Los actuales criterios de la OMS para acceso a tratamiento pueden tener un impacto limitado en la transmisión del VIH

Michael Carter

Un estudio que contó con mujeres con VIH de Kenia sugiere que proporcionar terapia antirretroviral a personas con infección avanzada por VIH puede tener sólo un impacto limitado en la transmisión del VIH.

El estudio, que está publicado en la edición del 15 de abril de Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes, descubrió que las mujeres con un recuento de células CD4 por debajo de 200 células/mm3 tenían la mayor excreción genital del VIH, pero eran las menos activas sexualmente. Las mujeres sin ningún síntoma de VIH y recuentos de células CD4 por encima de 350 células/mm3 tenían una excreción menor, pero la cantidad de VIH en los genitales aún era significativa, y eran las más activas sexualmente.
 
Se ha sugerido que la provisión generalizada de terapia antirretroviral podría hacer disminuir el número de nuevas infecciones por VIH al rebajar la carga viral y la capacidad de infección de las personas con VIH. Las directrices actuales de la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomiendan que debería suministrarse terapia antirretroviral a las personas que se encuentran enfermas debido al VIH o si tienen un recuento de células CD4 por debajo de 200 células/mm3. Sin embargo, el impacto de la terapia antirretroviral sobre el riesgo de VIH a escala poblacional podría estar limitado si la capacidad de infección o comportamiento sexual de alto riesgo son altos entre las personas que no reúnen los requisitos para recibir tratamiento.
 
Por consiguiente, un grupo de investigadores de Estados Unidos y Kenia examinó la excreción genital del VIH y el comportamiento sexual de riesgo de 650 mujeres con VIH en Mombasa que nunca habían tomado terapia antirretroviral. Fueron clasificadas de acuerdo a los criterios de la OMS para iniciar terapia anti-VIH.
 
Las mujeres tenían una mediana de edad de 29 años, el 50% estaban casadas y el 6% declaró vender servicios sexuales. El 65% de las mujeres tenía una infección por VIH sintomática.
 
La excreción genital del VIH aumentó de manera progresiva con cada aumento de la gravedad de la infección por VIH. Las mujeres con un recuento de células CD4 por encima de 200 células/mm3 tenían la concentración más alta de VIH en los genitales (3,8 log10 copias/frotis) y las mujeres con recuento de células CD4 por encima de 350 copias/ml y sin síntomas de VIH, la concentración más baja (2,4 log10 copias/frotis). Esta diferencia fue estadísticamente muy significativa (p<0,001). De todos modos, las concentraciones de VIH observadas en los frotis genitales obtenidos de las mujeres con la infección por VIH menos avanzada eran aún altas e implicaban un riesgo significativo de posterior transmisión del virus.
 
Además, las mujeres con infección por VIH menos avanzada declararon mayores niveles de actividad sexual. De las 104 mujeres con un recuento de células CD4 por encima de 350 células/mm3 y sin síntomas de VIH, 60 (58%) informaron de una relación sexual en la última semana. Esto frente al 35% de mujeres con un recuento de células CD4 entre 200 y 350 células/mm3 y el 26% de mujeres con un recuento de células CD4 menor de 200 células/mm3. El uso de condón fue bajo en todos los grupos de mujeres, yendo el rango por abajo desde el 6% en el caso de mujeres con los mayores recuentos de células CD4 y sin síntomas al 13% por arriba, en el caso de las mujeres con recuentos de células CD4 por debajo de las 200 células/mm3.
 
“Aunque el factor más importante a la hora de decidir cuándo iniciar terapia antirretroviral es la valoración entre los riesgos frente a los beneficios potenciales al beneficio adicional del paciente individual, la consideración adicional de las implicaciones para la salud pública de las directrices de tratamiento es importante porque puede ayudar a maximizar el beneficio para las comunidades donde los antirretrovirales están siendo introducidos”, escriben los autores del estudio. A pesar de que su estudio descubrió que mujeres con la infección por VIH más avanzada tenían los mayores niveles excreción de VIH en el tracto genital, el grupo de investigadores recalca que se observaron niveles significativos de excreción y actividad sexual de alto riesgo en pacientes con el mejor estado de salud. Una iniciación más temprana de una estrategia anti-VIH junto con la realización de counselling para reducción de riesgo y la promoción del uso de condones puede ayudar a reducir la transmisión del VIH en esta población, concluyen los autores.
 
Referencia: McClelland RS et al. A comparison of genital shedding of HIV-1 and sexual risk behaviour among Kenyan women based on eligibility for initiation of HAART according to WHO guidelines. J Acquir Immune Defic Syndr 41: 611 – 615, 2006.
 
Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD