Las clínicas centradas en la familia pueden alcanzar unos excelentes resultados en el tratamiento del VIH en niños de África

Michael Carter

Un enfoque al tratamiento del VIH “centrado en la familia” puede ayudar a alcanzar unos resultados excelentes en niños que reciben terapia antirretroviral (TARV) en países con recursos limitados, según una carta publicada en la edición de 23 de abril de AIDS.

Actualmente, hay datos fiables que muestran que es posible distribuir una terapia antirretroviral en África y que dicho tratamiento presenta unos buenos resultados. A pesar de la preocupación por que se produjera “una anarquía antirretroviral”, algunos estudios han comprobado que los pacientes africanos adultos muestran una mejor adhesión a la TARV que los pacientes con VIH de EE UU.

Los indicios preliminares también sugieren que los niños tratados con antirretrovirales en los entornos con recursos limitados pueden presentar unos niveles de adhesión excelentes. El equipo de investigadores de la clínica del VIH/sida de Sinikithemba (Suráfrica) comenta que el 89% de los niños que reciben atención en su clínica tienen una adhesión a la TARV igual o superior al 95%. Este elevado nivel de adhesión supuso que el 84% de los niños presentara una carga viral inferior a 50 copias/mL después de seis meses de tratamiento y que el 80% mantuviera su carga viral por debajo de este nivel tras un año de terapia.

El equipo de investigadores señala que los estudios sugieren que sólo entre el 25% y el 50% de los niños tratados con antirretrovirales en EE UU y Europa alcanza estos impresionantes resultados.

Los expertos de la clínica de Sinikithemba señalan que aproximadamente la mitad de los niños con VIH tratados en su clínica son atendidos por un adulto que también tiene el virus. Descubrieron que los niños que recibían atención por parte de un adulto con VIH tenían menos probabilidades de morir que aquéllos atendidos por una persona sin VIH o que no se sometió a la prueba.

En consecuencia, plantean la hipótesis de que “los cuidadores con VIH que siguen la TARGA en el mismo lugar de tratamiento podrían ofrecer un apoyo al tratamiento más informado para los niños, lo que se traduciría en mejores resultados”.

En lugar de pensar en las familias como “devastadas” o “asoladas” por el sida, el equipo de investigadores sugiere que la provisión de fármacos antirretrovirales a través de una clínica centrada en la familia podría suponer más bien que “las personas en tratamiento se conviertan en fuentes de unidad, continuidad y fortaleza para los pacientes pediátricos con otros familiares infectados”.

Referencia: Reddi A et al. Antiretroviral therapy adherence in children: outcomes in Afica. AIDS 22: 906 – 907, 2008.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD