Los donantes internacionales no deben abandonar su compromiso de escalar el tratamiento del VIH, advierte MSF

Keith Alcorn

El abandono de los compromisos internacionales relativos a la financiación de los programas de tratamiento antirretroviral amenaza con minar los importantes avances obtenidos en los últimos años en la reducción de la morbimortalidad relacionada con el sida, según un informe de Médecins Sans Frontières (MSF).

El informe subraya diversos signos que apuntan a que está flaqueando el compromiso de los donantes respecto al escalado del acceso a la terapia anti-VIH.

Aunque muchos países han tenido éxito en el escalado de los servicios de tratamiento para proporcionar fármacos antirretrovirales a las personas que los necesitaban, pocos han alcanzado ya el objetivo de “acceso universal” (entendido como el diagnóstico y tratamiento de al menos el 80% de la población con VIH con necesidad inmediata de recibir terapia antirretroviral).

Según un informe recientemente publicado por la OMS, ONUSIDA y UNICEF, sólo el 42% de la población que requiere tratamiento en países de ingresos bajos y medios lo está recibiendo actualmente. Casi cinco millones de personas precisan terapia en la actualidad.

La pérdida de impulso en la tarea de escalado de los programas conducirá a unos niveles permanentemente elevados de morbimortalidad, e incluso a la erosión de los recientes avances en términos de muertes evitadas y casos de tuberculosis prevenidos, argumenta MSF.

Los principales donantes se enfrentan a problemas importantes a la hora de aumentar su compromiso, en parte debido a la crisis económica, pero también a la renuencia a destinar más recursos al tratamiento del VIH a costa de los necesarios para otros problemas sanitarios.

En el caso del Fondo Mundial para la Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, MSF señala que, mientras que en 2008 el Fondo se embarcó en ambiciosas propuestas para escalar el tratamiento en los países (que resultó en un aumento de 2,5 veces en las subvenciones), las ayudas de 2009 han disminuido en un 35% respecto al año anterior, por el recorte del apoyo de los donantes a dicho Fondo.

Esta organización anunció, en marzo de 2009, que se enfrentaba a un déficit de 4.000 millones de dólares, debido, en parte, a que destacados países industrializados, como Francia, Alemania, Japón e Italia, no hicieron compromisos acordes con sus productos interiores brutos.

El Fondo también ha realizado un recorte del 10% en las ayudas ya aprobadas, y está considerando la posibilidad de abandonar la prórroga automática a los programas que han funcionado bien.

La próxima semana, la junta del Fondo Mundial tomará una decisión en Addis Abeba (capital de Etiopía) sobre si suspender o no todas las nuevas propuestas de financiación en 2010.

EE UU congelará su financiación de PEPFAR en los niveles actuales durante los próximos dos años, lo que indica que no será posible una mayor expansión del número de tratamientos.

Gobiernos como los de Malaui o Uganda ya están buscando, a la desesperada, fondos para tratar el creciente número de personas con VIH que requerirán tratamiento en los próximos años.

Sin embargo, el informe también indica el fracaso de la mayoría de los gobiernos africanos en el cumplimiento de la promesa realizada en 2001 de destinar el 15% de los recursos a la sanidad: Sólo ocho han conseguido este objetivo.

“Tras casi una década de progresos en la implantación de programas de tratamiento del sida, hemos observado unas mejoras importantes, tanto para los pacientes como para la salud pública. No obstante, los recientes recortes de financiación implican que el personal médico y de enfermería se ve obligado a rechazar pacientes con VIH en las clínicas, como sucedía en la década de 1990, antes de disponer de tratamiento antirretroviral”, afirma el doctor Tido von Schoen-Angerer, director de la Campaña por el Acceso a Medicamentos Esenciales de MSF.

“El Fondo Mundial no debe encubrir el déficit causado por sus donantes”, afirma von Schoen-Angerer. “La propuesta de cancelación de la ronda de financiación de 2010, así como otras medidas para ralentizar el ritmo de ampliación del tratamiento, está castigando los éxitos de los anteriores años y evitando que los países puedan salvar más vidas”.

El informe puede descargarse en este enlace [en inglés].

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD