CROI: Las infecciones de transmisión sexual aumentan significativamente el riesgo de transmisión de VIH resistente a fármaco

Derek Thaczuk

Un estudio con personas recién diagnosticadas de VIH en el Reino Unido ha descubierto que las infecciones de transmisión sexual (ITS) están firmemente relacionadas con la transmisión de VIH resistente a los antirretrovirales.

Un grupo de investigadores de dos hospitales del Reino Unido y la Agencia para la Protección de la Salud (HPA, en sus siglas en inglés) ha investigado la conexión entre dos fenómenos: las infecciones de transmisión sexual (ITS) como factor de transmisión del VIH y la transmisión de VIH resistente a los fármacos. Las ITS en uno o ambos miembros de la pareja sexual hacen más probable la transmisión del VIH, probablemente debido a una combinación de factores, entre ellos una mayor excreción del VIH y una mayor susceptibilidad de las membranas mucosas sexuales.

La transmisión de VIH resistente a los fármacos antirretrovirales también está bien documentada: hay estudios que muestran que se produce con frecuencia en Reino Unido (el máximo de prevalencia -16%- se produjo en 2002 y se mantuvo al 9% a partir de 2004).

Este estudio, presentado a finales de febrero en la XIV Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas en Los Ángeles (EE UU), examinó 185 casos de infección primaria por VIH (infecciones adquiridas durante los seis meses anteriores), extraídos de entre 604 nuevos diagnósticos de VIH realizados entre 2000 y 2005. Estos casos se produjeron casi todos entre hombres gay y bisexuales de raza blanca: de los 185, 175 (95%) eran de raza blanca, 174 (94%) eran hombres y 169 (96% de los hombres) eran hombres que practicaban sexo con hombres (HSH). La mediana de edad fue de 34 años.

La prueba de resistencia genotípica fue realizada con muestras sanguíneas de todos los participantes y en 28 casos (15%) se descubrió que el virus tenía mutaciones de resistencia según las definiciones de IAS 2005, una cifra comparable con la de otros estudios británicos similares. Se identificó una variedad de patrones de resistencia, predominantemente resistencia a ITIN o ITINN (61% y 43% respectivamente) y se descubrieron dos casos de resistencia a IP y otros dos de resistencias a muchas clases (7% cada caso).

Ciento veinticuatro participantes (67%) fueron examinados en búsqueda de ITS en el momento del diagnóstico del VIH o en los tres meses precedentes. En esencia, no hubo diferencias en la frecuencia de examen entre los grupos con y sin virus con resistencia a fármacos transmitida (TDR, en sus siglas en inglés).

Se identificaron una o más ITS en 56 (45%) de los 124 pacientes. Sin embargo, las ITS fueron más de dos veces más prevalentes en el grupo TDR que en el grupo sin TDR (68% frente a 31%, p=0,03). Las ITS identificadas con mayor frecuencia fueron la uretritis no específica (22%), gonorrea (17%) y Chlamydia trachomatis (10%). La sífilis, el herpes genital y la trichomoniasis se encontraron en el 2% o menos de los pacientes y se diagnosticaron múltiples ITS en el 5%.

El grupo de investigadores no descubrió ninguna relación significativa entre TDR y el uso de drogas recreativas, el número de parejas sexuales o el informe de relaciones sexuales sin protección o entre ITS y mutaciones que se cree confieren una menor vigorosidad viral. El grupo de investigadores afirma que “[en] esta cohorte predominantemente de HSH, hemos demostrado que TDR está relacionada significativamente con la  presencia de una ITS aguda… La alta prevalencia de ITS en aquéllos con infección por VIH reciente y su efecto sobre el aumento de la excreción viral apoya firmemente la necesidad de realizar exámenes rutinarios de ITS en las personas recién diagnosticadas por VIH y la necesidad de estrechar la cooperación entre los servicios de VIH e ITS”.  Un posterior análisis de la vigorosidad de la replicación viral está examinando si las ITS pueden ayudar a la transmisión de un virus “menos vigoroso”. Sin embargo, “la interpretación de los resultados genotípicos hasta ahora no respalda esta hipótesis”.

Referencia: Nambiar K et al. Acquisition of transmitted drug resistant HIV-1 infection is associated with the presence of sexually transmitted infections. Fourteenth Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections, Los Angeles, abstract 657, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD