Un fármaco para tratar las náuseas tiene también un efecto anti-VIH

Keith Alcorn

Un medicamento que se emplea para mitigar las náuseas provocadas por la quimioterapia ha demostrado tener un fuerte efecto antirretroviral in vitro; su acción se ve intensificada cuando, además, están presentes los inhibidores de la proteasa del VIH saquinavir o ritonavir.

El fármaco, aprepitant (Emend®, fabricado por Merck & Co), a su vez también intensifica el efecto antirretroviral de ritonavir y saquinavir. Por su parte, ritonavir aumenta los niveles de aprepitant en sangre.

Estos resultados, que pueden encontrarse en la publicación digital adelantada de la revista AIDS, han dado lugar al inicio de un ensayo clínico que, actualmente, está determinando la seguridad y farmacocinética de aprepitant en las personas con VIH.

Aprepitant forma parte de la familia de los antagonistas del receptor de la neurocinina-1, que bloquean al neuropéptido sustancia P, implicado en las interacciones entre los sistemas nervioso e inmunológico.

La interacción entre la sustancia P y el receptor de la neurocinina-1 resulta crucial para la infección de una célula por parte de un virus, y el VIH no constituye una excepción en esto.

Estudios previos han demostrado que un antagonista de la sustancia P -un producto químico capaz de bloquear su receptor normal en las células humanas- reduce la infección por VIH en los macrófagos al disminuir la presentación de los receptores CCR5 en dichas células. Para poder acceder a las células CD4, así como a otras células del sistema inmunitario, la mayoría de los tipos de VIH necesitan el receptor CCR5.

Aprepitant tiene licencia para su uso en la prevención y tratamiento de las náuseas debidas a la quimioterapia contra el cáncer. Fue seleccionado para este experimento después de descubrirse que podría prevenir la infección de los macrófagos por el VIH.

Otros análisis evidenciaron que el fármaco mostraba el efecto anti-VIH más fuerte dentro de la familia de los antagonistas del  receptor de la neurocinina-1.          

En este estudio, el fármaco se incubó solo y en combinación con una serie de medicamentos antirretrovirales de diferentes familias: ritonavir y saquinavir (inhibidores de la proteasa), nevirapina (inhibidor de la transcriptasa inversa no análogo de nucleósido), T-20 (inhibidor de la entrada) y AZT, ddI y 3TC (inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido).

Los investigadores examinaron el efecto sinérgico de los fármacos sobre las células mononucleares de la sangre periférica infectadas por una amplia variedad de cepas del VIH, que representaban a todos los subtipos mundiales y a las principales formas recombinantes, así como a virus adaptados a utilizar los correceptores CCR5 y CXCR4.

Los autores descubrieron que la acción antirretroviral de aprepitant empleado en combinación con los dos inhibidores de la proteasa fue mayor de lo que podría esperarse de la suma de la acción antiviral de cada fármaco por separado; es decir, se observó un efecto sinérgico. El uso de aprepitant junto con un inhibidor de la proteasa provocó un efecto anti-VIH que fue el doble del esperado. Se advirtió un menor efecto sinérgico con 3TC y AZT y no se apreció ninguna sinergia al utilizarse con otros fármacos.

El equipo de investigadores no encontró diferencia en la actividad en función de los subtipos del virus o del empleo del correceptor.

Referencia: Manak MM, et al. Anti-HIV-1 activity of the neurokinin-1 receptor antagonist aprepitant and synergistic interactions with other antiretrovirals. AIDS, advance online publication, October 21 2010.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD