La respuesta virológica al tratamiento anti-VIH varía según la etnia entre los pacientes en EE UU 

Michael Carter

La probabilidad de conseguir una carga viral indetectable seis y doce meses después del inicio de la terapia antirretroviral (TARV) es un 40% inferior en pacientes afroamericanos respecto a los de origen europeo, según informa un equipo de investigadores del ejército de EE UU en un estudio publicado en la edición digital de Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes.

Casi la mitad de los pacientes en el estudio inició la TARV con un inhibidor de la proteasa (IP) no potenciado; los autores de la investigación señalaron que se produjeron peores resultados virológicos en pacientes cuyo régimen anti-VIH inicial contenía esta familia de fármacos en lugar de algún inhibidor de la transcriptasa inversa no análogo de nucleósido (ITINN).

En consecuencia, se sugiere que la existencia de “ligeras diferencias en la absorción, distribución, metabolismo o eliminación de estos regímenes de tratamiento más antiguos entre las etnias puede haber conducido a la aparición de distintos efectos secundarios, toxicidades o potencias [de los fármacos], y es posible que haya contribuido a las diferencias en la supresión viral”.

Diversos estudios han evidenciado que los pacientes de origen afroamericano son menos propensos que los de etnia blanca a alcanzar y mantener una carga viral indetectable tras el inicio de la terapia antirretroviral.

Sin embargo, estos resultados se ven limitados por el hecho de que los pacientes de etnia afroamericana están afectados de forma desproporcionada por la pobreza y tienen menos probabilidades de acceder a tratamientos y cuidados del VIH que los pacientes de ascendencia europea.

El personal militar de EE UU recibe tratamiento y atención sanitaria del VIH, cuenta con garantías de alojamiento y alimentación, y tiene prohibido consumir drogas. Por todo ello, constituye una población adecuada para estudiar la eficacia virológica del tratamiento anti-VIH en función de la etnia, reduciendo al mínimo los factores de confusión. La realización periódica de pruebas y seguimiento del VIH también implica que se dispone de datos importantes sobre la duración de la infección y de su progresión.

Por consiguiente, el equipo de investigadores examinó la respuesta virológica a la terapia antirretroviral en el personal militar que empezó tratamiento anti-VIH entre 1996 y 2007.

El estudio contó con unos 650 pacientes de etnia afroamericana y 650 de origen europeo.

Los pacientes de origen afroamericano fueron de menor edad, menos propensos a tener cargo de oficial, más proclives a presentar una coinfección por hepatitis virales, y sus recuentos de CD4 (tanto nadir como en el momento de iniciar el tratamiento) fueron más bajos.

Seis meses después de empezar el tratamiento, el 63% de los pacientes afroamericanos presentaban una carga viral indetectable (inferior a 400 copias/mL), en comparación con el 75% de los de ascendencia europea. Esta diferencia fue significativa (p <0,001) y aún estuvo presente tras un año de terapia.

Las diferencias en la respuesta virológica siguieron presentes cuando se restringió el análisis a los pacientes que no cambiaron su tratamiento anti-VIH.

Además, se descubrió que los pacientes afroamericanos mostraban unos descensos de la carga viral menores que los pacientes de origen europeo (1,6log10 frente a 1,9log10).

Tras realizar ajustes en función de posibles factores de confusión, los pacientes afroamericanos fueron un 40% menos propensos a presentar una respuesta virológica al tratamiento anti-VIH que los de origen europeo a los seis (cociente de probabilidades [CP]: 0,6; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 0,4-0,8; p < 0,001) y doce meses (CP: 0,6; IC95%: 0,4-0,8; p= 0,002) del inicio del tratamiento antirretroviral.

Sin embargo, una vez alcanzada la supresión viral, los dos grupos de pacientes mantuvieron una viremia indetectable durante el mismo período de tiempo.

“Este estudio se suma a la evidencia de que los pacientes afroamericanos no presentan la misma respuesta virológica a la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) que los de origen europeo”, comenta el equipo de investigadores.

Los autores concluyen: “Es imprescindible que entendamos por qué las tasas de respuesta a la TARGA son menores en los pacientes de origen africano respecto a los de origen europeo a fin de optimizar la terapia para todas las personas infectadas por VIH. Son necesarios más esfuerzos centrados en las diferencias psicológicas, sociales, culturales y genéticas entre las etnias, y el modo en que estos aspectos pueden afectar a la respuesta a la terapia”.

Referencia: Weintrob AC, et al. Virologic response differences between African Americans and European Americans initiating highly active antiretroviral therapy with equal access to care. J Acquir Immune Defic Syndr (online edition), 2009.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD