratará de la primera vez que una terapia de segunda línea se empaqueta así en el mundo.

La compañía Matrix puede elaborar estas combinaciones porque los productos no están patentados en la India, y puede ofrecerlos a unos precios reducidos gracias a los esfuerzos en la mejora constante de los procesos de producción y porque se le han garantizado grandes volúmenes de pedidos.

La CHAI afirma que empezará a ofrecer los productos de Matrix cuando sus formulaciones de atazanavir y ritonavir reciban la precalificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los productos estarán disponibles para los países de rentas bajas y medias integrados en el consorcio.

La compra de medicamentos de segunda línea está financiada por la UNITAID (mecanismo internacional para la adquisición de fármacos), que ha garantizado una extensión del financiamiento de tratamientos de segunda línea para finales de 2011 con objeto de alentar una rápida aceptación de las nuevas formulaciones.

El ex presidente Clinton también anunció que Pfizer ha accedido a aplicar un 60% de descuento sobre el fármaco antituberculoso rifabutina. Éste quedaría a un dólar al día (lo que equivale a un tratamiento completo contra la tuberculosis por 90 dólares), más barato que la terapia con rifampicina. Rifabutina es más adecuado en el uso concomitante con inhibidores de la proteasa potenciados con ritonavir, ya que no reduce los niveles de este fármaco.

Según estimaciones de la CHAI, entre 6.000 y 10.000 personas con tuberculosis podrían beneficiarse de este acuerdo, aunque estos números podrían incrementarse sustancialmente si un estudio, financiado por el gobierno francés y que empezará en breve en Vietnam, demuestra la seguridad y eficacia de rifabutina en tratamiento concomitante con nevirapina, uno de los componentes de las terapias de primera línea. Las actuales directrices de tratamiento recomiendan el empleo del fármaco de primera línea efavirenz (más caro que nevirapina) en pacientes con tuberculosis por la ausencia de interacciones negativas con rifampicina, dado que algunos estudios, aunque no todos, han mostrado un efecto negativo de rifampicina sobre los niveles de nevirapina.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD