La provincia canadiense de la Columbia Británica usará la TARV como herramienta preventiva

Edwin J. Bernard

La Columbia Británica, provincia del oeste de Canadá, implementará una nueva estrategia agresiva para expandir la cobertura antirretroviral con el fin de frenar las nuevas infecciones, según anunció hoy mismo George Abbott, ministro de Sanidad de la provincia. La nueva política está basada en el modelo matemático desarrollado por el Centro de Excelencia en VIH/sida de la Columbia Británica, publicado en la edición de 1 de julio de Journal of Infectious Diseases y que será implementado en otoño. Será la primera vez que la terapia antirretroviral (TARV) ha sido usada oficialmente como una herramienta preventiva de la infección por VIH.

El modelo matemático, del que se informa aquí, calculó que, expandiendo la terapia antirretroviral a aquellas personas diagnosticadas de infección por VIH con un recuento de CD4 inferior a 350 células/mm3, la misma tendría un efecto pronunciado sobre la transmisión, reduciendo la carga viral en un número mayor de personas. El modelo asumió que la TARV podría ser utilizada conjuntamente con otras medidas preventivas –como preservativos o los programas de intercambio de jeringuillas- y con un número incrementado de pruebas diagnósticas. Bajo estas circunstancias, expandir el uso de antirretrovirales prevendría más de dos tercios de las nuevas infecciones previstas en la Columbia Británica para el año 2030.

El hombre que se encuentra detrás del estudio y de la nueva estrategia es el profesor Julio Montaner, director del antes mencionado Centro de Excelencia en VIH/sida y presidente electo de la Sociedad Internacional del Sida (IAS, en sus siglas en inglés), uno de los organismos impulsores del empleo preventivo de antirretrovirales –en el año 2006 correalizó un estudio basado en modelos matemáticos cuya conclusión fue que proporcionar antirretrovirales a todas las personas del mundo infectadas frenaría la epidemia en 50 años-.

“Cuantas más personas sean tratadas y cuanto más rápido se instaure el tratamiento en ellas, mayor será el impacto sobre la epidemia”, afirmó el profesor Montaner en la edición de hoy del Vancouver Sun.

El beneficio de la terapia antirretroviral sobre la salud pública –reduciendo la carga viral tanto a escala individual como en la población- había sido discutido durante mucho tiempo, pero nunca antes se había usado explícitamente como herramienta de prevención. Incluso las declaraciones controvertidas de la Comisión Federal sobre Sida de Suiza –en las que se afirmó que personas bajo terapia antirretroviral, con carga viral indetectable durante un mínimo de 6 meses, con buena adhesión al tratamiento y sin una infección de transmisión sexual (ITS), no podían transmitir el virus a sus parejas- no recomendaron un cambio en la política suiza en la dirección que ahora tomará el gobierno de la Columbia Británica.

Así pues, el ministro de Sanidad George Abbott declaró: “Podría ser un avance a escala global, no sólo desde la perspectiva canadiense.”

Se calcula que hasta 15.000 individuos están infectados por VIH en la Columbia Británica, de los que se estima que un 27% desconoce que está infectado.
No obstante, en mayo de 2008, sólo 4.379 seguían con la TARV, aunque los antirretrovirales son gratuitos en esta provincia.

Se estima que la mayoría de las personas que no han tomado terapia antirretroviral, a pesar de necesitarla, tiene bajos ingresos, son nativos canadienses que viven en comunidades remotas y personas con VIH usuarias de drogas intravenosas, algunas de ellas sin techo y/o con enfermedades mentales.

Tanto el profesor Montaner como el ministro Abbott admitieron en el diario que expandir la terapia a esas poblaciones será difícil y que la nueva estrategia puede incluir pagar a esas personas para que lleven a cabo el tratamiento.

El precio estimado del tratamiento de una persona con VIH en Canadá es de 250.000-750.000 dólares canadienses. El estudio sugiere que la nueva estrategia podría suponer el ahorro de 9,5 millones de dólares canadienses durante 25 años. Aunque el programa será caro a corto plazo, el ministro de Sanidad observó: “Es mucho más eficiente prevenir una enfermedad que tratarla.”

La edición de abril de HIV Treatment Update examina el efecto de la terapia antirretroviral en la transmisión, e incluye una discusión sobre el uso de antirretrovirales como herramienta preventiva.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD