Una vacuna antituberculosa terapéutica podría reducir a un mes el tratamiento de la tuberculosis latente

Keith Alcorn

En breve, se iniciarán en Sudáfrica los ensayos para probar una vacuna diseñada a fin de ser usada junto a la terapia preventiva de isoniazida con el objetivo de disminuir la duración del tratamiento farmacológico en personas que tienen tuberculosis latente, según anunció esta semana el fabricante Archivel Farma.

La infección latente por tuberculosis, en la que la bacteria que provoca la infección está contenida y es incapaz de multiplicarse en los pulmones, se encuentra presente en aproximadamente un tercio de la población mundial.

Dicha tuberculosis latente puede transformarse con rapidez en una enfermedad activa en las personas que tengan un sistema inmunitario dañado. Esta enfermedad bacteriana es la principal causa de mortalidad entre los pacientes con VIH.

Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud [OMS] recomienda que todas las personas infectadas por VIH reciban un ciclo de nueve meses de tratamiento preventivo con isoniazida (un antibiótico que puede aclarar la infección latente).

Sin embargo, sería preferible una terapia preventiva de menor duración. Los pacientes no sólo tienen problemas para mantener la adhesión a un ciclo de tratamiento tan prolongado, sino que también pueden sufrir toxicidades hepáticas [sobre todo si toman otros fármacos que pueden provocar también problemas en el hígado].

Un equipo de investigadores españoles de la Fundació Institut d’Investigació en Ciències de la Salut Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona, España) cree que el ciclo de tratamiento preventivo puede reducirse si se administra una vacuna que estimule las propias respuestas inmunitarias del organismo frente a la infección por Mycobacterium tuberculosis. El equipo ha desarrollado una vacuna denominada RUTI, que emplea fragmentos sin capacidad de replicación del bacilo de la tuberculosis para estimular una respuesta inmunitaria.

La vacuna ya ha evidenciado tener un efecto inmunogénico en un estudio de fase I en pacientes voluntarios y, actualmente, se va a probar en 96 personas con y sin infección por VIH en un estudio de fase II en tres centros sudafricanos.

Los resultados del ensayo se esperan para finales de 2010. El fabricante Archivel se muestra convencido de que si los estudios tienen éxito, la vacuna estaría disponible para su aprobación en cinco años y reduciría a la mitad el coste del tratamiento de la tuberculosis latente.

Aeras Global TB Vaccine Foundation está desarrollando otras vacunas antituberculosas.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD