Tres tácticas para poner freno a la oleada de procesos penales

Roger Pebody

Científicos, abogados y activistas han sido capaces de reducir los enjuiciamientos injustificados por exposición y transmisión del VIH en tres jurisdicciones europeas empleando tres enfoques distintos, según afirmó Robert James durante la XVIII Conferencia Internacional del Sida, celebrada recientemente en Viena (Austria).

En la conferencia también se expusieron detalles referentes a casos de no revelación del estado serológico, exposición al virus y transmisión del mismo en Estados Unidos, el país del mundo donde se ha producido el mayor número de condenas a personas con VIH por los mencionados delitos. El ponente describió la situación como "kafkiana: compleja hasta la pesadilla, extraña o ilógica”. Además, un estudio realizado en Michigan -un estado que cuenta con una ley especialmente dura sobre la no revelación del estado serológico- descubrió que dicha ley no tuvo impacto sobre el comportamiento de las personas con VIH.

Europa

Robert James ofreció un análisis de los casos registrados en Holanda, Inglaterra y Suiza. En cada una de estas jurisdicciones, las legislaciones aplicadas no son específicas del VIH, sino que se trata de leyes generales contra la agresión o la transmisión de enfermedades.

Además, en cada país se había producido previamente un número considerable de condenas, pero la identificación de una táctica adecuada ha conducido a una absolución en un caso concreto y una consiguiente reducción en el número de condenas futuras.

En Holanda, el tribunal supremo del país dictaminó en 2005 que si se intentaba utilizar una ley existente para condenar a un hombre por la exposición al VIH, supondría menoscabar el principio de la separación de poderes. Este principio establece que, aunque el parlamento del país es el responsable de hacer nuevas leyes, corresponde al juez su interpretación. El tribunal decidió que el uso de la ley ya existente para los casos referentes a una persona con VIH que mantiene relaciones sexuales sin protección (exposición al virus) sobrepasaría el alcance de dicha ley. La cuestión tenía que volver al parlamento, que también tendría que tener en cuenta el interés de la salud pública en su legislación.

Las leyes específicas para el VIH y los precedentes legales provenientes de periodos anteriores de esta epidemia “reflejan un pánico moral y una escasa comprensión de los riesgos de transmisión del virus”. Edwin J. Bernard, autor de HIV and the Criminal Law

En Inglaterra, un tribunal aceptó un testimonio de un científico experto que subrayó las limitaciones del análisis filogenético (la prueba en la que se comparan las cepas virales de las personas demandantes y acusadas). Aunque los fiscales habían presentado con anterioridad el análisis filogenético como una prueba definitiva, se concluyó que las cepas virales de dos personas podían estar estrechamente relacionadas sin que hubiera ninguna certeza de quién infectó a quién. Esta táctica es relevante en los casos de transmisión (más que en los de exposición).

En Suiza, el Tribunal de Justicia de Ginebra dictaminó la no culpabilidad de los cargos de exposición ilícita al VIH a su pareja sexual sobre la base de que el acusado tenía una carga viral indetectable y mantenía una adhesión total al tratamiento. En estas circunstancias, se consideró que el riesgo objetivo de que se produjera la transmisión era tan bajo que resultaba sólo hipotético. En esta decisión, el tribunal fue ayudado por la declaración de la Comisión Federal Suiza de SIDA sobre los riesgos de transmisión y por el testimonio experto de uno de sus autores. Esta táctica es relevante en los casos de exposición (más que en los de transmisión).

Robert James recomienda que, aunque no era necesario que los organismos médicos nacionales realizasen declaraciones diciendo que una carga viral indetectable significa que una persona no tiene capacidad de infección, sería útil que las autoridades afirmasen que una carga viral indetectable (manteniendo una adhesión completa y sin la presencia de  infecciones de transmisión sexual) resulta "tan buena como el uso del preservativo". Los activistas podrían animar a las organizaciones médicas nacionales de sus países para que hicieran tales afirmaciones.

Estados Unidos de América

También durante la conferencia, Edwin J. Bernard (autor del nuevo recurso de NAM HIV and the Criminal Law [VIH y el derecho penal]) presentó un análisis de los casos de no revelación del estado serológico, exposición y transmisión en EE UU. En ese país se han producido muchas más condenas por esos delitos que en cualquier otra nación. En un periodo de 25 meses, Bernard identificó 82 casos de arresto o enjuiciamiento a través de los informes publicados en los medios de comunicación (probablemente haya más casos no registrados).

Algo más de la mitad de los casos se produjeron en ocho estados, todos los cuales contaban con una ley específica anti-VIH: Arkansas, Florida, Illinois, Michigan, Missouri, Ohio, Carolina del Sur y Tennessee. Además, tres cuartas partes de los casos se produjeron en los 25 estados que cuentan con una legislación anti-VIH específica.

Los hombres fueron cuatro veces más propensos a ser enjuiciados que las mujeres.

La cuarta parte (21 de 82) de todos los casos registrados implicaron actividades que no suponen un riesgo de trasmisión del virus: escupir (10), morder (9) y arañar (2).

La mitad de los casos implicaron la realización de sexo sin protección sin que se hubiera revelado el estado serológico, aunque presuntamente no se produjo la transmisión del VIH.

Las leyes específicas  para el VIH y los precedentes legales provenientes de épocas anteriores de esta epidemia “reflejan un pánico moral y una escasa comprensión de los riesgos de transmisión del virus”, comentó Bernard. Una persona puede ser condenada sin que se demuestre su intención de transmitir el VIH, sin demostrar que se comportó de un modo que supusiera un riesgo significativo de daño o sin que se produjera realmente la transmisión.

Como se señaló más arriba, Michigan es uno de los estados donde se llevan a cabo más enjuiciamientos por estas cuestiones. Según su legislación, las personas con VIH están obligadas a revelar su estado serológico antes de proceder a cualquier tipo de contacto sexual.

Se espera que la persona comunique que tiene el VIH antes de las relaciones sexuales “o cualquier otra inserción, por pequeña que sea, de cualquier parte de su cuerpo  o de cualquier objeto en los orificios genitales o anales de otra persona”. Esto incluiría hasta la penetración con el dedo o el uso de un juguete sexual.

Carol Galletly informó de un estudio con 384 personas con VIH que vivían en Michigan (aunque no se describieron completamente los métodos de inscripción ni las características demográficas de los participantes). Tres cuartas partes de los encuestados eran conscientes de esa ley.

La ponente pretendía comprobar si la existencia de la misma tenía algún impacto sobre el comportamiento de los encuestados. Las personas que sabían de la existencia de la ley no fueron más propensas a revelar su estado serológico al VIH a sus parejas sexuales. Además, no fueron menos propensas a mantener relaciones sexuales de riesgo.

Por otro lado, aproximadamente la mitad de los participantes creían que la ley hacía que fuera más probable que las personas con VIH revelaran su estado serológico a sus parejas sexuales. Hubo una relación entre tener esta creencia y el hecho de revelar su propio estado serológico a sus parejas.  

De hecho, la mayoría de los participantes apoyaban la ley. Las personas que Gallety calificó como posiblemente marginadas fueron más propensas a respaldarla: mujeres, personas de raza distinta a la blanca, personas con menor nivel educativo y personas con menores ingresos.

Referencias: James R et al. If there is no risk and no harm there should be no crime. Legal, evidential and procedural approaches to reducing unwarranted prosecutions of people with HIV for exposure and transmission. XVIII International AIDS Conference, abstract THAF0205, Vienna, 2010.

Bernard EJ. Kafkaesque: a critical analysis of US HIV non-disclosure, exposure and transmission cases, 2007-2009. XVIII International AIDS Conference, abstract THPE1016, Vienna, 2010.

Galletly C et al. A quantitative study of the impact of a US state criminal HIV disclosure law on state residents living with HIV. XVIII International AIDS Conference, abstract THLBF101, Vienna, 2010.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD