Los fármacos antirretrovirales ITIN pueden reducir el éxito del tratamiento anti-VHC; ¿deberían evitarse?

Gus Cairns

Los pacientes con VIH que toman inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido (ITIN) e inician un tratamiento del virus de la hepatitis C (VHC) con interferón pegilado y ribavirina presentan unas tasas de éxito considerablemente menores, según ponen de manifiesto dos estudios europeos.

Un estudio alemán descubrió que los pacientes que tomaban ITIN eran mucho menos propensos a alcanzar una respuesta virológica sostenida (RVS) con el tratamiento de la hepatitis C que los que recibían regímenes sin análogos de nucleósido, o no tomaban terapia anti-VIH. [Una RVS se define como una carga viral del VHC indetectable seis meses después del fin del tratamiento de la hepatitis C, lo que, por lo general, se considera que es equivalente a una cura.] Otro estudio realizado por cuatro países encontró pruebas de que los fármacos zidovudina (AZT) y abacavir podrían estar especialmente implicados en dicho problema.

El primero de los trabajos fue un estudio prospectivo de una cohorte de pacientes con y sin VIH que tomaban tratamiento anti-VHC en diez clínicas de cinco ciudades alemanas. El ensayo fue de distribución aleatoria parcial: los pacientes que necesitaban tratamiento antirretroviral fueron asignados de forma aleatoria para recibir un régimen con o sin ITIN (44 y 19 pacientes, respectivamente). Las tasas de éxito de la terapia se compararon con las de 41 pacientes con VIH que no tomaban tratamiento anti-VIH y las de 48 pacientes sin VIH.

Es interesante señalar que, en este estudio, se alcanzaron tasas similares de RVS en los pacientes con y sin VIH, con un porcentaje del 55% en ambos grupos. Tampoco se observó una diferencia estadísticamente significativa en las tasas de RVS entre los pacientes con VIH que recibían antirretrovirales y los que no (52 y 59%, de manera respectiva).

Sin embargo, se observó una diferencia estadísticamente significativa dependiendo del régimen antirretroviral que tomaban los pacientes: el 74% de los participantes en el grupo cuyo tratamiento no incluía ITIN logró una RVS, en comparación con el 43% de los que tomaban análogos de nucleósido (p= 0,031).

No se apreciaron diferencias respecto a los acontecimientos adversos en función de la toma o no de ITIN, y todos los grupos presentaron tasas similares de efectos secundarios, aunque los pacientes que tomaban antirretrovirales mostraron más resultados anómalos en las pruebas de laboratorio (29% en regímenes sin ITIN y 21% con ITIN) que los que no recibían estos fármacos (15%) o no tenían VIH (6%).

El equipo de investigadores concluyó: “Determinados regímenes antirretrovirales pueden tener un impacto sobre la RVS aparte de la toxicidad; se necesitan más estudios para investigar este punto”.

En el segundo ensayo, parte del mismo equipo de investigadores alemanes colaboró con clínicas de Barcelona y Londres (Hospital Chelsea and Westminster) y realizó un estudio retrospectivo de 90 pacientes con VIH que habían tomado interferón pegilado y ribavirina para tratar la hepatitis C. Setenta y uno de los 90 pacientes (79%) tomaban tratamiento antirretroviral.

El 52% de los pacientes de este grupo alcanzó una RVS. El único factor que influyó en las tasas de RVS, aparte del genotipo de la hepatitis C, fue la elección de antirretrovirales: el 77% de los pacientes que no tomaban ITIN logró una RVS, frente al 42% de los que los recibían.

Los fármacos abacavir y zidovudina parecieron tener un impacto especialmente negativo sobre las tasas de RVS. El 28% de los pacientes que tomaban abacavir consiguió una RVS, por el 29% de los que recibían zidovudina. Ya se sabía que zidovudina era un fármaco problemático, puesto que tanto ribavirina como AZT pueden provocar anemia, pero, si bien no se recogieron datos en este estudio, no hubo relación entre la dosis de ribavirina y la tasa de respuesta virológica sostenida.

Referencias: Vogel M, et al. Safety of nucleoside containing HAART during interferon/ribavirin combination therapy for chronic HCV infection. Fifth Workshop on HIV & Hepatitis Co-infection, Lisbon. Abstract P_15. 2009.

Vogel M, et al. ART components and their influence on treatment rates after pegylated interferon and ribavirin combination therapy in HIV-positive individuals with chronic HCV infection. Fifth Workshop on HIV & Hepatitis Co-infection, Lisbon. Abstract P_06. 2009.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD