Las mujeres con VIH a menudo reciben una pobre atención ginecológica

Michael Carter

Las mujeres con VIH en uno de los países más ricos del mundo están recibiendo una atención ginecológica subóptima, según un estudio publicado en la edición del 15 de diciembre de Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes. Un grupo de investigadores del Estudio de la Cohorte Suiza del VIH descubrió que una proporción significativa de mujeres no estaba recibiendo regularmente exámenes ginecológicos ni pruebas de tinción PAP para descartar la presencia de anomalías cervicales (referidas a la cérvix o cuello del útero). Entre los factores relacionados con la falta de cuidado ginecológico están un origen étnico no blanco, pobre educación, uso de drogas inyectables y estar por encima o por debajo del peso.

Las enfermedades ginecológicas se producen con mayor frecuencia y gravedad en personas con VIH. Entre las enfermedades habituales están hongos vulvo-vaginales, anomalías menstruales y úlceras genitales. Otras enfermedades más graves que sufren las mujeres con VIH son enfermedad inflamatoria pélvica (PID en sus siglas en inglés) y cambios celulares cervicales cancerosos y precancerosos.

Por tanto, se recomienda que las mujeres con VIH debieran realizarse al menos un examen ginecológico al año que incluya una prueba de tinción PAP.

El grupo de investigadores del Estudio de la Cohorte Suiza del VIH quería determinar si las recomendaciones de realizar un examen y prueba de tinción PAP anual se estaban acatando, y los factores relacionados con un pobre cumplimiento.

A intervalos de 2 veces al año, entre 2001 y 2004,  se le pidió a un total de 2.150 mujeres de la cohorte que completara cuestionarios sobre su cuidado ginecológico desde su última visita. El grupo de investigadores también reunió información sobre características demográficas personales, peso, fumadoras o no, uso de drogas y características inmunológicas y virológicas.

Se registró un examen ginecológico en el 45% de las visitas de seguimiento, y en el 22% de estas visitas se detectó una anomalía. Se realizó una prueba PAP en el 82% de las visitas en las que se realizó un examen ginecológico.

A continuación, el grupo de investigadores realizó más análisis centrándose esta vez en las 1.146 mujeres que recibieron seguimiento durante todo el periodo de estudio. Los autores descubrieron que el 7% de estas mujeres nunca había recibido un examen ginecológico, el 57% había tenido exámenes de forma irregular y sólo el 35% de las mujeres había recibo exámenes ginecológicos en cada periodo analizado. El grupo de investigadores también descubrió que el 13% de las mujeres nunca había realizado una prueba de tinción PAP, el 62% había realizado pruebas de forma irregular y sólo el 26% había realizado pruebas de tinción de forma regular en intervalos de seis meses.

Entre los factores relacionados significativamente con una pobre atención ginecológica están ser de etnia no blanca (p=0,02), menor nivel educacional (p<0,001), tener defecto de peso (p=0,02), estar obesa (p=0,01), uso actual de drogas inyectables (p=0,001), ser fumadora (p<0,001), y recibir cuidado médico privado (p<0,001).

“La atención ginecológica entre las mujeres con VIH seguidas en el Estudio de la Cohorte Suiza del VIH no es satisfactoria”, comenta el grupo de investigadores, y añade: “Si no se realiza un cuidado ginecológico, el médico que trata debería intentar elucidar posibles motivos y explicar a las pacientes por qué este cuidado es tan importante”.

Referencia: Keiser O et al. Frequency of gynecological follow-up and cervical cancer screening in the Swiss HIV Cohort Study. J Acquir Immune Defic Syndr 43: 550 – 555, 2006.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt)

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD