Un hombre sentenciado a nueve años por transmisión “imprudente” del VIH y VHC en Escocia (actualización)

Edwin J. Bernard

Un alto tribunal de Glasgow (Escocia, Reino Unido) sentenció el cinco de abril al ciudadano italiano Giovanni Mola a nueve años de prisión por la transmisión sexual “imprudente” del VIH y el virus de la hepatitis C (VHC) a una antigua novia.

El señor Mola fue encontrado culpable en febrero. Aquí se recogieron detalles del caso: [en español][en inglés]. Fue la primera vez que alguien ha sido procesado con éxito por la transmisión sexual de hepatitis C y la segunda vez en Escocia por transmisión sexual del VIH.

En su declaración de sentencia, el juez Lord Hodge pareció mostrar cierto desacuerdo respecto a la actual opinión médica experta que sugiere que el uso del condón sin revelar el estado serológico es aceptable. “Considerando el consejo que ha recibido por parte de profesionales médicos de que no tenía que revelar su estado serológico si tenía cuidado de llevar y emplear adecuadamente un condón, no considero que pueda ser juzgado como delictivamente culpable e imprudente sobre la base sólo de que no reveló su estado serológico. No me corresponde a mí juzgar si el consejo médico que recibió fue el adecuado. La no revelación del estado viral y la realización posterior de prácticas sexuales empleando un condón podría exponer a una pareja a un riesgo relativamente pequeño de infección al que ella no ha consentido. Pero los profesionales médicos sin duda son muy conscientes del daño provocado por el aislamiento social sobre una persona infectada. Como digo, no me corresponde a mí juzgar el consejo médico que recibió”.

(El texto completo de la declaración del juez Lord Hodge puede descargarse [en inglés] aquí )

Su opinión se marca en contraste con la de la juez de la Corte del Distrito de Wellington, Susan Thomas, que en una sentencia sin precedentes en 2005 escribió: “…en lo que respecta a las necesidades de salud pública, los pasos necesarios para prevenir la transmisión del VIH pueden cubrirse sin el requisito de revelar el estado serológico. En otras palabras, el uso de un condón para las relaciones vaginales se considera suficiente”.

Deborah Jack, Directora Ejecutiva del NAT (siglas en inglés de Fundación Nacional para el SIDA), afirmó que a pesar de que no disculpa las acciones de Mola y “aconseja firmemente a todas las personas que viven con VIH que protejan de la infección a sus parejas sexuales”, se encuentran “especialmente preocupados por la gravedad de la sentencia. Enviar a Giovanni Mola a prisión no es modo de lidiar con la epidemia de VIH en Escocia y es probable que sólo empeore las cosas”.

La señora Jack añadió que “es importante entender que el enjuiciamiento de personas por transmisión imprudente del VIH realmente está menoscabando los esfuerzos para detener la propagación de la enfermedad. El estigma y discriminación en torno al VIH aumenta al mostrar como criminales a personas que viven con VIH, haciendo aún más difícil para ellos el contárselo a otras personas”.

También señaló que “los enjuiciamientos [por la transmisión delictiva del VIH] también menoscaban los esfuerzos que intentan animar a que las personas adquieran responsabilidad de su propia salud sexual, al implicar que las prácticas de sexo más seguras son una cuestión meramente de la persona que vive con VIH. Las personas pueden verse desanimadas a realizar la prueba y conocer su estado serológico por miedo a ser enjuiciadas”.

Roy Kilpatrick de HIV Scotland coincidió en declaraciones a BBC Online que los enjuiciamientos por transmisión del VIH “van en contra de los intereses de salud pública en Escocia”. Hemos construido una cultura de realización de prueba voluntaria en este país y ahora tememos que este caso desanime que las personas realicen las pruebas y conozcan su estado serológico por temer un enjuiciamiento”.

La próxima semana NAM publicará un nuevo libro, Transmisión delictiva del VIH, orientado a las personas que trabajan dentro del (o están en contacto con el) sistema de justicia penal. Hasta ahora, ninguna fuente había ofrecido una visión general de los casos. El nuevo libro de NAM intenta cubrir este hueco. El libro debería ser útil para cualquier persona que requiera información actualizada en un lenguaje claro para profanos sobre la ciencia (médica, clínica, social, epidemiológica y forense) de la transmisión del VIH en lo que se refiere a la ley penal.

El prefacio, escrito por el miembro de la corte suprema de justicia de Suráfrica Edwin Cameron, señala que “el uso del derecho penal se basa en la denuncia y castigo de comportamientos inaceptables que provocan daño o exponen al mismo a otras personas. Pero lo que consideramos ‘comportamiento inaceptable’ y ‘daño’ depende de los valores de la sociedad, de las actuales actitudes y de los principios constitucionales. El determinante más importante de éstos no debería ser el miedo, los prejuicios y las ideas preconcebidas estigmatizantes. Debería tratarse de información médica sólida sobre el VIH y el SIDA que sea buena, actualizada, bien presentada y con base científica. Por este motivo me siento encantado y orgulloso de escribir el prefacio de este libro… El libro está escrito de forma clara y comprensible y proporciona una meticulosa visión general de la ciencia médica y social y el derecho relacionados con el VIH”.

“Transmisión delictiva del VIH” (precio por unidad de 34,95 libras, descuentos disponibles para pedidos grandes) está disponible en NAM (teléfono 020 7840 0050 o vía correo electrónico: info@nam.org.uk).

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD