A menudo, los pacientes no perciben ningún riesgo en demorar la visita a una clínica de infecciones de transmisión sexual

Michael Carter

Más de un tercio de los pacientes rechazan las citas que las clínicas de medicina genitourinaria ofrecen dentro del objetivo fijado de 48 horas en el Reino Unido, según sugiere un estudio publicado en la edición de septiembre de International Journal of STD and AIDS. El motivo aducido con mayor frecuencia para declinar las citas fueron los compromisos laborales.

La presencia de síntomas no afectó a la probabilidad de que los pacientes rechazaran una cita en las 48 horas. El equipo de investigadores también descubrió que la mayoría de los pacientes que declinaron las citas inmediatas no percibía ningún riesgo de salud en retrasar el diagnóstico y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual (ITS).

“Ciertamente, hay una cohorte de pacientes que presentan síntomas de una ITS, pero no consideran que sea un riesgo para su salud el hecho de demorar su examen y tratamiento”, escriben los autores del estudio.

El tratar con rapidez a los pacientes con infecciones de transmisión sexual ayuda a evitar enfermedades y molestias y también previene transmisiones a terceros.

El Gobierno del Reino Unido se ha fijado el objetivo de que a todos los pacientes que acudan a los servicios de las clínicas de salud sexual se les ofrezca una cita en las 48 horas siguientes de solicitarla. Otro objetivo adicional es que el 95% de todas las personas deban ser atendidas antes de 48 horas de establecer una cita, aunque algunos médicos han cuestionado esta necesidad.

Un equipo de investigadores del Departamento de Salud Sexual en el Hospital Condesa de Chester (en Chester), una gran clínica de medicina genitourinaria en el noroeste de Inglaterra, diseñó un estudio para comprobar si la elección del paciente de ser atendido antes de 48 horas estaba relacionada con la presencia de síntomas. También se pretendió determinar las percepciones de los pacientes respecto a las consecuencias para la salud de las infecciones de transmisión sexual no tratadas.

El estudio contó con dos grupos de pacientes. El primero estuvo compuesto por 110 personas que completaron cuestionarios en la clínica. El segundo incluyó a 138 pacientes que fueron contactados por vía telefónica y a los que se les preguntó sobre su decisión de aceptar o declinar una cita fijada en las 48 horas siguientes.

Los registros evidenciaron que a todas las personas que contactaron con la clínica se les ofreció una cita en las 48 horas siguientes. De los pacientes entrevistados cuando estaban en la clínica, el 16% afirmaron haber rechazado dicha citación.

Los compromisos laborales fueron el motivo esgrimido con mayor frecuencia para posponer las citas en la clínica (75%).

El 37% de las personas entrevistadas por teléfono declinaron una cita en las siguientes 48 horas. El 45% de las que rehusaron la cita presentaban síntomas; de nuevo, los compromisos laborales fueron el motivo más habitual (87%) para posponer la cita con la clínica.

A continuación, el equipo de investigadores combinó los resultados de las dos encuestas y comprobó que las personas que aceptaron la cita en las 48 horas siguientes fueron significativamente más propensas que aquéllas que la desestimaron a creer que el posponer su visita médica podría suponer un riesgo para la salud (41/80 frente a 9/60; p <0,0001).

“Nuestros datos sugieren que el 37% de los pacientes prefirieron no aceptar la oferta de una cita para ser atendido en 48 horas. Es un porcentaje elevado”, comentan los autores. Y añaden: “Los pacientes desean poder elegir una cita que les venga bien y lo prefieren así, aunque suponga que sea más allá de las 48 horas”.

“Deberíamos ofrecer información que resalte la importancia de ser atendido antes de 48 horas”, concluye el equipo de investigadores, que agrega: “Nuestros hallazgos representan una justificación clara de la necesidad de una mayor sensibilidad pública respecto a los peligros de las infecciones de transmisión sexual”.

Pese a que los responsables del estudio reconocen la importancia de la elección del paciente en cuanto al momento de las citas, subrayan la importancia de “que sus decisiones estén informadas”.

Referencia: Steedman NM, et al. Acceptance of genitourinary medicine appointments within 48 hours is influenced by patient perception of risk but not by symptoms. International Journal of STD and AIDS. 2009; 20: 644-646.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD