Una escala de puntuación sirve para predecir el riesgo de progresión del sarcoma de Kaposi

David McLay

Un equipo de investigadores suizo ha desarrollado una herramienta de valoración (mediante la puntuación en una escala) que ayuda a identificar qué pacientes con VIH y sarcoma de Kaposi son más propensos a sufrir una progresión de esta última enfermedad. Dicha herramienta, escriben los expertos en un informe publicado en la edición de 31 de mayo de 2008 de la revista AIDS, puede ayudar a manejar el tratamiento en aquellos casos en que puede ser más beneficioso, evitando esta dura terapia a los pacientes con menor riesgo.

La terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) ha reducido la incidencia de sarcoma de Kaposi entre las personas con VIH, produciéndose un descenso drástico en el número de casos nuevos tras su introducción a mediados de los años noventa. De cualquier modo, la respuesta del sarcoma de Kaposi ya establecido es impredecible. En algunos casos se produce una regresión, mientras que en otros la enfermedad sigue progresando. En el 30% de los casos esta progresión supone la muerte del paciente.

Existe poca información sobre los factores de predicción de la progresión del sarcoma y los médicos se encuentran con dificultades para manejar su tratamiento en los pacientes que tienen más probabilidades de sufrir una progresión de esta enfermedad. Un método de valoración mediante una escala de puntuación ayudaría a identificar a los pacientes de alto riesgo, evitando que aquéllos con bajo riesgo tengan que sufrir la toxicidad asociada a la quimioterapia empleada.

Para comprender mejor los factores de predicción del sarcoma de Kaposi, un equipo de investigadores del Estudio de la Cohorte Suiza del VIH realizó un análisis retrospectivo de los casos de esta enfermedad a partir de las bases de datos del estudio. Los historiales de pacientes con diagnósticos de sarcoma de Kaposi confirmados por pruebas de laboratorio o detectados clínicamente se sometieron a una evaluación para detectar posibles factores pronóstico, incluyendo las características sociodemográficas, la etapa de la enfermedad, las características de la infección por VIH y el tratamiento y los marcadores víricos de infección por el virus del herpes humano tipo 8 (VHH-8), relacionado con este tipo de sarcoma.

Los tumores del sarcoma de Kaposi están clasificados como: T0: lesiones limitadas a la piel, nódulos linfáticos, o con presencia reducida en la boca; y T1: sarcoma de Kaposi avanzado en piel y boca, edema asociado o sarcoma que afecta a alguna víscera. Los marcadores víricos del VHH-8 fueron la prueba cuantitativa de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR, en sus siglas en inglés) del ADN de ese virus y los títulos de anticuerpos frente al mismo.

El equipo de investigadores registró los factores pronóstico basales y, después, examinó qué casos requirieron tratamiento con quimioterapia o terminaron en muerte. La quimioterapia se inició en el 27% de los casos y la tasa de mortalidad, por cualquier causa, fue del 21%. Los autores señalan que estas cifras están en consonancia con otras publicadas respecto a la supervivencia de personas con sarcoma de Kaposi.

El análisis multivariable permitió identificar tres factores basales relacionados con un mayor riesgo de mal resultado:

  • La etapa T1 de la infección se relacionó con un cociente de riesgo (CR) de 5,22 (p < 0,001), esto es, los pacientes en una etapa T1 de la enfermedad tuvieron una probabilidad algo más de cinco veces mayor de necesitar quimioterapia o de morir.
  • El recuento de CD4 inferior a 200 células/mm3, con un CR de 2,33 (p = 0,01).
  • El resultado positivo en el ensayo con PCR del ADN del VHH-8, con un CR de 2,33 (p = 0,01)

Entre los factores no relacionados con unos peores resultados estuvieron la edad, el sexo, la orientación sexual, el origen geográfico o el uso de una terapia antirretroviral.

En función de esos tres factores y sus riesgos asociados, se propuso un sencillo sistema de puntuación, en el que la fase T1 de la enfermedad equivale a dos puntos, mientras que el recuento de CD4 inferior a 200 células/mm3 y el resultado positivo en el ensayo con PCR del ADN del VHH-8 suponen un punto cada uno.

“Nuestra escala de puntuación es sencilla para utilizar a pie de cama del paciente”, escriben los autores. “Cada punto en la escala está relacionado con un aumento de dos veces del riesgo de muerte o necesidad de quimioterapia. Sugerimos que los pacientes con un índice de dos o superior tienen un riesgo elevado, por lo que deberían recibir un seguimiento más estrecho y, en su caso, se tendría que considerar el uso de quimioterapia, mientras que los casos con una menor puntuación podrían ser tratados sólo con TARGA”, afirman los expertos. Un reciente estudio italiano ha sugerido que el empleo de la terapia antirretroviral podría ser clave para tratar el sarcoma de Kaposi.

Los autores indican que tanto la etapa en que se encuentra el sarcoma de Kaposi como el recuento de CD4 ya habían sido relacionados previamente con un progreso de la enfermedad, pero su estudio es el primero que identifica la cuantificación del ADN del VHH-8 como factor de predicción. Los resultados de los pocos y reducidos estudios completados sugieren que la ausencia de VHH-8 en las células sanguíneas permite predecir una mejor respuesta clínica.

Los expertos también subrayan que, a diferencia de algunos informes en los que se afirmaba que las terapias antirretrovirales con inhibidores de la proteasa podrían ser más eficaces en el control del sarcoma de Kaposi que las basadas en no análogos de nucleósido, no detectaron ninguna diferencia en los resultados en función de los tipos de regímenes antirretrovirales.

Referencia: Boffi El Amari E, et al. Predicting the evolution of Kaposi sarcoma, in the highly active antiretroviral therapy era. AIDS. 2008; 22: 1.010 – 1.028.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD