Tratar VIH y tuberculosis al mismo tiempo no compromete los resultados de ninguna de las dos infecciones

Michael Carter

Tomar tratamiento antituberculosis al mismo tiempo que terapia antirretroviral no reduce la tasa de éxito virológico del tratamiento anti-VIH, según ha descubierto un estudio retrospectivo publicado en la edición del 15 de mayo de The Journal of Infectious Diseases.

El grupo de investigadores, de Londres, también descubrió que los pacientes que tomaron terapia anti-tuberculosis y anti-VIH al mismo tiempo tuvieron tasas de recurrencia de la tuberculosis (TB) similares a las de los pacientes sin VIH tratados de tuberculosis.
 
La tuberculosis constituye la principal causa de enfermedad y muerte entre personas con VIH en todo el mundo y es una de las dos enfermedades definidoras de SIDA más habituales en Reino Unido. Entre los problemas prácticos para combinar los tratamientos de la tuberculosis y el VIH están la respuesta inflamatoria, el solapamiento de efectos secundarios, la alta carga de pastillas y la pobre absorción de los fármacos. Estos factores podrían significar que la terapia anti-VIH tiene menos probabilidades de lograr una carga viral indetectable en pacientes que toman al mismo tiempo terapia contra la tuberculosis y el VIH.
 
Un grupo de médicos del Hospital North Middlesex, el Hospital Royal Free de Londres y el Hospital del Colegio Universitario de Londres (Reino Unido) plantearon la hipótesis de que el cuidado especialista proporcionado por un equipo experto tanto en tratamiento de VIH como tuberculosis mejoraría la eficacia de los dos tratamientos en sus pacientes. Por tanto, diseñaron un estudio retrospectivo que contó con pacientes que recibieron de forma concurrente terapia anti-tuberculosis y antiviral en sus centros entre 1997 y 2003. Compararon los resultados virológicos e inmunológicos de estos pacientes para emparejarlos con pacientes con VIH que no tenían tuberculosis y que fueron tratados con fármacos anti-VIH. Para determinar si el empleo concurrente del tratamiento antirretroviral comprometía la potencia de la terapia para la tuberculosis, también se compararon los resultados de tratamiento y las tasas de recaídas de los pacientes con tuberculosis y VIH con los de personas que sólo tenían tuberculosis.
 
Los investigadores incluyeron en el análisis a un total de 156 pacientes con VIH/tuberculosis. La mediana de edad fue de 35 años, el 52% eran hombres y el 77% eran de origen africano. La mediana de recuento de células CD4 en el momento del diagnóstico de tuberculosis indicó una supresión inmunológica avanzada y fue de 77 células/mm3 y la mediana de la carga viral fue de 125.000 copias/ml.
 
Un total de 29 pacientes ya estaba tomando terapia anti-VIH cuando fueron diagnosticados de tuberculosis y 15 de ellos ya tenían una carga viral por debajo de 50 copias/ml antes de iniciar el tratamiento de la tuberculosis. Las 15 personas aún tenían una carga viral por debajo de 50 copias/ml al finalizar la terapia contra la tuberculosis a las que se añadieron otras 11 personas que ya estaban tomando antirretrovirales.
 
En el caso de los restantes 82 pacientes, el tratamiento anti-VIH fue iniciado una mediana de dos meses después de iniciar el de la tuberculosis. De estos 82 pacientes, 68 (83%) tenían una carga viral inferior a 50 copias/ml tras seis meses de tratamiento anti-VIH. Los recuentos de células CD4 aumentaron en 71 pacientes que iniciaron tratamiento del VIH después de la terapia para la tuberculosis (mediana de aumento a seis meses, 108 células/mm3).

No se apreciaron diferencias respecto a la respuesta virológica entre los pacientes con VIH/tuberculosis y 111 pacientes control con VIH sin tuberculosis que recibieron terapia anti-VIH. En el 13% de los pacientes con VIH/tuberculosis, el tratamiento no consiguió lograr una carga viral por debajo de 400 copias/ml tras seis meses de terapia antirretroviral, como ocurrió en el 13% de los pacientes que sólo recibieron terapia para el VIH. El recuento de células CD4 aumentó tras seis meses en una mediana de 97 células/mm3 en pacientes tratados contra VIH/tuberculosis frente a 89 células/mm3 en pacientes que sólo fueron tratados contra VIH.
 
A continuación se compararon los resultados del tratamiento de la tuberculosis en pacientes con VIH con los de una población de 156 pacientes sin VIH que fueron tratados de tuberculosis. Una proporción similar de pacientes con VIH (6%) y sin VIH (4%) tomó menos del curso planeado de terapia para la tuberculosis. La tuberculosis reapareció en el 3% de los pacientes con VIH frente al 1% de los pacientes sin VIH, una diferencia no significativa.
 
“Estos datos sugieren que las personas coinfectadas por VIH y tuberculosis M. podrían ser tratadas, con buenos resultados para ambas enfermedades”, escribe el grupo de investigadores.
 
Referencia: Breen RAM et al. Virological response to highly active antiretroviral therapy is unaffected by antituberculosis therapy. J Infect Dis 193: 1437 – 1440, 2006.
 
Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

 

Suscríbete a los boletines

Utiliza este formulario para suscribirte en los diferentes boletines. Si tienes cualquier problema ponte en contacto con nosotros.

Al continuar, confirmas que has leído el aviso legal y aceptas la política de privacidad.

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD