Un pequeño número de personas con VIH resistente a fármacos practica sexo sin protección

Michael Carter

Algo más de la cuarta parte de las personas con VIH que mantuvieron sexo sin protección con parejas que no tenían VIH o bien su estado serológico al VIH era desconocido, tenían virus resistente a fármacos, según un estudio realizado por un grupo de investigadores de EE UU y Canadá.

Sin embargo, los autores también descubrieron que la inmensa mayoría del sexo sin protección entre personas con virus resistentes y parejas sin VIH o de estatus al VIH desconocido se redujo a tres personas de la cohorte. En el estudio publicado en la red en eJournal of the International AIDS Society, el grupo de investigadores del estudio OPTIONS, que examinó los comportamiento de riesgo de transmisión del VIH de personas que reciben atención médica para el VIH, descubrió que el 28% del sexo sin protección declarado en el estudio implicó a personas con virus resistente.
 
En EE UU, Canadá y otros países en donde existe acceso a la terapia antirretroviral, el número de infecciones por VIH que implican resistencia primaria a fármacos ha aumentado. Se cree que entre el 10-15% de todos los nuevos casos de VIH en EE UU y Canadá implican resistencia primaria a fármacos y en Reino Unido y en otros de los países más ricos se ha observado una tasa similar de resistencia primaria. La ampliación del uso de la terapia y los continuos comportamientos de riesgo en los que están implicadas personas con VIH proporcionan la base para la transmisión del virus resistente.
 
El grupo de investigadores de EE UU y Canadá examinó el comportamiento sexual de 393 pacientes con o sin VIH resistente a fármacos y comprobó si existieron factores relacionados con el sexo sin protección mientras se tiene VIH resistente a fármacos. Las personas fueron inscritas en el estudio durante dos años entre 2000 y 2003 y a intervalos de seis meses completaron cuestionarios sobre su comportamiento sexual en los tres meses previos.
 
La definición de sexo sin protección fue bastante amplia ya que incluyó no sólo sexo anal o vaginal sin condón, sino también sexo oral sin uso de condones. No se dispone del número de casos de sexo oral sin protección, que implica un riesgo mucho menor de transmisión del VIH que el sexo sin protección con penetración. Por consiguiente, los hallazgos del grupo de investigadores deberían ser tratados con cierta cautela. La población del estudio fue principalmente heterosexual (79%), con un 44% de mujeres y un 11% de hombres que adquirieron el VIH por mantener prácticas sexuales con otros hombres.
 
Aproximadamente dos tercios de las personas (250) declararon actividad sexual durante el curso del estudio y de estas 250 personas, 112 (45%) declararon sexo sin protección. Se registraron algo menos de 3.500 eventos de riesgo que implicaron a 354 parejas.
 
A continuación, el grupo de investigadores examinó el riesgo de transmisión del VIH como consecuencia de estos episodios de sexo sin protección. De los 112 pacientes que realizaron sexo sin protección, 60 (54%) tenían una carga viral en plasma superior a 1.500 copias/ml. Se cree que este es el límite inferior necesario para que exista un riesgo significativo de transmisión del VIH. La mediana de la carga viral entre estas personas fue de 27.000 copias/ml.
 
Después se dirigió la atención al sexo sin protección de personas con VIH resistente a fármacos. De los 112 pacientes que declararon algún tipo de práctica sexual sin protección, 35 (31%) presentaron  resistencia a los fármacos anti-VIH  La mayoría de las personas (24) tenían virus con resistencia a una familia de fármacos antirretrovirales, pero en 13 casos presentó resistencia a dos familias y el virus de dos pacientes tenía resistencia a tres familias. La mediana de la carga viral en plasma de los pacientes con VIH resistente a fármacos fue de 14.000 copias/ml, bastante por encima del umbral necesario para un riesgo de transmisión del VIH.
 
Los autores estimaron que 73 personas estuvieron expuestas a virus resistentes a fármacos, y de ellas 58 no tenían VIH o su estado al VIH era desconocido.
 
Un pequeño número de personas con VIH resistente a fármacos parece haber sido responsable de la mayoría de los casos de sexo sin protección con parejas sin VIH o parejas cuyo estado al VIH era desconocido. Los autores calcularon que sólo tres personas fueron responsables del 85% de dichos episodios.
 
“Los resultados de este estudio apoyan el desarrollo, prueba y desarrollo de estrategias orientadas a la prevención y reducción de riesgos”, concluye el grupo de investigadores. La provisión de tales intervenciones en un entorno clínico puede, según sugieren los autores del estudio, verse facilitada por “los frecuentes contactos y las relaciones de confianza que se producen entre los médicos y sus pacientes”.
 
Referencia: Kozal MJ et al. A population-based and longitudinal study of sexual behaviour and multidrug-resistant HIV among patients in a clinical setting. eJournal of the International AIDS Society 8: 72.
 
Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD