200.000 personas mueren al año porque el mundo sigue fracasando en el tratamiento conjunto de VIH y tuberculosis

Keith Alcorn

Los programas de VIH siguen fracasando a la hora de integrar la prevención y cuidado de la tuberculosis en sus esfuerzos y, como resultado, la tuberculosis sigue siendo la principal causa de muerte entre personas con VIH, según afirmaron expertos y activistas en la sesión inaugural de la 38 Conferencia Mundial sobre Salud Pulmonar en Ciudad del Cabo (Suráfrica).

“Para mí es un escándalo que no todos los pacientes con VIH sean examinados de tuberculosis”, afirmó la doctora Paula Fujiwara, de la Unión Internacional contra la Tuberculosis y la Enfermedad Pulmonar, durante una conferencia de prensa sobre VIH y tuberculosis.

“Si examinamos de tuberculosis a todas las personas con VIH, podríamos salvar miles de vidas”, afirmó el doctor Alasdair Reid, enlace de tuberculosis/VIH de ONUSIDA.

La carga de la coinfección por VIH y tuberculosis sigue estando mal caracterizada, aunque la OMS ha intentado realizar estimaciones. El Partenariado Stop TB cree que cada año se producen 600.000 casos de tuberculosis en personas con VIH, de las cuales mueren la tercera parte.

“Los gobiernos deberían informar de forma rutinaria sobre la proporción de pacientes con tuberculosis coinfectados por VIH”, afirmó el doctor Mario Raviglione, director de Stop TB de la OMS. Actualmente, las reglas sobre los informes varían: en algunos países como Suráfrica, las muertes de personas coinfectadas se registran como debidas a tuberculosis, mientras que en Brasil, las personas coinfectadas que mueren de tuberculosis tienen más probabilidad de que su muerte sea descrita como debida a una causa relacionada con el VIH, afirmó Ezio Santos Filho, un activista comunitario de tuberculosis y VIH de Brasil.

Cinco mil activistas marcharon el martes por la noche al centro donde se celebraba la conferencia para presentar un llamamiento mundial para actuar contra la tuberculosis. Describieron el actual estado del manejo de tuberculosis/VIH como inaceptable e inadecuado, una opinión apoyada en la ceremonia inaugural por el nuevo presidente de la Unión Internacional contra la Tuberculosis y la Enfermedad Pulmonar, el doctor Asma El Sony de Sudán.

El llamamiento a la acción destaca cuatro áreas en las cuales los ministerios nacionales de salud tienen que tomar medidas urgentes:

  • Mejorar el control de la infección para prevenir infecciones en entornos de cuidado sanitario, especialmente donde se concentra gran número de personas con VIH.
  • Realizar más pruebas de la tuberculosis a personas con VIH y viceversa.
  • Integrar y descentralizar los servicios de tuberculosis y de VIH.
  • Prevenir y tratar tuberculosis resistente a fármacos.

El gobierno surafricano anunció este jueves que iba a comprometer 400 millones de rand extras para combatir la tuberculosis resistente a fármacos, pero los activistas afirman que la entrega del dinero lleva 1 año de retraso. Expertos surafricanos e internacionales empezaron a realizar un llamamiento para que se realicen mayores inversiones en el campo de la tuberculosis resistente a fármacos en septiembre de 2006, después de que la comunidad médica supiera de un brote de tuberculosis extremadamente resistente a fármacos en la zona rural de KwaZulu Natal, la provincia de Suráfrica más gravemente afectada por el VIH y la tuberculosis.

En la ceremonia inaugural de la conferencia, la ministra de salud Manto Tshabalala Msimang pasó por alto las críticas al historial del gobierno. “Acusarnos unos a otros sobre cómo se desarrolló la tuberculosis resistente a fármacos no dará ningún fruto”, afirmó.

Sin embargo, los activistas en tratamiento afirman que el déficit de inversión crónico en el servicio sanitario y el control de la tuberculosis ha conducido directamente a una situación en la que los hospitales surafricanos no cuentan con suficientes camas para tratar a los pacientes con tuberculosis MDR (multirresistente a fármacos) en aislamiento, ni para instituir unas medidas adecuadas de control de la infección.

Los países del mundo en desarrollo podrían reducir la carga de tuberculosis en personas con VIH adoptando una medida aparentemente simple, proporcionar terapia preventiva con isoniazida para las personas con VIH, según afirmó el grupo de trabajo sobre tuberculosis/VIH del Partenariado Stop TB, en una declaración formal.

“El coste es pequeño”, afirmó la doctora Paula Fujiwara  y, sin embargo, sólo 25.000 personas con VIH en el mundo están recibiendo esa terapia preventiva, la mayoría de ellas en Botsuana.

“La tuberculosis es la enfermedad con más probabilidades de acabar con la vida de personas con VIH”, afirmó Winstone Zulu, un activista en tratamientos de Zambia. Recibió tratamiento de la tuberculosis en 1996, mucho antes de que los antirretrovirales estuvieran disponibles en Zambia. “En todos los años que llevo viviendo con VIH, la tuberculosis es lo único que casi acaba conmigo.”

Especial tuberculosis/VIH  de la conferencia
Puedes descargar el folleto especial de NAM de la conferencia sobre tuberculosis [en inglés], “Es hora de integrar tuberculosis/VIH a escala nacional” (http://www.aidsmap.com/cms1191146.asp).

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD