La presencia de síntomas está relacionada con un mayor riesgo de rebote de la carga viral en pacientes que toman TARV

Michael Carter

Mostrar una gran cantidad de síntomas físicos y psicológicos está asociado con un mayor riesgo de experimentar un rebote de la carga viral a niveles detectables en pacientes que reciben terapia antirretroviral (TARV), según indica un equipo de investigadores del Reino Unido en la edición digital de la revista Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes.

El grupo de investigadores, del Hospital Royal Free de Londres, señaló: "Los síntomas físicos y psicológicos fueron habituales y se encontraron entre los factores de predicción más sólidos de un posible rebote viral".

La investigación de los factores relacionados con la eficacia virológica del tratamiento del VIH se ha centrado de forma abrumadora en aspectos tales como la potencia de los fármacos o el nivel de adhesión de los pacientes.

Se ha prestado poca atención a la contribución que tiene la percepción del paciente acerca de la salud en los resultados del tratamiento. Esto es así a pesar de que gran número de personas que toman terapia antirretroviral declaran presentar síntomas indicativos de un malestar físico o psicológico.

En consecuencia, los autores utilizaron la información obtenida de los cuestionarios autocompletados para ver si la presencia, cantidad y gravedad de los síntomas físicos y psicológicos servían para predecir aumentos en la viremia en pacientes que recibían TARV y que tenían una carga viral indetectable.

La investigación contó con 188 pacientes, todos los cuales fueron sometidos a terapia anti-VIH y presentaron una carga viral indetectable en el momento de completar el cuestionario en 2005.

El cuestionario incluyó preguntas sobre la presencia y gravedad de los síntomas agrupados en seis áreas:

  • Malestar físico.
  • Malestar psicológico.
  • Malestar general.
  • Número total de síntomas.
  • Ansiedad o depresión.
  • Pensamientos suicidas.

Los síntomas fueron puntuados atendiendo al nivel de malestar provocado: Partiendo de 0,8 (‘nada en absoluto’) a 4,0 (‘mucho’).

En general, las calificaciones de malestar fueron bajas, lo sugiere que los síntomas sólo provocaron angustia de forma ocasional. La mediana en el número de síntomas declarados por los pacientes fue de once.

No obstante, el 48% de las personas declararon sufrir depresión y el 27%, haber pensado en el suicidio durante la semana anterior, mientras que un 4% afirmaron que esos pensamientos eran constantes.

Los investigadores indicaron que los pacientes que afirmaron padecer síntomas físicos también tendieron a informar de síntomas psicológicos. Cerca del 60% de los participantes que dijeron presentar síntomas físicos que causaron "algo" de malestar, igualmente expresaron que sufrían síntomas psicológicos "con frecuencia", y el 64% de estas personas declararon tener depresión.

A lo largo de una mediana de 2,2 años de seguimiento, un total de 22 pacientes experimentaron un rebote de su carga viral por encima de 200 copias/mL y otras 46 personas tuvieron un repunte temporal (blip) de la viremia superior a 50 copias/mL.

Los pacientes que informaron de malestar relacionado con síntomas fueron cinco veces más propensos a experimentar un rebote de su carga viral que los que tuvieron una calificación de los síntomas más baja.

A continuación, el equipo de investigadores tuvo en cuenta posibles factores de confusión, como puede ser el nivel de adhesión a la terapia antirretroviral.

Estos análisis evidenciaron que los síntomas responsables del malestar físico (p= 0,022), el número total de síntomas (p= 0,19), la ansiedad y la depresión (p= 0,043) y los pensamientos suicidas (p= 0,028) siguieron estado relacionados de forma significativa con un rebote de la carga viral por encima de 50 copias/mL.

El número total de síntomas (p= 0,042) y la ansiedad y la depresión (p= 0,011) estuvieron asociados con rebotes de la carga viral superiores a 200 copias/mL.

"En este estudio, la calificación de los síntomas físicos constituyó un factor de predicción del rebote viral y estuvo muy correlacionada con las mediciones psicológicas, lo que sugiere que los síntomas físicos puede ocasionar depresión o ansiedad, o constituir manifestaciones del malestar psicológico", escriben los autores.

Los investigadores sugieren que los síntomas pueden servir de predicción sobre una futura falta de adhesión. Sin embargo, también apuntan que "las medidas de ansiedad y depresión se han vinculado con la inmunidad mediada por células en personas infectadas por VIH".

El preguntar a los pacientes sobre la presencia de síntomas "puede ser útil para identificar los casos en que exista un riesgo de fracaso del tratamiento en el futuro, y quizá ofrezca una oportunidad no sólo para evaluar el nivel de adhesión, sino también para llevar a cabo unas intervenciones médicas o psicológicas adecuadas que permitan abordar los síntomas físicos y el malestar psicológico", concluyen los responsables del estudio.

Referencia: Lampe FC, et al. Physical and psychological symptoms and risk of virologic rebound among patients with virologic suppression on antiretroviral therapy. J Acquire Immune Defic Syndr (online edition), 2010.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

Redes sociales

¿No quieres perderte nada?
Síguenos en todas las redes

Gilead
Janssen
MSD
ViiV
Gilead
Janssen
MSD
ViiV Healthcare
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Abbvie
Gilead
MSD